logo
Un hombre y una niña caminando con comestibles. | Foto: Getty Images | Shutterstock
Fuente: Un hombre y una niña caminando con comestibles. | Foto: Getty Images | Shutterstock

Empleado ayuda a niña a llevar la pesada compra a su casa y se entera de que celebrará la Navidad sola - Historia del día

Los padres de Natalie trabajaban lejos de casa y ella solo anhelaba pasar la Navidad con ellos. Después de pedirle un deseo a Santa y con la ayuda de un cajero de supermercado, su sueño se hizo realidad.

Publicidad

Julián fue criado en un hogar humilde por padres que trabajaban como funcionarios de bajo rango. Tenía aspiraciones de ir a la universidad, pero sus padres no podían pagar sus estudios.

Entonces, se mudó de casa y consiguió un trabajo como cajero en una tienda de comestibles para ahorrar lo poco que podía para la universidad. La incapacidad de sus padres para invertir en sus sueños provocó una ruptura entre ellos.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Julián no entendía que honestamente no podían permitírselo y se sentía resentido con ellos por su falta de fe en él. Recurrió a vivir solo y abrirse camino por su cuenta.

Si bien extrañaba a sus padres, lo que realmente le rompía el corazón era no ver a su hermana menor, a quien adoraba. Habían pasado un par de años desde que se había ido de casa, y como la Navidad estaba a la vuelta de la esquina, había comenzado a extrañarlos.

Lee más: Anciana celebra la Navidad sola porque sus hijos se enteraron de que trabaja limpiando - Historia del día

Un día, mientras trabajaba, notó que a una niña, Natalie, le estaba costando llevar unas bolsas llenas con una gran cantidad de alimentos.

Publicidad

La pequeña tenía diez años, más o menos la misma edad que la hermana de Julián. Él la había visto a menudo comprando comestibles sola, pero nunca se había molestado en preguntar por qué siempre estaba haciendo las compras por su cuenta.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Mientras observaba a la pequeña mover las bolsas de comestibles, algo dentro de él lo instó a ayudarla. Lo sentía por ella y no podía ignorar su gran parecido con su hermana. Le dijo a su gerente que se iba a tomar un descanso y salió corriendo a ayudarla.

“¡Oye! ¿Necesitas ayuda?”, gritó él, corriendo hacia Natalie.

“¡Muchas gracias!”, dijo la niña con gracia. Julián agarró las bolsas y caminaron hasta su casa.

“Te veo venir a la tienda a menudo. ¿Cuál es tu nombre?”, preguntó el joven.

“Yo también te he visto. Me llamo Natalie”, dijo.

Publicidad

“Ah, bueno. Es un placer conocerte. Soy Julián. Sabes, tengo una hermana pequeña de tu edad”, dijo él con una sonrisa amistosa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

“Ah, qué bien. ¿Dónde está ella? Tal vez podríamos jugar juntas”, dijo Natalie.

“Eso estaría bien. Pero ella no está conmigo, vive en casa con mis padres”, dijo el joven antes de hacer una larga pausa. Luego, finalmente preguntó: “¿Dónde están tus padres, Natalie? Es un poco inusual que una niña pequeña como tú se encargue de esta responsabilidad sola”.

“Ellos no están. Pero a veces los veo”, dijo Natalie mientras abría la puerta de su casa. Cuando entraron, Julián se sorprendió de que la niña pareciera estar completamente sola.

“Cuando dices que no están... ¿Qué quieres decir? ¿Dónde están?”, preguntó el joven, preocupado mientras observaba a Natalie desempacar las compras.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

El lugar parecía un desastre. Estaba claro que no había supervisión adulta en la casa de la niña, al menos no recientemente.

Publicidad

“Trabajan en una granja en las afueras de la ciudad, a unos 200 kilómetros de aquí. No tienen auto, así que estoy sola la mayor parte del tiempo”, dijo Natalie abatida.

“Oh”, suspiró Julián, sintiendo pena por la chica.

“Todo bien. Mi vecina me cuida. Pero no podrá acompañarme esta Navidad porque viene su familia. Estaré sola”, dijo la niña, descorazonada.

“Lamento escuchar eso”, respondió el joven.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

“¡Yo no! ¿Crees en los milagros navideños?”, preguntó Natalie con alegría, su estado de ánimo había cambiado abruptamente.

“Uhm... Honestamente, Natalie. No sé si creo en milagros”, confesó Julián.

Lee también: Anciana celebra su cumpleaños 80 sola en geriátrico: ninguno de sus hijos va a visitarla - Historia del día

“Bueno, yo sí. Creo que estaré con mi familia en Navidad. ¡Los milagros navideños suceden, Julián! Le pedí a Santa pasar la Navidad con mis padres, así que les prepararé una cena hermosa”, dijo Natalie, señalando las bolsas de la compra.

Las palabras de la niña conmovieron a Julián. La vida le había enseñado que los milagros no ocurren simplemente. Necesitas labrar tu propio camino. Si todo fuera como uno lo desea, ya estaría en la universidad.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Julián se fue de la casa de Natalie, y en toda la noche no pudo sacársela de la cabeza. Sentía pena por la niña y deseaba profundamente ayudarla, pero no sabía cómo.

Publicidad

Al día siguiente fue a la casa de la pequeña después del trabajo para ver cómo estaba. Preguntó más sobre sus padres y ella le dijo dónde trabajaban. Él conocía el lugar. Algunos de los proveedores locales eran de la misma finca.

Supuso que conversaría con su gerente y trataría de encontrar una manera de comunicarse con los padres de Natalie. Al día siguiente, le pidió a su jefe que le prestara su camioneta para poder hablar con los padres de la niña.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Julián pudo persuadir a su gerente prometiéndole que regresaría con los suministros de frutas y verduras de esta semana, lo que finalmente reduciría los costos del negocio. Su gerente estuvo de acuerdo y al día siguiente se dirigía a la finca.

Después de hablar con el proveedor de la tienda y el dueño de la finca, pudo localizar a los padres de Natalie. Les dijo que tenía transporte para llevarlos a casa para Navidad.

Le explicaron que por mucho que quisieran no podían ir. Estarían trabajando el día de Navidad y su jefe no los dejaba salir.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

En este punto, Julián comenzó a perder la esperanza. Era Nochebuena, y esta era su única oportunidad. Mientras estaba sentado en la camioneta, listo para conducir de regreso a casa, pensó en Natalie y luego en su hermana.

Entonces se dio cuenta de que estaba demasiado cerca para darse por vencido ahora. Si los milagros navideños realmente existían, este era el momento de averiguarlo.

Llamó a su gerente y le preguntó si podía usar la camioneta nuevamente la siguiente semana. Este le dijo que sus negocios no estarían operativos durante la temporada navideña, por lo que Julián podía usarla.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

El joven convenció al dueño de la finca para que permitiera que los padres de Natalie estuvieran libres durante la Navidad. Hizo un trato con él, asegurándole que haría las entregas de la siguiente semana gratis si los padres de la niña no trabajaban el día de Navidad.

Los padres de Natalie estaban encantados de saber que estarían todos juntos en esa fecha. Inmediatamente, hicieron sus maletas, se despidieron y se pusieron en camino.

Al día siguiente, la niña se despertó y encontró un árbol de Navidad con regalos. Ella no entendía lo que estaba pasando e inmediatamente comenzó a desenvolver los obsequios. Vio una nota que decía: “De mamá, papá y tu Papá Noel secreto”.

Publicidad

De repente, sus padres salieron de detrás de la pared de la cocina cantando villancicos. Natalie estaba encantada de ver a sus papás.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

“¡Lo lograste! ¡Gracias, Santa!”, dijo la pequeña, entre lágrimas mientras se apresuraba a abrazarlos.

“Te extrañábamos mucho, hija. Afortunadamente, tienes tu propio Papá Noel personal que hizo todo esto posible. Y él se unirá a nosotros para el almuerzo de Navidad hoy”, dijo el papá de Natalie, señalando hacia la puerta.

“¿Mi Papá Noel personal?”, preguntó la niña, completamente confundida. En ese momento, Julián entró vestido con un disfraz de Santa.

“¡Julián!”, gritó Natalie, corriendo para abrazarlo.

Ese día todos pasaron la Navidad juntos. El momento fue tan conmovedor para Julián que, al final de la noche, se comunicó con su familia e hizo planes para verlos en las siguientes semanas.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Los milagros ocurren: Julián no solo pudo hacer que sucediera un milagro para Natalie. Ayudar a la niña lo ayudó a arreglar su propia relación con su familia.

  • No te rindas nunca: Julián se enfrentó a una serie de obstáculos en su intento de hacer realidad el sueño de Natalie. Sin embargo, su resiliencia lo ayudó a cumplir su misión.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Señora celebró la Pascua sola porque su hijo se enteró de que lava platos en una cafetería - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

"Ella es bonita, no como yo", llora niña discapacitada mirando una muñeca: su ídolo la convence de lo contrario - Historia del día

26 de noviembre de 2022

Niños eligen pasar la Navidad con su abuelo pobre en lugar de con su madre millonaria - Historia del día

13 de enero de 2023

Gasté mi dinero en salvar a un niño y tengo que decirle a mi hija que no tendrá regalos de cumpleaños este año - Historia del día

08 de octubre de 2022

Huérfano rico visita a su familia adoptiva 10 años después de mudarse: halla casa en ruinas allí - Historia del día

05 de diciembre de 2022

Anciana saca a los gemelos de la playa, entra en la casa de la madre y la encuentra tirada en el suelo - Historia del día

21 de octubre de 2022

Hace 13 años fue la última vez que vi a mi hija, hoy recibí una carta de Navidad de ella - Mi Historia

16 de enero de 2023

Indigente va de puerta en puerta en busca de los padres de niña perdida: recibe segunda oportunidad en la vida como recompensa - Historia del día

28 de septiembre de 2022

Dueño del cine permite que entren indigentes para mantenerse calientes por la noche: ve allí al hijo que una vez lo dejó - Historia del día

10 de enero de 2023

Pobre estudiante le lleva comida a vecino anciano: el hombre lo ayuda a obtener una beca como recompensa - Historia del día

26 de septiembre de 2022

Mujer mayor compra comida para dos niños perdidos: los devuelve a casa y ve su foto en el dormitorio de ellos - Historia del día

02 de octubre de 2022

Gemelas reciben vieja mesa de hockey de su padre viudo por Navidad: años después eso ayuda a salvar su vida - Historia Retro

16 de enero de 2023

Indigente repara el techo de una anciana abandonada por su hijo: ella le cumple el sueño de su infancia a cambio - Historia del día

04 de octubre de 2022

Marido prepara la cena de su esposa tras turno de 14 horas como enfermera: el director del hospital lo visita al otro día - Historia del día

29 de noviembre de 2022

Niño ayuda a su mamá barrendera a diario: ve a sus compañeros de clase con escobas y rastrillos en su porche un día - Historia del día

04 de diciembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited