logo
Cajera de automercado | Foto: Getty Images
Cajera de automercado | Foto: Getty Images

Cajera se entera de que es dueña de negocio de $3.8 millones tras descubrir herencia a su nombre - Historia del día

Mayra Pérez
31 ene 2023
10:00

Una inusual carta permitió que una cajera descubriera un secreto que le habían ocultado durante años y así pudo recibir una herencia inesperada.

Publicidad

Gregorio cerró con llave la puerta de la pequeña tienda de la esquina donde había trabajado como cajero durante los últimos veinte años. Su abrigo era demasiado viejo y delgado para quitar el frío de las calles.

Sin embargo, el hombre sonreía feliz. Había sido otro gran día de trabajo. Su exesposa y madre de su hija nunca había entendido cómo él encontraba satisfacción sirviendo mesas.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Eventualmente, los había abandonado a él y a su hija Linda. No podía soportar lo que para ella era una falta de ambición.

Linda estaba de pie en el vestíbulo del edificio donde vivía con su padre cuando él entró. Ella había comenzado a trabajar como cajera recientemente y todavía usaba su uniforme. En una mano, sostenía una carta.

Publicidad

"¿Qué tienes ahí, Linda?", preguntó Gregorio mientras se acercaba a ella.

Linda levantó la vista, sobresaltada. "Estoy demasiado asustada para abrirla", dijo, sosteniendo una carta en sus manos.

Gregorio frunció el ceño y tomó el sobre. El nombre de una práctica legal estaba impreso en él.

"¿Por qué un abogado me contactaría?", preguntó su hija.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Su padre se encogió de hombros. Abrió el sobre y revisó los papeles dentro. Se quedó boquiabierto y sus dedos comenzaron a temblar mientras leía.

"Es malo, ¿no?".

Publicidad

"Es extraño. Según esta carta, alguien te ha dejado un negocio y vale casi cuatro millones de dólares".

"¡¿Qué?!", Linda arrebató la carta de las manos de su padre. "Tiene que ser una estafa".

"Hay una manera fácil de averiguarlo". Gregorio se inclinó para indicar el número de teléfono del abogado en el membrete.

Linda llamó al abogado y arregló una reunión para el día siguiente. Gregorio la acompañó.

"Esto tiene que ser un error", le dijo Linda al abogado cuando entraron a su oficina.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

"No conozco a nadie que me pudiera dejar un negocio".

Publicidad

El abogado negó con la cabeza. "No hay error, señorita. Mi cliente, el señor Mateo, fue muy meticuloso en sus instrucciones".

Gregorio sintió como si lo hubieran electrocutado. "Por favor, repita el nombre".

"Mateo".

Gregorio entendió todo entonces. Agachó la cabeza y se echó a llorar.

Unos meses antes…

Mateo se estremeció de ansiedad cuando se acercó al cajero. Dejó el paquete de chicles y miró fijamente al hombre que hacía el registro. La etiqueta con su nombre en su pecho decía 'Gregorio'. Era el hombre correcto.

"¿Señor? ¿Está bien?".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

"Bien". Mateo se dio cuenta de que se había distraído y le entregó al cajero un billete de cinco dólares. "Pero necesito hablar contigo. Se trata de Linda".

El hombre miró bruscamente al cliente que acababa de pronunciar el nombre de su hija. "¿Está en algún tipo de problema?".

Mateo negó con la cabeza. "¿Tienes unos minutos, por favor?".

Acordaron encontrarse en un restaurante cercano, durante el siguiente descanso de Gregorio. Mientras Mateo esperaba, pensó en las revelaciones que lo habían llevado a este punto.

Unos días antes, había estado conversando acerca de su enfermedad terminal con un amigo cercano, Jeremy. Lamentaba no tener herederos a quienes dejar su negocio de restaurante.

Entonces Jeremy le lanzó una bomba: Mateo tenía una hija de la que no sabía nada. Su exnovia le había ocultado su embarazo y el bebé fue dado en adopción.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Casi de inmediato, Mateo contrató a un detective para localizarla. Días después, finalmente se sentó con Gregorio, el hombre que había adoptado a su hija biológica, y le contó todo. Luego le hizo la pregunta que le rondaba por la cabeza:

"¿Linda sabe que es adoptada?".

"No, y no puede decírselo, señor". Gregorio lo miró suplicante. "Mi esposa me dejó y no puedo perder a Linda también. Por favor, no me la quites".

Mateo estaba desgarrado. Quería conocer a su hija, pero no quería causarle problemas al hombre que la había criado. Tampoco quería alterar la vida de Linda presentándose cuando solo le quedaban unos meses de vida.

"¿Cómo es ella?", preguntó Mateo. "¿Es una buena persona?".

Gregorio sonrió. "Es una persona increíble. Es amable y trata a todos por igual".

Mateo asintió. Estaba empezando a tener una idea.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Al día siguiente, se vistió con ropas muy gastadas y de poca calidad y fue a la tienda donde Linda trabajaba como cajera. Llevó algunos alimentos esenciales a su caja y esperó mientras ella los registraba.

"Lo siento, señorita", dijo una vez que ella le dijo el costo. "No puedo pagar todo eso. Solo tengo diez dólares".

"No se preocupe, señor", le dijo Linda con una dulce sonrisa. "Yo cubriré el resto".

Mateo salió de la tienda y regresó una semana después. Esta vez, vestía su mejor traje. Eligió varios de los artículos más caros de la tienda y nuevamente fue a la caja de Linda.

"Quítate del camino", gritó Mateo mientras se abría paso hasta el principio de la fila. "Tengo prisa y necesito que me atiendas de inmediato".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Dejó sus compras frente a Linda y agitó las manos hacia ella. "Date prisa, jovencita, Tengo una reunión importante a la que asistir".

"Entonces tendrá que decirles que se retrasará". Linda empujó sus compras a un lado e hizo un gesto a la mujer detrás de él. "Usted es la siguiente, señora".

"¡Necesito que me atiendas primero!", exclamó Mateo.

"Lo lamento, señor. No permito que nadie se ponga al frente de la fila, sin importar cuán importante piense que es".

Mateo sonrió de oreja a oreja. "Me alegro de que hayas dicho eso".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Cogió un ramo de lirios amarillos y puso el dinero en efectivo para cubrir su costo en el mostrador. "Estos son para ti, Linda. Mi nombre es Mateo e hice esto para saber si eras una buena persona".

"Por favor, recuerda mi nombre cuando vuelvas a ver un ramo de lirios amarillos".

En el presente…

"Mateo es el nombre de tu padre biológico, Linda", dijo Gregorio. "Eres adoptada".

"¿Por qué nunca me lo dijeron?".

"Lo siento mucho. Creíamos que te afectaría descubrir algo así. Luego tu madre se fue y tenía miedo de que me dejaras si sabías que yo no era tu verdadero padre".

Linda lo abrazó. "Yo nunca haría eso, papá".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

El abogado se aclaró la garganta. "Como decía, mi cliente le legó sus tres restaurantes a usted, su única heredera, cuando falleció hace un mes. Cada uno de estos restaurantes vale más de un millón de dólares".

"El señor Mateo dejó otra petición especial. Quería que le diera algo".

El abogado salió de la habitación y pronto regresó con un ramo de lirios amarillos, que le regaló a Linda.

Linda acunó las flores en sus brazos. "Ahora recuerdo". Se volvió hacia Gregorio. "Él entró en mi tienda una vez y me pidió que recordara su nombre cuando viera lirios amarillos".

Gregorio puso con suavidad una mano sobre el hombro de Linda. "Seguro que estaba muy orgulloso de ti, Linda, y lo seguirá estando desde el cielo".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Todas las personas por igual merecen ser tratadas con respeto y amabilidad: Mateo se animó a dejar su negocio a Linda cuando vio que era una buena persona y no hacía diferencias entre sus clientes y era muy amable con ellos.
  • La felicidad está en las cosas pequeñas de la vida: Gregorio y Linda eran felices trabajando como cajeros y disfrutaban de ganarse la vida atendiendo al público.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Vendedora desprecia a cliente pobre en tienda de lujo - Historia del día

22 de enero de 2024

Vendedora desprecia a cliente pobre en una tienda de lujo - Historia del día

23 de enero de 2024

"Hay algo dentro": Chico llora tras sentarse en el viejo sofá que le dejó su abuela - Historia del día

23 de enero de 2024

Mi difunta madre dejó herencia de $5 millones a mi avaricioso hermano y mis tías y yo sólo recibí un sobre con una dirección

10 de enero de 2024

Hombre pierde a hija de 6 años en parque de atracciones sin saber que su nueva esposa le ocultó los detalles de la tragedia - Historia del día

06 de marzo de 2024

Un millonario me ofreció $1 millón para pasar la noche con mi esposa - Historia del día

17 de enero de 2024

Criada roba corazón a millonario días antes de su boda - Historia del día

22 de enero de 2024

Huésped de hotel queda boquiabierto al encontrar a un bebé con una nota en su maleta - Historia del día

21 de noviembre de 2023

Mi difunta madre dejó como herencia sólo 1 dólar a cada uno de mis tres hermanos, mientras que yo sólo recibí una carta

29 de febrero de 2024

Policía falso detiene a mujer pobre sin saber quién es ella en realidad

23 de enero de 2024

Un maravilloso regalo de aniversario del esposo de una mujer le trajo a ella terribles consecuencias

18 de enero de 2024

Ladrón intenta robar a rico empresario y termina salvándole la vida - Historia del día

22 de enero de 2024

36 trabajadores de comercios comparten las formas más descabelladas en que clientes han intentado estafar a sus negocios

06 de febrero de 2024

Mujer negra es inculpada por robo en una joyería - Historia del día

25 de enero de 2024