logo
Pijama dentro de una cuna. | Fuente: flickr.com/cezzie901 (CC BY 2.0) Shutterstock
Pijama dentro de una cuna. | Fuente: flickr.com/cezzie901 (CC BY 2.0) Shutterstock

A madre soltera se le arruga el corazón cuando encuentra un pijama en la cuna en vez de a su bebé - Historia del día

Vanessa Guzmán
24 feb 2023
03:00

Cuando Britney se despierta en medio de la noche para encontrar a su bebé, Nathan, que no está en su cuna, inmediatamente entra en pánico. Con solo el pijama de si hijo en el lugar, la madre temió que su peor pesadilla se hubiera hecho realidad.

Publicidad

Britney nunca pensó que su vida sería así. Pensó que estaría planeando tener un segundo hijo con su ahora exmarido, Karl. Pero las cosas no funcionaron para la joven pareja, y meses de discusiones sin parar finalmente llevaron a un divorcio.

Ella era una mujer de negocios que trabajaba por cuenta propia y no dependía de nadie, ni siquiera de Karl, para obtener apoyo financiero.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"El hecho de que pagues las cuentas no significa que puedas impedirme ver a mi hijo", le dijo Karl durante el proceso de custodia.

La gente comenzó a hacerle preguntas incómodas a Britney después del divorcio, pero ella no aceptaba nada. A sus ojos, Britney podía manejar sola el peso de criar a Nathan y estaba decidida a demostrar que todos estaban equivocados. Una verdad que no quería admitir era que en realidad estaba tratando de probarse algo a sí misma.

Publicidad

Este es mi hijo, y sabrá que solo necesita a su madre, pensó Britney.

Parte del acuerdo de custodia significaba que Britney tendría que contratar a un asistente de tiempo completo para administrar el negocio mientras tomaba la licencia por maternidad. Britney se puso ansiosa estando a solas en la casa con Nathan porque si algo sucedía, ella estaría esencialmente indefensa. Sin mencionar sus extraños patrones de sueño.

"Es la cosa más loca, Britney. Duermes como un cadáver. Cuando eras niña, a veces nos preocupábamos si estabas inconsciente cuando ni siquiera te estremecías en tu siesta con los ruidos más fuertes. Te quedabas profundamente dormida", solía decir la madre de Britney, Daisy.

Britney decidió invertir en un monitor para bebés de la más alta calidad para que, si Nathan comenzaba a llorar, la alertara de inmediato. Sus preocupaciones aún crecían, junto con su insomnio en desarrollo y hábitos de sueño aún más impredecibles.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Se dormía tarde en la noche y se despertaba solo un par de horas después, temiendo que algo le pasara a su hijo. Pero cuando ella lo revisaba, estaba durmiendo pacíficamente sin motivo de preocupación. Cuando vio a su amiga, Natasha, para almorzar un día, tenía bolsas visibles debajo de los ojos.

"Sé lo que vas a decir, pero no te preocupes por mí. Estoy bien. Todo está bien", dijo Britney.

"Sí, bueno. Lo voy a decir de todos modos. Estoy preocupada por ti, Britney. Está claro que no estás durmiendo, ¿de acuerdo? Solo creo que todo sucedió rápido y deberías llamarlo", dijo Natasha.

"¡¿Por qué todo el mundo sigue diciendo eso?! Karl esto, Karl aquello. ¡Como si Karl fuera un caballero de brillante armadura! Soy la madre de Nathan y soy más que capaz de cuidarlo yo sola", respondió Britney.

Natasha suspiró, no queriendo molestar a su amiga.

"Está bien, lo que sea que te ayude a dormir por la noche. Pero hay algo que no me estás diciendo. No presionaré más. Solo quiero que sepas que estoy aquí para ti", dijo Natasha.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Unos días después, Britney se despertó en medio de la noche con el sonido de la risa de un niño. Se esforzó para levantarse de la cama, se acercó a la cuna de Nathan y, en la oscuridad, pudo verlo claramente durmiendo.

Se dijo a sí misma que debe haber sido solo un sueño antes de volver a dormir. Se aseguró de no encender la luz para no despertar a Nathan. Britney había estado tratando de no dejar que la paranoia se apoderara de ella, pero no pudo evitar sentir que algo estaba pasando en su casa.

Ciertos artículos en la habitación de Nathan estaban un poco fuera de lugar. Los juguetes estaban en lugares donde ella no los había dejado cuando lo acostó. Britney temía sonar como una loca si le sacaba el tema a alguien, especialmente porque estaba muy desgastada tratando de cuidarlo sola.

La noche siguiente, Britney volvió a escuchar ruidos provenientes de la habitación de Nathan. Esta vez no supo si se estaba riendo o llorando, así que necesitaba asegurarse. Medio dormida, Britney se dirigió de nuevo a la habitación de Nathan. En su camino, ya no podía escuchar los ruidos. “Déjame encender la luz para asegurarme”, pensó.

Publicidad

Intentó encender y apagar rápidamente las luces para que Nathan no se despertara al ver cómo estaba. Cuando la luz parpadeó por primera vez, pudo ver algo en la cuna, pero no estaba segura.

Britney rápidamente volvió a encender las luces y sus ojos se abrieron como platos. En lugar de ver a Nathan durmiendo en la cuna, solo vio su pijama.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Nathan no estaba en su habitación. Todavía no podía caminar ni ponerse de pie correctamente, por lo que no podría haber ido a ningún lado solo. El corazón de Britney se hundió mientras permanecía congelada en su lugar, con su mano aún en el interruptor de la luz. Su incredulidad rápidamente se convirtió en angustia. Asustada, comenzó a buscar a su bebé por la habitación, intentando encontrar alguna señal de él.

Publicidad

Pasó de estar apenas lúcida a estar completamente alerta mientras tomaba su teléfono de su mesita de noche. Corrió de regreso a la habitación de Nathan, sus ojos moviéndose de un lado a otro mientras marcaba el número de la policía.

"Hola, te has comunicado con el Departamento de Policía. ¿Cómo puedo ayudarte?", preguntó un operador al otro lado de la línea telefónica.

"Sí... Necesito ayuda... Es mi hijo. No puedo... no puedo", expresó, frenéticamente Britney antes de hacer una pausa. Acababa de notar algo en la cuna por el rabillo del ojo.

"Sí, señora, ¿qué hay de su hijo? ¿Está bien? ¿Cómo podemos ayudar?", preguntó el operador.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Britney metió la mano lentamente en la cuna y tomó un botón de la camisa.

"¡Disculpe! Lo siento mucho, no es nada. Yo… lamento haber llamado", respondió Britney antes de colgar el teléfono.

Reconoció el botón de la camisa. Tenía una inscripción personalizada de un sastre local. El mismo sastre donde Britney le había comprado a Karl una camisa de vestir para su cumpleaños unos años antes. Lo que comenzó como confusión rápidamente se convirtió en ira, ya que Britney llamó a Karl. No contestó la primera llamada y Britney dejó un mensaje de voz enojado.

"¡Karl! Será mejor que contestes esta llamada. ¡Sé que tienes a Nathan! Ya te lo dije. No debes verlo. ¡Tráelo de vuelta ahora!", le gritó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Ella comenzó a enviarle mensajes de texto con furia porque no sabía dónde vivía Karl en ese momento.

"¿DÓNDE ESTÁS?".

"¡ESTO NO ES DIVERTIDO, KARL!".

"EN SERIO, COGE EL TELÉFONO O LLÁMAME".

"¿TIENES IDEA DE LO PREOCUPADA QUE ESTABA? ¡Casi presenté un informe de niño perdido!".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Después de numerosos intentos fallidos, Karl finalmente tomó el teléfono. Inmediatamente, Karl comenzó a disculparse profusamente.

"Escucha, Britney. Escucha. Lo siento. ¿Está bien? Solo quería ver a Nathan. Tengo todo el derecho. Los tribunales no te dieron la custodia total, ¿recuerdas eso? Y ahora me has dejado fuera de la vida de mi hijo, ¿y para qué? ¿Tu ego?”, dijo Karl.

Publicidad

"Púdrete, Karl. ¿Qué quieres decir con mi ego?", respondió Britney.

"Oh, claro. Puedes seguir actuando como si no recordaras de qué se trata realmente. Nathan y yo estamos a una cuadra de distancia. Es hora de que hablemos de esto. Porque ahora ha ido demasiado lejos", respondió Karl.

Britney esperó en el jardín delantero y vio a Karl empujando a Nathan en su cochecito, caminando hacia la casa. Britney acostó a Nathan y salió para hablar con Karl, que caminaba hacia arriba y abajo por el camino de entrada.

"Pareces tener mucho que decir, Karl. Entonces, ¿qué tal si te desahogas?", dijo Britney, mientras respiraba profundamente.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Bien. Puedes seguir tratándome como si fuera una especie de villano, pero ambos sabemos de qué se trata esto realmente. Siempre te apoyé con tus sueños. Dejé mi trabajo para poder jugar al amo de casa y cuidar de Nathan. Estaba más que feliz de hacer eso por nosotros...", comenzó Karl.

Britney miró alrededor del jardín con nerviosismo antes de responder: "Está bien, ¿y?".

Karl se acercó un paso más antes de continuar: "Te ocupaste tanto en el trabajo que empezaste a olvidarte de nosotros. Llegaste a casa cada vez más tarde y pasabas cada vez menos tiempo con tu hijo. Te advertí sobre lo que sucedería, Britney, pero no me escuchaste".

Con impaciencia, pero casi como si estuviera tratando de evitar la conversación, Britney respondió: "Ve al grano, Karl".

“Nathan te olvidó, Britney. No te reconocía. Ya no podía recordar tu cara ni tu olor. Lo cargabas y él lloraba. De repente, empezaste a tratarme como si yo fuera el culpable. Pude ver en tus ojos que te dolía profundamente. Pero todavía te amaba, Britney. Es por eso que no dije nada de esto en la corte ni alargué los procedimientos de custodia. Pero me impediste ver a mi hijo. Es casi como si ya no quisieras que me reconociera", exclamó Karl.

Publicidad

Britney trató de mantener su fachada de enojo, pero comenzó a derrumbarse y llorar. Había estado reprimiendo sus sentimientos durante tanto tiempo que había olvidado cuánto se preocupaba Karl por su familia.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Britney recordó cómo criticó a Karl diciéndole que estaba en una mejor posición financiera que él y, por lo tanto, era más adecuada para ser la cuidadora principal de Nathan. Finalmente entendió lo mucho que eso debió dolerle a él. Britney comenzó a llorar mientras confrontaba la verdad de la situación.

Karl se acercó un paso más antes de continuar: "Así que me levanté y recuperé mi antiguo trabajo, pero después del trabajo, todo en lo que podía pensar era en Nathan. Vine después del trabajo y las luces estaban apagadas, pero me di cuenta de que no habías cambiado las cerraduras. Sé que es una locura, pero solo quería pasar tiempo con él, así que comencé a llevarlo a caminar por la noche. Solo paseos rápidos al parque y de regreso. Eso es todo. Mira, si realmente lo quieres, me iré y nunca volveré, pero yo…".

Publicidad

Antes de que Karl pudiera continuar, Britney lo abrazó y comenzó a llorar a mares. Apenas podía respirar, y Karl hizo todo lo posible por calmarla.

"Se sentía como si ya no fuera su madre... ¡Era como si fuera un fantasma!", exclamó mientras luchaba por respirar entre sollozos. "No te vayas. Necesito tu ayuda. Me he vuelto loca aquí sin ti. Cometí un error. Lo siento", continuó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

“Está… está bien. Vamos a resolver esto juntos. Si no por nosotros, entonces por Nathan. Estoy aquí. Nunca quise irme", respondió Karl.

Publicidad

Durante los siguientes meses, Britney y Karl comenzaron a asistir a terapia de pareja para resolver sus problemas. Le pidieron ayuda a la madre de Britney, Daisy, y a sus amigos para que cuidaran a Nathan de vez en cuando para que tanto Britney como Karl pudieran trabajar. Juntos lograron encontrar una relación equilibrada como co-padres, y no mucho después de eso, su romance se reavivó.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • El niño no debe ser un juguete en los asuntos de los padres: Tanto Britney como Karl amaban a su hijo, pero dejaron que sus problemas maritales se interpusieran en sus responsabilidades paternas.
  • Siempre pide ayuda cuando te sientas abrumado: Britney trató de hacer malabarismos siendo una madre soltera y empresaria sin necesitarlo. Contaba con la ayuda de su madre y su amiga Natasha y, lo que es más importante, al padre de Nathan, Karl, quien estaba allí para ayudar.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Esposo de 75 años protege a esposa de unos gángsters, el jefe de la banda se le acerca por la noche - Historia del día

17 de julio de 2023

Pareja lleva 50 años yendo al mismo restaurante todas las semanas, un día el hombre va solo - Historia del día

04 de septiembre de 2023

Niño pobre cumple el último deseo de su vecina de reparar su viejo televisor y encuentra dentro la llave de su nuevo hogar - Historia del día

25 de octubre de 2023

Camarero devuelve sobre con dinero a mamá que lo dejó, ésta encuentra suma mayor que cuando lo perdió - Historia del día

10 de agosto de 2023

Mujer regala a amiga en duelo una perra que perdió a sus dueños para que puedan sobrellevarlo juntas - Historia del día

19 de julio de 2023

Profesor regaña a niño por llegar tarde, al día siguiente llega una anciana al colegio y pide verlo - Historia del día

18 de octubre de 2023

Fraternidad rechaza a chica con síndrome de Down, le ruega que sea su líder un mes después - Historia del día

24 de septiembre de 2023

Enfermera de 68 años recibe invitación para ser dama de honor de niña a la que cuidó en guardería - Historia del día

06 de noviembre de 2023

Mamá se despierta aterrorizada en mitad de la noche porque su bebé no está en la cuna

15 de octubre de 2023

Mujer solitaria que perdió la memoria recibe regalos sin firma cada Navidad, ve a niña de 12 en su porche - Historia del día

22 de octubre de 2023

Mamá encuentra que su recién nacida no está en la cuna, poco después ve un mensaje con foto de la bebé en su teléfono

12 de agosto de 2023

Basurero restaura juguetes para donarlos a refugio de niños, consigue que sus hijos vayan gratis a colegio privado - Historia del día

09 de septiembre de 2023

Empresario cambia su empresa por un refugio de animales para cumplir el sueño de su difunto padre - Historia del día

23 de julio de 2023

Asmático se queda sin inhaladores durante un ataque, recibe la ayuda inesperada de un niño - Historia del día

05 de agosto de 2023