logo
Niña sentada en la calle. | Foto: Shutterstock
Niña sentada en la calle. | Foto: Shutterstock

Hombre rico defiende a niña que mendigaba cerca de tienda y nota que ya había visto sus ojos color esmeralda - Historia del día

Guadalupe Campos
26 may 2023
15:00

Un hombre rico rescata a una pobre niña que mendiga en la puerta de un centro comercial cuando un guardia amenaza con echarla. Sin embargo, cuando consigue verla mejor, se queda perplejo ante sus enormes e inocentes ojos color esmeralda, que reconoce de otro lugar.

Publicidad

El empresario Tyler no podía creer lo que veían sus ojos cuando vio a una niña pidiendo dinero a los transeúntes frente a una tienda del centro de la ciudad. Los guardias la amenazaron, pero ella se negó a marcharse y permaneció sentada en la escalera.

Al final, un guardia la agarró del brazo y empezó a arrastrarla escaleras abajo. La pobre chica empezó a llorar y Tyler no pudo evitar ayudarla.

"¡Disculpe, señor!", gritó al guardia. "¡Por favor, cálmese! Y deje en paz a esa niña".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"¡Mire, hombre!", refunfuñó el guardia al darse la vuelta. "¡No conoce a esta mocosa! Viene aquí todos los días y molesta a todos los que visitan la tienda. Hágame caso y váyase. No pierda el tiempo con ella".

Publicidad

"Está bien, señor", le aseguró Tyler pacientemente. "Yo me ocuparé de ella".

"¡Uf! ¿De verdad? ¿Por qué estás... meh, está bien, ¡haga lo que le parezca! Pero no quiero volver a verla molestando a nadie. ¡Si vuelve a pasar la echaré a patadas!", murmuró mientras se alejaba.

Tyler se arrodilló frente a la niña, que estaba de pie con la cabeza inclinada, sollozando, con el pelo largo esparcido por la cara y la piel tan pálida como si le hubieran chupado toda la sangre del cuerpo.

"¡Hola! Me llamo Tyler. ¿Y tú?"

"Me llamo Sophie", dijo la niña, secándose las lágrimas.

"Sophie, ¿qué haces aquí sola? ¿Dónde están tus padres?"

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Estoy pidiendo dinero. Mi hermanito tiene hambre y mamá está enferma. Papá fue al ángel..."

"Ah, ya veo. No te preocupes, Sophie. Yo te ayudaré". Tyler le sonrió alegremente. "¿Qué tal si te ayudo a comprar algo de comida para tu hermano pequeño y ropa nueva para ti? Tu ropa parece estar sucia. Hay un centro comercial aquí mismo. ¿Quieres venir conmigo?", le preguntó tendiéndole la mano.

Sophie le miró con sus grandes ojos inocentes, se secó las lágrimas y se apartó el pelo que tenía esparcido por la cara, mostrando sus profundos ojos color esmeralda.

No se conoce a la gente por casualidad.

Cuando Tyler vio sus ojos, casi se quedó inmóvil y no pudo apartar la mirada de ella. Se dio cuenta de que había visto esos ojos hacía mucho tiempo, cuando era un recién graduado.

"¿En serio?" preguntó Sophie, cortando sus pensamientos en medio. "¿De verdad me ayudarás?"

"Eh, qué... sí... sí, lo haré".

"Gracias. Eres un encanto, igual que mi mami". respondió Sophie mientras le cogía de la mano y caminaba con él hasta el centro comercial. Tyler le compró ropa y zapatos nuevos, y cositas para su hermano.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Mientras pagaba en la caja, se dio cuenta de que Sophie miraba fijamente a un niño que estaba comiendo helado con sus padres. La forma en que ella lo miraba hizo que Tyler se diera cuenta de que tal vez no había comido en días, si no en semanas.

Así que, después de comprar, la llevó a un restaurante y le pidió una enorme hamburguesa con queso y un batido de chocolate. Sophie se abalanzó sobre la comida en cuanto llegó y Tyler no pudo apartar la mirada de ella, sobre todo de sus ojos.

"¿Dónde vives, Sophie?", le preguntó suavemente mientras ella terminaba de comer. "¿Está cerca de la tienda donde estabas sentada antes?".

"Sí", asintió la chica, sorbiendo la última gota del batido de chocolate.

Publicidad

"Si ya has terminado, ¿nos vamos ya a tu casa? Tu mami debe de estar preocupada".

"¡De acuerdo!", dijo alegremente mientras se ponía en pie.

Tyler la llevó a casa, y cuando vio la ruinosa estructura en la que vivía la familia de Sophie, no pudo evitar sentirse mal por ella.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"Por favor, espera aquí mientras llamo a mamá", dijo, y entró corriendo. "¡Mami! ¡Mami! ¡Mami! ¡Ven!"

Tyler oía su voz cada vez más débil. Pasaron dos minutos antes de que la madre de Sophie saliera del interior, con un pequeño bebé en brazos.

A Tyler se le cayeron las bolsas de la compra de las manos cuando la vio. Parecía frágil y desamparada, pero no era una desconocida para él. Era su primer amor, Anne, que tenía los mismos ojos color esmeralda que Sophie.

Publicidad

"Dios mío, Anne, ¿de verdad eres tú?", gritó, con los ojos desorbitados. "Pensé que te habías mudado al extranjero con tu esposo... Eso es lo que tu casero me dijo..."

"¡Tyler! No puedo creer que estés aquí. ¿Cómo... cómo has encontrado mi casa?", preguntó un poco avergonzada por sus circunstancias.

"¿Qué te ha pasado, Anne? ¿Y por qué está Sophie mendigando por las calles? ¿Tienes idea de dónde la encontré? Estaba sentada en la puerta de una tienda, pidiendo dinero".

"¿Qué? A Anne se le llenaron los ojos de lágrimas. "No lo sabía. Me dijo que salía a jugar".

"Está claro que no es así. Sophie no debería tener que hacer todo eso. ¿Qué ha pasado? ¡Por favor, no te sientas mal y dímelo! Por favor.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Bueno... eh... ¿te importaría entrar? No me encuentro bien, así que no puedo estar de pie mucho tiempo".

"Oh, de acuerdo."

Al entrar, Tyler pudo ver que la casa de Anne necesitaba reparaciones urgentemente. La casa entera tenía una sola habitación, con un pequeño espacio en la esquina compartido a partes iguales por la cocina y una pequeña mesa apilada con platos sucios. Había un colchón mugriento en medio de la habitación, donde supuso que dormían, y un sofá desgastado en otra esquina.

"Es una larga historia, Taylor", comentó Anne, con los ojos llorosos. "Mi esposo y yo nos habíamos mudado al extranjero, pero volvimos al cabo de unos años. Nos mudamos con mis suegros, pero después de que él muriera de un ataque al corazón hace 6 meses, mis suegros me echaron, dejándome sin ningún sitio adonde ir. Trabajé muy duro por mis hijos, lo que afectó a mi salud. Pero no me importaba. Seguí trabajando hasta el punto de estar postrada en cama....En fin, ¿y tú? Creía que te habías ido de la ciudad para cursar estudios superiores".

"Lo había hecho, luego volví para encontrarte. Pero era demasiado tarde... ¡Ya te habías casado!"

Publicidad

"Ah, ya veo. Así que... ¿también tienes mujer e hijos?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¡Claro que no, Anne! ¿Recuerdas que te había prometido que me casaría contigo? No lo he roto. Te estaba esperando... Para ser honesto, estoy dispuesto a cuidar de ti y de tus hijos. He conocido a Sophie, y me encantaría tener una hija como ella."

"Más despacio, Tyler. Necesito algo de tiempo para considerar esto. Sabes, todo pasó tan rápido, y...".

"Tómate tu tiempo, Anne", dijo. "Pero, por favor, no permanezcan aquí más tiempo. Ustedes se vienen conmigo. Sophie merece ir a la escuela y estudiar en vez de mendigar, y tú mereces una vida mejor. No pido nada precipitado; hay tiempo de sobra para considerar lo que quieran".

Publicidad

Ana no quería acceder a la petición de Tyler de irse a vivir con él, pero él insistió, así que no tuvo más remedio que acceder. Al día siguiente, él la ayudó a trasladar sus pertenencias de la casa anterior a la suya, y Anne observó que no había cambiado nada en años. Tyler seguía siendo el mismo hombre amable y atento que hacía todo por ella. La acompañaba a las visitas al médico y la cuidaba, asistía como un padre más a las funciones escolares de Sophie e incluso se ocupaba del bebé Kevin.

Después de ver su amor y dedicación, Anne no pudo evitar volver a enamorarse de él. Seis meses después, le propuso matrimonio y Tyler, por supuesto, asintió con un sí. Decidieron casarse en una ceremonia íntima en una pequeña iglesia. La pequeña Sophie estaba más que feliz de tener a Tyler como nuevo papá, y Tyler y Anne estaban contentos de estar juntos por fin.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • No se encuentra a la gente por casualidad. Tyler y Anne estaban predestinados a reencontrarse, y por eso él se encontró con Sophie a la salida del centro comercial.
  • El amor no conoce fronteras. Tyler quería tanto a Anne que nunca se casó y la esperó.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les sirva de inspiración.

Publicidad

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Hombre sin hogar encuentra sofá viejo en la basura: voltea el cojín y ve una cremallera larga - Historia del día

18 de septiembre de 2023

Maestra visita a niño que no iba a la escuela y se entera de que cuida solo de su hermana pequeña - Historia del día

04 de noviembre de 2023

"¿Papá?" chico halla a su padre soldado durmiendo en la calle, "¿Quién eres?" responde el hombre - Historia del día

30 de octubre de 2023

Gasté todo el dinero ahorrado para mi operación en mi hijo adoptivo y luego me enteré de que tiene una herencia enorme - Historia del día

16 de septiembre de 2023

Chica llorando con ropa raída irrumpe en boda y se pone de parto justo a los pies del novio - Historia del día

30 de octubre de 2023

Mamá nota que hijo está perdiendo peso, se entera de que nuevo profesor le quita la comida a diario - Historia del día

02 de octubre de 2023

Colegas traen 100 regalos para la hija enferma de su jefe y demuestran que los hombres también lloran - Historia del día

29 de octubre de 2023

Guardia de estación ve a niña recostada en un banco durante días: "Papá prometió volver...", dijo ella - Historia del día

05 de octubre de 2023

Mendigo muy querido en su barrio se entera de que tiene un hijo y se presenta en su cumpleaños al día siguiente - Historia del día

11 de septiembre de 2023

Niña hace dibujos y los lleva a tumba de su mamá fallecida, en una ocasión ve otro dibujo allí - Historia del día

10 de septiembre de 2023

Estaba segura de que la hija de mi esposo vivía con nosotros hasta que los encontré juntos en la cama - Historia del día

09 de noviembre de 2023

Niña pobre que vive en una tienda de campaña da cobijo a un perro callejero enfermo, un mes después la mascota la lleva a su nueva y gran casa - Historia del día

15 de septiembre de 2023

Un indigente ayuda a una anciana a llevar la compra a casa, al día siguiente descubre que el dueño de la tienda lo busca - Historia del día

01 de agosto de 2023

Hijo huye de casa a los 16 y regresa a los 29 para encontrar sólo una nota en una casa abandonada - Historia del día

03 de noviembre de 2023