logo
Varias bolsas de viaje en una cinta transportadora | Fuente: Shutterstock
Varias bolsas de viaje en una cinta transportadora | Fuente: Shutterstock

Cogí accidentalmente el equipaje equivocado en el aeropuerto - Lo que vi dentro me dejó boquiabierta

Guadalupe Campos
19 jun 2024
03:15

Cuando Clara se da cuenta de que se ha equivocado de maleta en el aeropuerto, no espera nada raro. Pero al abrirla, se queda boquiabierta. Entre la ropa hay un sobre misterioso que lo cambiará todo.

Publicidad

"Bella, asegúrate de llevarte la maleta la correcta", le digo medio en broma.

"No te preocupes, Clara", se rió Bella. "Sé cuál es la mía".

Una mujer cerca de un Automóvil con su equipaje | Fuente: Pexels

Una mujer cerca de un Automóvil con su equipaje | Fuente: Pexels

Nunca pensé que una simple confusión de maletas pudiera desembocar en una montaña rusa emocional. Todo empezó en casa de mis padres.

El fin de semana del cumpleaños de mamá fue encantador. Mi hermana Bella y yo lo pasamos muy bien poniéndonos al día con nuestros padres. Pero ya era hora de volver a la realidad.

Una mujer caminando por la acera con su equipaje | Fuente: Pexels

Una mujer caminando por la acera con su equipaje | Fuente: Pexels

Publicidad

Estábamos en el patio delantero, metiendo las maletas en el maletero de nuestro Uber.

Nuestras maletas idénticas, debo añadir.

Mamá nos había regalado estas maletas hacía muchas Navidades, y nunca había habido ningún problema... hasta aquel día.

Dos maletas junto a una planta | Fuente: Pexels

Dos maletas junto a una planta | Fuente: Pexels

Mamá salió para despedirnos con una cálida sonrisa.

"Buen viaje, chicas. Llamad cuando lleguéis a casa".

Una joven besa en la mejilla a una mujer mayor | Fuente: Pexels

Una joven besa en la mejilla a una mujer mayor | Fuente: Pexels

Publicidad

"¿Ta tienen todo? ¿Billetes, teléfonos, cargadores?" preguntó papá, ayudándonos a cargar el equipaje.

"Sí, ¡todo listo!" dije, dándole un rápido abrazo.

Bella y yo entramos en el coche y, mientras nos alejábamos, sentí una familiar punzada de tristeza.

Una mujer sonriente mirando por la ventanilla de un Automóvil | Fuente: Pexels

Una mujer sonriente mirando por la ventanilla de un Automóvil | Fuente: Pexels

Irme de casa siempre me producía un poco de nostalgia. Después de mudarme, la universidad apenas me dejaba tiempo libre. Así que ahora mis visitas a casa de papá y mamá se limitaban a las vacaciones y las ocasiones especiales.

Apreciaba esos raros momentos, ya fuera Acción de Gracias, Navidad o un fin de semana cualquiera en el que pudiera escaparme.

Publicidad
Una familia disfrutando de una cena de Acción de Gracias | Fuente: Freepik

Una familia disfrutando de una cena de Acción de Gracias | Fuente: Freepik

"Ojalá pudiéramos quedarnos más tiempo", suspiré, mirando por la ventanilla del automóvil.

"Lo sé", asintió Bella. "Pero volveremos pronto. Anímate".

Una mujer mirando por la ventanilla del automóvil | Fuente: Pexels

Una mujer mirando por la ventanilla del automóvil | Fuente: Pexels

Publicidad

Charlamos sobre el fin de semana y nuestros planes para la próxima visita. Bella y yo vivimos en estados diferentes, y ya estábamos entusiasmadas con nuestra próxima visita.

El trayecto hasta el aeropuerto fue tranquilo, pero no podía deshacerme de la sensación de echar ya de menos mi hogar.

Un aeropuerto | Fuente: Pexels

Un aeropuerto | Fuente: Pexels

Por fin llegamos al aeropuerto, facturamos y cada una tomó su camino hacia su vuelo. Llegué a mi apartamento por la noche, agotada pero contenta.

Cuando abrí la maleta en el salón, esperando ver mi ropa bien empaquetada, me quedé helada.

Una maleta abierta | Fuente: Pexels

Una maleta abierta | Fuente: Pexels

Publicidad

Ahí estaban los zapatos y la ropa de Bella. Me dejé caer en el sofá, riéndome por la confusión de la maleta.

Empecé a sacar la ropa y los zapatos, y me di cuenta de que todas eran cosas de Bella. "Típico", murmuré, sacudiendo la cabeza.

Pero entonces me llamó la atención otra cosa.

Una mujer mirando ropa en una percha | Fuente: Pexels

Una mujer mirando ropa en una percha | Fuente: Pexels

Había un sobre entre la ropa de Bella.

El corazón me dio un vuelco cuando vi la letra familiar: "¡Ábrelo cuando Clara no esté!"

Era inconfundiblemente la letra de mamá.

Una persona escribiendo en un sobre | Fuente: Pexels

Una persona escribiendo en un sobre | Fuente: Pexels

Publicidad

Respirando hondo, abrí el sobre.

"¿Pero qué...?" susurré al ver lo que había dentro.

Me senté y me quedé mirando el sobre, con los recuerdos inundando mi mente.

Una mujer abriendo un sobre gris | Fuente: Pexels

Una mujer abriendo un sobre gris | Fuente: Pexels

Hacía sólo unos días, había pedido ayuda a mis padres para comprar un coche nuevo.

Habían negado con la cabeza, diciendo que andaban escasos de dinero y que creían que yo podía arreglármelas, ya que era adulta. Lo había aceptado, aunque me dolió un poco.

Un Automóvil blanco expuesto en una sala de exposiciones | Fuente: Pexels

Un Automóvil blanco expuesto en una sala de exposiciones | Fuente: Pexels

Publicidad

Entonces recordé que Bella había estado navegando por Internet y nos había enseñado la foto de un bolso que le había gustado mucho.

Había recibido mucha atención por ello, y yo lo había ignorado como algo normal entre hermanas.

Pero ahora que veía dinero dentro del sobre, se confirmaban mis peores temores.

Un bolso y una sandalia en exposición | Fuente: Pexels

Un bolso y una sandalia en exposición | Fuente: Pexels

Siempre me he sentido insegura y me dio la sensación de que papá y mamá querían más Bella. Así que si ese dinero era para ella, siempre había tenido razón.

Publicidad

Me paseé por la cocina, con el sobre de dinero sobre la encimera. Mi mente se llenó de preguntas. Tenía que saber qué estaba pasando.

Por fin cogí el teléfono y llamé a Bella.

Una mujer usando su teléfono | Fuente: Freepik

Una mujer usando su teléfono | Fuente: Freepik

"¡Hola, Clara!" contestó Bella alegremente. "¿Recibiste mis cosas?"

"Sí, las recibí", contesté, intentando mantener un tono ligero. "Parece que hemos intercambiado las maletas. Te devolveré tus cosas por correo lo antes posible".

"Lo mismo digo", dijo Bella. "Yo también tengo tus cosas. Te las enviaré mañana".

"Gracias", dije, dudando antes de sacar el sobre.

Publicidad
Un sobre con dinero en efectivo | Fuente: Pexels

Un sobre con dinero en efectivo | Fuente: Pexels

"Por cierto, ¿sabías que había un sobre en tu maleta?". pregunté.

Hubo un breve silencio al otro lado.

"¿Sobre? No, no lo sabía".

Una mujer hablando por teléfono | Fuente: Freepik

Una mujer hablando por teléfono | Fuente: Freepik

Publicidad

"Pensé que quizá mamá lo había puesto ahí para ti".

Bella parecía realmente sorprendida. "¿En serio? Qué raro. Quizá mamá lo metió a escondidas antes de que nos fuéramos. ¿Has visto para qué es?".

"No, la verdad es que no", mentí, sintiéndome incómoda. "Sólo pensé que lo sabrías".

Una mujer mayor | Fuente: Pexels

Una mujer mayor | Fuente: Pexels

"Lo siento, hermanita, no tengo ni idea", dijo Bella.

"Sí, es raro", dije, sintiéndome más confusa que nunca. "Luego hablamos".

"Luego", dijo Bella, colgando.

Una joven usando su teléfono | Fuente: Freepik

Una joven usando su teléfono | Fuente: Freepik

Publicidad

Colgué el teléfono y me quedé mirando el sobre. Bella parecía despistada, pero no podía evitar la sensación de que algo no iba bien.

¿Estaba siendo totalmente sincera conmigo?

Decidí que tenía que llamar a mi madre y llegar al fondo del asunto. Tenía que saber para qué era realmente el dinero y por qué estaba escondido en la maleta de Bella.

Una mujer estresada | Fuente: Pexels

Una mujer estresada | Fuente: Pexels

Me senté en la cama, con el sobre aún en la mano, y respiré hondo. Luego, marqué el número de mamá.

"Hola, cariño". contestó mamá alegremente. "¿Qué tal el viaje de vuelta?"

"Ha ido bien, mamá", respondí, intentando mantener la voz firme. "Necesito hablarte de algo...".

Publicidad

"¿Sí?"

Una anciana sentada cómodamente en casa con sus aparatos | Fuente: Pexels

Una anciana sentada cómodamente en casa con sus aparatos | Fuente: Pexels

"Encontré un sobre en la maleta de Bella con tu letra. Decía: 'Ábrelo cuando Clara no esté'".

Mamá se quedó totalmente callada, como si estuviera pensando qué decir a continuación.

"Qué raro", dijo al final. "¿Qué había en el sobre?".

Perdí la calma.

Una mujer enfadada | Fuente: Pexels

Una mujer enfadada | Fuente: Pexels

Publicidad

"¡Dinero, mamá! Un montón de dinero", dije, sintiendo que se me formaba un nudo en la garganta. "¡Creía que habías dicho que no tenías dinero para ayudarme con el coche nuevo! ¿Qué está pasando?

La oí suspirar.

"¿Dinero? Clara, lo siento mucho. Ese sobre no era para Bella. Era para ti".

Una mujer sosteniendo billetes de dólar | Fuente: Pexels

Una mujer sosteniendo billetes de dólar | Fuente: Pexels

"¿Para mí?" Repetí, con la mente dándome vueltas. "¿Pero por qué esconderlo en la maleta de Bella? ¿Por qué no dármelo a mí?

"Cariño, se suponía que era una sorpresa", me explicó mamá con suavidad.

"¿Qué?

Mamá empezó a explicar lo que había pasado.

Publicidad
Una mujer sonriendo y hablando por teléfono | Fuente: Pexels

Una mujer sonriendo y hablando por teléfono | Fuente: Pexels

"Cariño, tu padre y yo queríamos ayudarte a comprar un automóvil nuevo. Fue idea de Bella que te diéramos una sorpresa. Sólo nos acordamos en el último momento de que no le habíamos dado a Bella el sobre con nuestra parte. Ella también contribuyó. Tu padre debió de confundir las maletas por accidente, y bueno, tú acabaste con el dinero".

"Pero como... ¿No decían que andaban un poco justos de dinero?".

Un lazo rojo en un Automóvil nuevo | Fuente: Freepik

Un lazo rojo en un Automóvil nuevo | Fuente: Freepik

Publicidad

"Cariño, no te preocupes por eso. Nos las arreglamos. Y ahora que recibo el mensaje de Bella, ¡no debería contártelo todo! ¡Caray!", se rió. "Lo siento, cielo. No quería herirte", continuó mamá.

"Entonces, ¿no le diste dinero a Bella para el bolso que quería?". pregunté.

Mamá se rió suavemente. "No, Clara. El dinero siempre fue para ti. Queríamos demostrarte que creemos en ti y te apoyamos, aunque de momento no tuviéramos mucho que dar".

Una mujer sujetando un elegante bolso | Fuente: Freepik

Una mujer sujetando un elegante bolso | Fuente: Freepik

No sabía si llorar de alivio o reírme por el malentendido.

"Mamá, siento haber dudado de ti y de Bella. Es que... Últimamente me siento un poco insegura", dije, sintiendo que había sido una hija terrible.

Publicidad

"Cariño", dijo mamá, con una voz llena de calidez. "Te queremos mucho y estamos orgullosos de ti. Bella y yo sólo queríamos facilitarte un poco las cosas. Ahora, disfruta de ese dinero y cómprate un buen automóvil. Esto es para ti y sólo para ti".

Una familia feliz | Fuente: Freepik

Una familia feliz | Fuente: Freepik

"Lo haré", dije, sintiendo que se me quitaba un peso de encima. "Te quiero, mamá. Muchas gracias por esto".

"Yo también te quiero, Clara", dijo antes de colgar.

Me quedé sentada un momento, abrumada por las emociones. Me había apresurado a suponer lo peor y ahora sentía una mezcla de alivio y culpa. Pero, sobre todo, me sentía agradecida por el amor y el apoyo de mi familia.

Publicidad

Cogí el teléfono y llamé a Bella.

Una mujer usando su teléfono | Fuente: Pexels

Una mujer usando su teléfono | Fuente: Pexels

"Hola, Bella. Acabo de hablar con mamá. Gracias por la sorpresa. Significa mucho para mí".

Bella se rió. "No hay problema, Clara. Sólo queríamos ayudar. Me alegro de que encontraras la sorpresa, ¡aunque estuviera un poco revuelta!".

No pude evitar reírme. "Fui tan estúpida de actuar así", dije. "Gracias por todo. Te quiero muchísimo".

¿Te has visto alguna vez en una situación tan tonta y conmovedora como ésta?

Publicidad

Si te ha gustado esta historia, aquí tienes otra: Una madre vuelve a casa y encuentra a su hija vendiendo sus cosas en la calle. Cuando descubre el motivo, se queda llorando y con el corazón roto.

Gente en una venta de garaje | Fuente: Freepik

Gente en una venta de garaje | Fuente: Freepik

Esta obra está inspirada en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias del espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Papá se niega rotundamente a llevar a su hija al altar - Historia del día

01 de marzo de 2024

5 historias de personas que tuvieron que convertirse en detectives para conocer la espeluznante verdad sobre sus seres queridos

26 de abril de 2024

Fui la única que fue al almuerzo de cumpleaños de mi abuela - Después de ver sus lágrimas, le di una lección a mi familia

06 de junio de 2024

Sorprendí a un hombre en nuestro armario y al principio sospeché que mi mujer me engañaba, pero la verdad fue mucho más impactante

25 de abril de 2024

Mi mamá usó mi herencia a pesar de mis objeciones, así que decidí darle una lección - ¿Es justificada mi venganza?

16 de abril de 2024

Hijos se niegan a mantener a su anciano padre, se enteran de que murió intentando ganar al menos un centavo - Historia del día

20 de mayo de 2024

Nuestra nieta nos exigió que vendiéramos nuestra casa para ayudar a su novio a montar un negocio - Le dimos un golpe de realidad

23 de mayo de 2024

Encontré una puerta oculta en casa de mi prometido - Nunca había hecho las maletas tan rápido

23 de mayo de 2024

Mi padre destrozó nuestra familia con un solo mensaje - Me vengué, pero a qué precio

30 de mayo de 2024

Descubrí que mi mujer me engañaba, pero lo que hicieron mis suegros me impactó aún más

27 de mayo de 2024

Padres engreídos exigen a niñera $1.000 por boletos de avión para vacaciones - La lección que aprendieron fue dura

13 de junio de 2024

Mi hermana hipócrita me exigió que dejara vivir a nuestra madre en mi casa pero yo hice otro plan

13 de junio de 2024

Contraté a un investigador privado para revelar la infidelidad de mi marido, pero su verdadero secreto me sacudió hasta la médula

05 de marzo de 2024

Mi madre vio accidentalmente a mi marido en una aplicación de citas y le envió un mensaje de texto

30 de mayo de 2024