logo
Una mamá y su hijo pequeño en un avión | Fuente: AmoMama
Una mamá y su hijo pequeño en un avión | Fuente: AmoMama

Mi esposo nos dejó a mí y a mi hijo en clase turista y se fue él mismo a Business - A los pocos días se arrepintió a lo grande

Guadalupe Campos
25 jun 2024
09:50

Cuando Claire, John y su hijo Ethan embarcan en un vuelo con destino a casa de los padres de John, éste desaparece misteriosamente en la clase Business, dejando a Claire sola para afrontar el vuelo con el bebé. Pero cuando llegan a su destino, el suegro de Claire le da a John una lección que no olvidará.

Publicidad

Hace una semana, mi suegro le demostró a mi marido que, a pesar de estar casado y tener un hijo, aún le quedaba mucho por aprender.

Una pareja con su hijo pequeño | Fuente: Midjourney

Una pareja con su hijo pequeño | Fuente: Midjourney

Mi marido, John, y yo nos preparábamos para el tan esperado viaje a casa de sus padres con nuestro enérgico hijo de dos años, Ethan. John había estado especialmente estresado con el trabajo y no paraba de repetir lo mucho que necesitaba un descanso.

"Claire, estoy deseando relajarme por fin", dijo John mientras hacíamos las maletas. "Sólo necesito un poco de paz y tranquilidad, ¿sabes?".

Sonreí, aunque estaba preocupada empaquetando los juguetes de Ethan.

"Lo sé, John. Todos necesitamos un descanso. Pero será divertido para Ethan ver a sus abuelos y que lo mimen un poco".

Publicidad

No sabía que mi marido tenía en mente planes más bien egoístas.

Una mujer haciendo maletas | Fuente: Midjourney

Una mujer haciendo maletas | Fuente: Midjourney

En el aeropuerto, yo estaba ocupada con nuestro hijo pequeño y con el equipaje, mientras intentaba abrir un recipiente de compota de manzana para Ethan. John desapareció misteriosamente.

"¿Qué demonios?" murmuré para mis adentros, pensando que probablemente había ido al baño antes de embarcar.

Más tarde, volví a verlo en la puerta, con un aspecto inusualmente tranquilo.

"¿Dónde has estado?" pregunté, balanceando a Ethan sobre mi cadera.

"Encargándome de algo", respondió, con una sonrisa en los labios. "Y necesitaba coger un par de auriculares".

Publicidad
Una mujer con un niño en brazos | Fuente: Midjourney

Una mujer con un niño en brazos | Fuente: Midjourney

"¿Me has comprado un par?" le pregunté.

"No", respondió. "No pensé que necesitarías porque tendrías que preocuparte por Ethan".

No podía creer lo que oía. ¿Quién era ese hombre?

Pero eso no era todo.

Mientras embarcábamos, John me entregó nuestras tarjetas de embarque, la suya con un aspecto diferente a la nuestra.

"John, ¿por qué tienes un billete de clase preferente?". pregunté, sintiéndome aplastada.

Una puerta de embarque | Fuente: Unsplash

Una puerta de embarque | Fuente: Unsplash

Publicidad

Mi marido se encogió de hombros con indiferencia.

"Ahora mismo no puedo ocuparme de ti y del niño. Necesito paz y tranquilidad por una vez. Vamos a tratar con mucha familia a partir de esta noche".

Contuve mi ira durante todo el vuelo. No me quedaba otra opción que pensar en John recostado con una copa de champán mientras Ethan me tiraba del pelo y alborotaba todo.

Un hombre bebiendo en un vuelo | Fuente: Midjourney

Un hombre bebiendo en un vuelo | Fuente: Midjourney

"Prueba a darle palmaditas en la espalda", sugirió la mujer que estaba a mi lado. "Quizá así se calme".

Le sonreí, sin ganas de gruñir porque mi hijo había hecho que mi paciencia fuera casi inexistente.

Publicidad

"Gracias", respondí mientras Ethan extendía una mano pegajosa para darle un manotazo en el pelo a la mujer.

Fue uno de los vuelos más largos de mi vida y, cuando llegamos, mi frustración se había transformado en fría furia.

Por supuesto, John era ajeno a mi estado de ánimo mientras nos dirigíamos a casa de sus padres.

"¡Qué alegría verte! ¿Qué tal el vuelo?" dijo Amy, la madre de John, cogiendo a Ethan de mis brazos.

Una puerta de entrada abierta | Fuente: Unsplash

Una puerta de entrada abierta | Fuente: Unsplash

Forcé una sonrisa.

"Estuvo bien, señora Smith", dije. "Ethan estaba un poco inquieto, pero nos las arreglamos".

Publicidad

Jacob, el padre de John, nos miró con interés.

"¿Y tú, John?", preguntó. "¿Qué tal el vuelo?"

John sonrió, completamente ajeno a la tensión que llenaba la habitación.

"Ha sido fantástico. La clase preferente es realmente increíble. Ya veo por qué todo el mundo opta por ella si puede".

Un hombre sonriente | Fuente: Midjourney

Un hombre sonriente | Fuente: Midjourney

La expresión de mi suegro se endureció ligeramente, pero permaneció en silencio.

Al día siguiente teníamos que salir todos a cenar en familia.

"Es tradición que vayamos a un restaurante cuando viene la familia", dijo Amy mientras jugaba con Ethan. "Abrígate bien, Claire, por la noche ha refrescado".

Publicidad
Una mujer mayor jugando con un niño pequeño | Fuente: Midjourney

Una mujer mayor jugando con un niño pequeño | Fuente: Midjourney

Justo cuando nos disponíamos a marcharnos, el señor Smith llamó a John a su despacho.

"John, tu madre y yo cuidaremos de Claire y Ethan esta noche. Tú, en cambio, te quedarás aquí y prepararás la casa para el resto de los invitados. Tu hermano llegará por la mañana. Hay que preparar las camas", dijo Jacob con firmeza.

Mi marido se quedó sorprendido.

"Pero es nuestra cena familiar, papá", dijo John. "La esperaba con impaciencia".

"Esta noche entenderás lo que se siente que te dejen atrás", continuó Jacob.

Primer plano de un hombre | Fuente: Midjourney

Primer plano de un hombre | Fuente: Midjourney

Publicidad

John intentó discutir, pero el Sr. Smith no cedió en absoluto. Nos fuimos a cenar, y John no tuvo más remedio que quedarse y arreglar la casa para el resto de su familia.

Cuando volvimos, la casa estaba impecable, y John echaba humo pero guardaba silencio.

"Ah, pero eso no es todo", me dijo Jacob cuando subí a acostar a Ethan aquella noche.

"¿Qué quieres decir?" pregunté nerviosa.

"Ya lo verás mañana", dijo sonriendo mientras se dirigía a su dormitorio.

Un hombre sonriente con camisón | Fuente: Midjourney

Un hombre sonriente con camisón | Fuente: Midjourney

A la mañana siguiente, mientras nos sentábamos a desayunar, mi suegro sentó a John con una lista detallada de tareas que tenía que hacer.

Publicidad

"¿Limpiar el garaje? ¿De verdad, papá? ¿Y arreglar la valla? ¿Cortar el césped?" se quejó John. "¿Por qué haces esto? Normalmente, se contrata a gente para esto".

La mirada del Sr. Smith era inquebrantable.

"Tienes que aprender el valor de la familia y del trabajo duro. No puedes eludir tus responsabilidades porque te apetezca o porque haya una salida fácil. Pasarás el resto de la semana compensando lo que les hiciste a Claire y Ethan".

John puso cara de asombro, comprendiendo por fin que su escapada en clase ejecutiva traía consecuencias.

Un hombre de pie en un cobertizo | Fuente: Midjourney

Un hombre de pie en un cobertizo | Fuente: Midjourney

Pasó el resto de la semana manteniendo toda la propiedad. Y cada noche, su trabajo era revisado por su padre, que se aseguraba de que estuviera bien hecho.

Publicidad

"Estoy agotado", dijo una noche mientras se dejaba caer en la cama. "Hoy tenía muchas ganas de ir a recoger fresas contigo, Ethan y mi madre. Pero he tenido que pintar la valla".

Casi sentí lástima por él. Pero no lo suficiente como para morder el anzuelo. Sabía que durante el tiempo que pasaba limpiando y arreglando la casa, tenía tiempo de sobra para reflexionar sobre sus actos.

Un niño pequeño en un campo de fresas | Fuente: Midjourney

Un niño pequeño en un campo de fresas | Fuente: Midjourney

El día antes de irnos, mi marido vino a verme con los ojos llenos de remordimiento.

"Lo siento mucho por todo", me dijo en voz baja. "Ahora entiendo lo duro que es y lo mucho que te di por sentado".

"No se trata sólo de comprender, John. Se trata de estar ahí, en cada paso del camino", dije, doblando nuestra ropa.

Publicidad

Prometió ser mejor, y creí que era sincero.

Pero parecía que mi suegro tenía una carta más que jugar.

Una mujer empaquetando ropa | Fuente: Pexels

Una mujer empaquetando ropa | Fuente: Pexels

"Tu billete de clase preferente para el vuelo de vuelta ha sido anulado y cambiado por un asiento en clase turista. Pero Claire y Ethan viajarán en clase preferente. Esta vez puedes arreglártelas tú solo, John", dijo.

La cara de mi esposo se desencajó al darse cuenta de las implicaciones del canje de su padre. Intentó protestar, pero el Sr. Smith se mostró inflexible, insistiendo en que John necesitaba comprender el valor de la familia y la empatía a través de la experiencia directa.

Un primer plano de un hombre mayor | Fuente: Midjourney

Un primer plano de un hombre mayor | Fuente: Midjourney

Publicidad

"Lo siento mucho", dijo John cuando llegamos al aeropuerto. "No pretendía hacerte daño. Sólo quería un momento de paz. El trabajo ha sido mucho".

"No pasa nada", respondí, aferrándome a Ethan. "Pero las cosas tienen que cambiar cuando lleguemos a casa. ¿De acuerdo, John?"

Asintió lentamente y me besó en la frente antes de que tuviéramos que separarnos y embarcar en el vuelo.

Una pareja con un niño pequeño en el aeropuerto | Fuente: Midjourney

Una pareja con un niño pequeño en el aeropuerto | Fuente: Midjourney

¿Qué habrías hecho tú?

¿Me equivoco por gastar el fondo universitario de mi hijo en un viaje a Europa?

Publicidad

Imagina perderlo todo y luego desafiar al mundo para honrar su memoria. Ahí es donde empieza esta historia. Mi hijo, un sueño trágicamente destrozado y un viaje a Europa que dio un giro inesperado, un giro que reveló las verdaderas profundidades del dolor y del amor. Deja que te lo cuente.

Un dúo madre-hijo sentado en un sofá y utilizando un ordenador portátil | Fuente: Pexels

Un dúo madre-hijo sentado en un sofá y utilizando un ordenador portátil | Fuente: Pexels

Mi hijo Lucas siempre ha sido un chico brillante, mucho más inteligente que yo. Solía bromear con hacerme una prueba de paternidad porque era demasiado inteligente. Desde que era pequeño, Lucas tenía esa chispa, esa curiosidad insaciable que le distinguía.

Creé un fondo para su educación, que podía utilizar para cualquier cosa siempre que cursara estudios superiores. Ese fondo era mi forma de asegurarme de que tuviera todas las oportunidades para perseguir sus sueños, fueran cuales fueran.

Publicidad
Un hombre lleva a su hijo pequeño a hombros | Fuente: Pexels

Un hombre lleva a su hijo pequeño a hombros | Fuente: Pexels

Lucas tenía unos 12 años cuando Lisa y yo nos divorciamos. No fue una época fácil para nosotros, pero conseguimos que las cosas fueran amistosas por el bien de Lucas. Lisa se volvió a casar cuando Lucas tenía 14 años. Su nuevo marido, Matt, parecía un tipo decente, y Lucas se llevaba bastante bien con él.

Yo también volví a encontrar el amor y me volví a casar con Melissa cuando Lucas cumplió 16 años. Era estupenda con Lucas, siempre comprensiva y amable, lo que hizo que la transición fuera más suave. A pesar de los cambios en nuestra dinámica familiar, Lucas y yo seguíamos muy unidos. Teníamos una broma recurrente sobre su fondo de educación.

Un padre y su hijo posando juntos | Fuente: Pexels

Un padre y su hijo posando juntos | Fuente: Pexels

Publicidad

Siempre le decía: "Sabes, Lucas, si decides no ir a la universidad, podría utilizar ese dinero para viajar a Europa y pasártelo como nunca".

Él se reía y me seguía la corriente, sin dejar que me metiera en su pellejo. "No te preocupes, papá", me decía, "me aseguraré de que algún día vayas a Europa, aunque sea con el dinero de mi carrera".

Lee la historia completa aquí.

Esta obra está inspirada en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias del espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Bombero salva y adopta a niño huérfano que halla foto de su madre en habitación de su padre 40 años después - Historia del día

18 de junio de 2024

Mujer deja a su recién nacido en el asiento de primera clase de un avión, decide buscarlo 13 años después - Historia del día

28 de mayo de 2024

Este niño es el menor de los 7 hijos de legendario actor - La estrella lo tuvo a los 56 y no lo dejó ir a la escuela

16 de marzo de 2024

Mi marido me exigió que diera a luz solo a un varón, de lo contrario, él perdería todo su dinero - Historia del día

04 de junio de 2024

Pillé a mi esposo con su amante en el aeropuerto y decidí seguirlos hasta París - Historia del día

11 de abril de 2024

Sorprendí a mi marido con su amante en el aeropuerto y decidí seguirles hasta París - Historia del día

07 de mayo de 2024

Mi suegro me regaló un paquete de chicles – Cuando vi lo que garabateó dentro, me quedé sin aliento

29 de mayo de 2024

Llegué a casa a una cena romántica, pero no era para mí

24 de abril de 2024

¿Soy horrible por dejar que mi hijo pequeño vuele en clase turista con mi novio mientras yo estaba en clase ejecutiva?

22 de marzo de 2024

Encontré extrañas fotos de mi padre en la mesilla de noche de mi compañera de habitación - Historia del día

21 de mayo de 2024

Mi padre me exigió que pagara 6.000 dólares por su viaje de jubilación, así que mi mujer y yo le dimos una buena lección

11 de junio de 2024

Mi suegro dudaba de que yo hubiera dado a luz a la hija de su hijo – El resultado del ADN lo destrozó

09 de mayo de 2024

Oí susurrar a mi marido y a su madre por la noche y me cambió la vida por completo

25 de marzo de 2024

Mujer engaña al padre discapacitado de su novio - Historia del día

11 de abril de 2024