logo
Una chica con un cachorro | Fuente: Freepik
Una chica con un cachorro | Fuente: Freepik

Estuve a punto de dar a mi perro en adopción por un plan de mi esposo, pero mi hija de 4 años reveló su plan

Guadalupe Campos
03 jul 2024
10:15

Nuestro cachorro, Max, llenaba la casa de alegría. Pero mi marido desarrolló una misteriosa alergia y mantener a Max se convirtió en un problema. Justo cuando estaba a punto de rendirme, nuestra hija de cuatro años encontró una pista que revelaba una verdad espeluznante sobre su padre y su plan.

Publicidad

Soy Rose, madre de una vivaracha hija de 4 años llamada Lily y esposa de mi cariñoso marido, Mark. Mi mundo gira en torno a mi familia. Todo lo que hago es por ellos, y aprecio cada momento que pasamos juntos.

Una pareja con su hija | Fuente: Midjourney

Una pareja con su hija | Fuente: Midjourney

Hace poco, Lily expresó su deseo de tener un perro de mascota.

Mark, que afirmaba haber tenido un perro de mascota de niño, insistió en que sería una gran idea tener un labrador.

Dijo que sería saludable para Lily, y la idea me entusiasmó. Podía imaginarme la alegría en la cara de Lily y acepté encantada.

Cuando trajimos a casa a nuestro esponjoso cachorro de labrador, Max, Lily y yo estábamos encantadas.

Publicidad
Un cachorro | Fuente: Pexels

Un cachorro | Fuente: Pexels

Nuestra casa se llenó de risas y ladridos juguetones. Nos pasábamos el día enseñando trucos nuevos a Max, dando pequeños paseos y simplemente disfrutando de la presencia de nuestro nuevo miembro de la familia.

Pero entonces ocurrió algo extraño.

Mark, que había estado tan entusiasmado como nosotros, cambió de repente de tono. Empezó con pequeñas quejas sobre el pelaje de Max, que estaba por todas partes.

"Rose, otra vez hay pelos en el sofá", refunfuñó Mark una tarde, quitándose mechones invisibles de los pantalones de trabajo.

Un hombre usando su portátil | Fuente: Pexels

Un hombre usando su portátil | Fuente: Pexels

Publicidad

"Es parte de tener un perro, Mark. Podemos pasar la aspiradora más a menudo", respondí, sin darle mucha importancia.

Sin embargo, las cosas empeoraron rápidamente. A Mark empezaron a salirle erupciones rojas por toda la piel. Al principio, me preocupé mucho.

"Mark, deberías ver a un médico por esas erupciones", le insistí, con la preocupación grabada en el rostro.

Asintió y, tras una visita a la farmacia cercana, volvió con medicamentos y cremas de venta libre.

Una persona con una pequeña bolsa marrón en la mano | Fuente: Midjourney

Una persona con una pequeña bolsa marrón en la mano | Fuente: Midjourney

"Parece una alergia al perro", anunció, mostrando los medicamentos antialérgicos. "No era alérgico de niño. Supongo que la he desarrollado recientemente.

Publicidad

Sentí una punzada de culpabilidad, pero no quería perder a Max.

Lo intentamos todo para aliviar los síntomas de Mark, pero nada parecía funcionar. Las erupciones persistían y las quejas de Mark eran cada vez más fuertes y frecuentes.

"Rose, no puedo soportarlo más. Soy yo o el perro", declaró Mark una noche, con la voz tensa.

Se me llenaron los ojos de lágrimas.

Una mujer cubriéndose la cara con las manos | Fuente: Freepik

Una mujer cubriéndose la cara con las manos | Fuente: Freepik

La idea de renunciar a Max era insoportable. Lily, sintiendo mi angustia, se acercó y me abrazó con fuerza.

"Mamá, ¿por qué está papá tan enfadado con Max?", preguntó, con sus inocentes ojos llenos de confusión.

Publicidad

"Es que no se encuentra bien, cariño", le dije, intentando disimular mi pena.

Pasaron los días y el ambiente de la casa se volvió tenso. No sabía qué hacer, dividida entre mi marido y nuestro querido cachorro. Entonces, una tarde, mientras preparaba la comida, Lily entró corriendo en la cocina.

Una mujer cocinando | Fuente: Pexels

Una mujer cocinando | Fuente: Pexels

"¡Mira lo que he encontrado, mamá!", exclamó, mostrando un tubo usado de pintalabios.

Me quedé mirándolo, perpleja. "¿De dónde lo has sacado, Lily?"

"Estaba en el cajón de papá", dijo, con los ojos muy abiertos por la curiosidad.

Tomé la barra de labios y la examiné de cerca. Nunca había visto ese tono. Una sospecha empezó a formarse en mi mente y el corazón me palpitó en el pecho. ¿Podría ser que Mark me estuviera engañando? Pero entonces, algo más encajó en su sitio.

Publicidad
Una mujer con un pintalabios en la mano | Fuente: freepik.com

Una mujer con un pintalabios en la mano | Fuente: freepik.com

¡Utilizaba la barra de labios para fingir las erupciones!

No era más que una sospecha hasta que me dirigí a nuestro dormitorio y abrí el cajón de Mark. Rebusqué entre sus cosas y vi paquetes sin abrir de las pastillas y cremas que le daban para su "alergia".

Nunca tuvo alergia a Max, pensé. Utilizaba la barra de labios para crearse erupciones falsas en la piel.

Sentí una mezcla de alivio y rabia. Alivio porque Max no era la causa del sufrimiento de Mark, y rabia por la traición.

El ojo de una mujer | Fuente: Pexels

El ojo de una mujer | Fuente: Pexels

Publicidad

¿En qué demonios estaba pensando Mark? ¿Por qué iba a llegar tan lejos para deshacerse de nuestro cachorro?

Justo entonces, oí abrirse la puerta principal. Mark estaba en casa.

Tenía que enfrentarme a él, pero no sabía qué decirle. Respiré hondo, apretando el tubo de pintalabios en la mano, y bajé las escaleras para enfrentarme a él.

"Mark, tenemos que hablar", comencé, con la voz firme pero el corazón acelerado.

Primer plano de la cara de una mujer | Fuente: Pexels

Primer plano de la cara de una mujer | Fuente: Pexels

Aferré el tubo de pintalabios y los paquetes de medicamentos sin abrir en las manos, y me enfrenté a él cuando entró por la puerta principal.

Publicidad

Miró los objetos que tenía en la mano, con cara de confusión. "¿De qué va todo esto, Rose?".

"Si no querías el perro, podías haberlo dicho desde el principio", repliqué, clavando mis ojos en los suyos. "¿Por qué este repentino cambio de opinión? ¿Por qué fingir una alergia?

Los ojos de Mark se desviaron hacia un lado y se frotó la nuca.

Primer plano de un hombre | Fuente: Midjourney

Primer plano de un hombre | Fuente: Midjourney

"No he fingido nada. No tomé la medicina porque no quería dañar mi cuerpo por un simple perro", dijo, con tono defensivo. "¿Y ese pintalabios? Es un viejo tubo que se dejó mi hermana la última vez que vino de visita".

Lo miré fijamente, con el corazón encogido. Sabía que mentía.

Publicidad

Hacía meses que su hermana no nos visitaba y estaba segura de que nunca había traído ese tono de pintalabios a casa.

Pero tenía que seguirle la corriente, al menos de momento.

Una mujer sonriendo | Fuente: Pexels

Una mujer sonriendo | Fuente: Pexels

"De acuerdo, Mark", dije en voz baja, fingiendo creerle. "Sólo quiero que seamos sinceros el uno con el otro".

Dos días después, Mark anunció que iba a visitar a un amigo. Cuando cogió las llaves y se dirigió a la puerta, sentí una oleada de determinación.

Tenía que averiguar la verdad.

Publicidad

Llamé a un taxi y lo seguí, manteniendo una distancia prudencial para que no se diera cuenta. El corazón me latía con fuerza mientras recorríamos las calles de la ciudad, con la mente desbordante de posibilidades.

Una mujer en un Automóvil | Fuente: Pexels

Una mujer en un Automóvil | Fuente: Pexels

Cuando por fin se detuvo ante una casa modesta, vi cómo se acercaba a la puerta. Una hermosa joven la abrió y, para mi sorpresa, lo abrazó con fuerza.

Pero entonces, estornudó.

Mark se quitó rápidamente la sudadera y volvió a abrazarla, disculpándose profusamente. Fue entonces cuando me di cuenta de que era ella la alérgica al pelo de perro, no Mark.

Se me llenaron los ojos de lágrimas al darme cuenta del alcance de su traición. Estaba dispuesto a sacrificar la felicidad de nuestra familia por esa mujer. Me enfadé.

Publicidad
Una mujer abrazando a un hombre | Fuente: Midjourney

Una mujer abrazando a un hombre | Fuente: Midjourney

Decidida a tomar las riendas de la situación, volví a casa y metí las pertenencias de Mark en cajas. No iba a permitir que siguiera engañándonos.

Cuando terminé, coloqué una nota encima de las cajas: "Resulta que el cachorro es alérgico a ti".

Cuando Mark llegó a casa ese mismo día, me encontró sentada en el sofá, con Max cómodamente acurrucado a mi lado.

"¿Qué pasa, Rose?", preguntó, con los ojos desorbitados al ver las cajas empaquetadas.

Cajas dentro de una casa | Fuente: Pexels

Cajas dentro de una casa | Fuente: Pexels

Publicidad

"Hemos terminado, Mark", dije, con voz firme. "Sé lo de la mujer con la que has estado saliendo. Sé que es ella la alérgica al pelo de perro, no tú. Estabas dispuesto a mentir y a hacer daño a nuestra familia con tal de seguir viéndola. No lo toleraré".

"Rose, lo has entendido todo mal", empezó, pero levanté la mano para detenerme.

"No, Mark. Te vi con ella. Te seguí esta mañana", dije, con la voz ligeramente quebrada. "La elegiste a ella antes que a nosotros. A Lily y a mí".

Una mujer hablando con un hombre | Fuente: Pexels

Una mujer hablando con un hombre | Fuente: Pexels

El rostro de Mark palideció y abrió la boca para hablar, pero no salió ninguna palabra. Miró las cajas, la nota y luego a mí, y en sus ojos apareció la comprensión.

Publicidad

"Nunca quise hacerte daño, Rose", dijo por fin, con la voz apenas por encima de un susurro. "Lo siento".

"Es demasiado tarde para disculparse, Mark", repliqué. "Necesito que te vayas. Lily y yo estaremos bien. Seremos más felices sin ti y sin tus mentiras".

Una mujer disgustada sentada con un hombre | Fuente: Midjourney

Una mujer disgustada sentada con un hombre | Fuente: Midjourney

Parecía desolado, pero sabía que no debía discutir. Con un pesado suspiro, recogió sus cajas y salió de casa, cerrando la puerta en silencio tras de sí.

Volví a sentarme en el sofá, abrazando a Max con fuerza mientras las lágrimas corrían por mi cara. Lily se acercó y se subió a mi regazo, rodeándonos a Max y a mí con sus pequeños brazos.

Mientras abrazaba a mi hija y a nuestro cachorro, sentí que me invadía una sensación de paz.

Publicidad
Una mujer abraza a su hija | Fuente: Midjourney

Una mujer abraza a su hija | Fuente: Midjourney

No iba a ser fácil, pero lo superaríamos juntos. Puede que Mark intentara separarnos, pero al final éramos más fuertes que sus mentiras. Teníamos amor, y eso era más que suficiente.

Y así, seguimos adelante, las tres solas. Una madre, una hija y un cachorro fiel, dispuestas a afrontar lo que viniera después.

Una mujer disgustada | Fuente: Pexels

Una mujer disgustada | Fuente: Pexels

Publicidad

Esta obra está inspirada en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias del espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi esposo me convenció de vender nuestra casa - Me sorprendió descubrir su verdadera razón

25 de junio de 2024

Dejé a mis hijos traviesos en casa de mis padres — Me sorprendió que fueran tan buenos como el oro cuando los recogí

02 de julio de 2024

Un asesor bancario se burló de mi esposa puérpera tras ver su documento de identidad - Volví días después para darle una lección

19 de junio de 2024

Mis hijos se avergonzaban de que yo fuera "sólo un obrero de la construcción" - Encontré la manera de enseñarles una valiosa lección de vida

02 de julio de 2024

Mi hija de 10 años insistió en revisar ella sola nuestro buzón – Hoy lo revisé y lo que vi me dejó con lágrimas en los ojos

01 de julio de 2024

"Papá tiene una foto de ella": gritó nuestra hija durante la cena familiar - La verdad nos sorprendió

13 de junio de 2024

Mi esposo desapareció el día después de mi cumpleaños - El brindis de mi suegra fue la razón

28 de junio de 2024

La hija de 7 años de Bradley Cooper llama la atención por su aspecto en una foto que reapareció

19 de marzo de 2024

Le preparé a mi esposo su postre favorito, pero lo tiró a la basura porque la comida de su ex sabía mejor

23 de abril de 2024

Mi marido me hizo un regalo que le dije expresamente que no quería – Le di a probar su propia medicina

22 de mayo de 2024

Mi suegra ha estado fingiendo que su nieta adoptada no existe - Le he dado una lección

27 de junio de 2024

Mi hermanastra le regaló a mi prometido una caja misteriosa durante su discurso en nuestra boda - Todos se quedaron boquiabiertos cuando él la abrió

26 de junio de 2024

Mi padre hizo todo lo posible por arruinar mi sueño, pero el karma me protegió

12 de mayo de 2024

Le enseñé la foto de mi prometida a mi amigo, pero su reacción puso mi vida patas arriba

05 de junio de 2024