logo
Smartphone sobre la mesa | Fuente: Shutterstock
Smartphone sobre la mesa | Fuente: Shutterstock

Descubrí el perfil secreto de mi marido en un sitio de citas – Creé una cuenta falsa y le invité a una cita que nunca olvidará

Susana Nunez
19 jun 2024
23:15

Cuando Lilian descubrió el perfil de citas secreto de su marido, ideó un plan para una cita a ciegas que él nunca olvidaría. Haciéndose pasar por otra mujer, le hizo caer en una trampa que puso al descubierto su traición delante de sus familias.

Publicidad
Lilian sentada junto a la ventana | Fuente: Midjourney

Lilian sentada junto a la ventana | Fuente: Midjourney

Hace poco salí con mi amiga Hailey. Fue un viernes por la noche en mi casa, mientras mi esposo, Dylan, estaba en el trabajo. Ella está divorciada y suele navegar por sitios de citas, así que decidimos buscarle un nuevo hombre allí.

Fue divertido ver a los chicos en la página de citas, riéndonos de los perfiles cursis y las biografías deprimentes. Hailey, siempre optimista, esperaba que encontráramos a su príncipe azul.

"Mira éste", se rio Hailey, señalando a un tipo que posaba con un pez que había pescado. "¡Debe de pensar que ese pez es su mejor captura!".

Lilian y su amiga Hailey sonriendo mientras miran un smartphone | Fuente: Midjouney

Lilian y su amiga Hailey sonriendo mientras miran un smartphone | Fuente: Midjouney

Publicidad

Estábamos histéricas, deslizándonos a la izquierda en la mayoría de los perfiles, hasta que, de repente, se me atascó la risa en la garganta. Allí, mirándome fijamente desde la pantalla, había una cara conocida. Mi corazón se desplomó.

"Hailey, para", dije, con la voz temblorosa. "¿Es... ¿Dylan?".

Hailey se inclinó hacia mí, entrecerrando los ojos en la foto de perfil. "Espera, ¿qué? Oh, Dios mío, ¡es él!". Me miró con los ojos desorbitados. "¿Qué hace aquí? ¿No se supone que está casado?".

Lilian y Hailey sorprendidas mientras miraban un smartphone | Fuente: Midjourney

Lilian y Hailey sorprendidas mientras miraban un smartphone | Fuente: Midjourney

Mi marido, el hombre en quien confiaba, tenía un perfil en una página de citas. Y no un perfil cualquiera: uno en el que parecía realmente feliz, utilizando su segundo nombre, Oliver, y un apellido diferente.

Publicidad

"¿Qué hace en una página de citas?".

El rostro de Hailey se endureció con determinación. "Lilian, tenemos que hacer algo al respecto. No puedes dejarlo pasar".

Las ideas se arremolinaban en mi cabeza, pero una sobresalía. Mi furia inicial dio paso a un plan frío y calculado. "Hailey, sé exactamente lo que hay que hacer".

Lilian y Hailey hablando | Fuente: Midjourney

Lilian y Hailey hablando | Fuente: Midjourney

Sin perder un segundo, creé una cuenta falsa en el sitio de citas. Creé un perfil de mujer atractiva y misteriosa, con fotos seductoras. Luego, le envié un mensaje: "¡Hola, guapo! ¡Tienes buen aspecto! ¿Qué te parece si mañana por la noche quedamos en una CITA A CIEGAS en el restaurante?".

Miré la pantalla, con la respiración contenida en el pecho. No tardó en aparecer la notificación: había respondido. "Me parece estupendo. Nos vemos entonces ;)".

Publicidad
Smartphone con notificación de texto | Fuente: Midjourney

Smartphone con notificación de texto | Fuente: Midjourney

¡Qué descaro el de este hombre! La rabia y una extraña emoción de anticipación burbujeaban en mi interior. Me volví hacia Hailey, que parecía indignada e impresionada a partes iguales.

"Lo has hecho de verdad", dijo, sacudiendo la cabeza. "Vas a enfrentarte a él, ¿verdad?".

"Oh, voy a hacer más que eso", contesté, con una sonrisa malvada dibujándose en mi cara. "Voy a darle una cita que nunca olvidará".

Lilian utilizando su smartphone | Fuente: Midjourney

Lilian utilizando su smartphone | Fuente: Midjourney

Publicidad

Al día siguiente, Dylan actuaba con total normalidad, lo que me hizo hervir aún más la sangre. Mientras desayunábamos, mencionó casualmente su "trabajo urgente".

"Lilian, acabo de enterarme de que tengo que ir a trabajar esta noche", dijo, evitando el contacto visual. "Ha surgido algo de última hora. No llegaré a casa hasta tarde".

Forcé una sonrisa, enmascarando mi furia con una fachada de comprensión. "¿Ah, sí? Qué inesperado. ¿Va todo bien?".

"Sí, sólo una emergencia", murmuró, sin mirarme a los ojos. "Lo siento, nena".

Lilian y Dylan desayunando | Fuente: Midjourney

Lilian y Dylan desayunando | Fuente: Midjourney

"No te preocupes", respondí dulcemente. "Ve a hacer lo que tengas que hacer".

Publicidad

Por fin, Dylan se refrescó y empezó a prepararse para su supuesta "emergencia laboral".

"Estás muy elegante para un turno de trabajo nocturno", comenté, incapaz de resistirme a una pulla. Llevaba puesta su camisa favorita, la que le compré por nuestro aniversario.

Lilian hablando con Dylan | Fuente: Midjourney

Lilian hablando con Dylan | Fuente: Midjourney

Se rio nerviosamente. "Sólo intento ser profesional, ¿sabes?".

"Por supuesto", dije, reprimiendo la amargura de mi voz. "Buena suerte esta noche".

En cuanto salió de casa, subí las escaleras, tomé un antifaz para dormir y me dirigí al mismo restaurante. Llegué al restaurante un poco antes. El local estaba poco iluminado, perfecto para mi plan.

Publicidad

Escudriñé la sala hasta que vi a Dylan sentado en una mesa junto a la ventana, consultando nervioso su teléfono. Estaba esperando a su "cita", sin saber en absoluto que la mujer con la que había quedado era su esposa.

Dylan sentado en un restaurante esperando a su cita | Fuente: Midjourney

Dylan sentado en un restaurante esperando a su cita | Fuente: Midjourney

Respiré hondo y llamé al camarero, señalando discretamente a Dylan. "¿Ves a ese hombre de ahí?" susurré. "¿Podrías darle este antifaz para dormir y decirle que su cita tiene una sorpresa especial para él?".

El camarero enarcó una ceja, pero asintió y me quitó el antifaz. Observé desde la distancia cómo se acercaba a Dylan y le entregaba el antifaz. Dylan parecía confuso pero intrigado, con una pequeña sonrisa en los labios. Se puso la máscara y sólo entonces me acerqué a él.

Publicidad
Dylan en un restaurante con máscara ocular | Fuente: Midjourney

Dylan en un restaurante con máscara ocular | Fuente: Midjourney

"Hola, Oliver", dije, alterando la voz para que sonara más sensual y desconocida. Me deslicé en el asiento frente a él, con el corazón acelerado.

"Hola", contestó Dylan, con tono coqueto. "Tengo que admitir que es mi primera vez".

"Oh, me gusta mantener las cosas interesantes", dije, reprimiendo las ganas de gritarle. "Háblame de ti".

Mi marido se rio entre dientes, reclinándose en la silla. "Bueno, soy gestor de proyectos, me encanta el senderismo y siempre estoy dispuesto a vivir una aventura. ¿Y tú?".

Dylan lleva un antifaz mientras habla con Lilian | Fuente: Midjourney

Dylan lleva un antifaz mientras habla con Lilian | Fuente: Midjourney

Publicidad

"Soy alguien a quien le gusta un poco de misterio", contesté, con la voz cargada de falso encanto. "Pero me interesa más saber de tu familia. ¿Tienes esposa? ¿Cómo es?".

Se rio, con un sonido amargo. "Es bastante simpática, pero a veces puede ser un poco despistada. No sospecha nada".

Eso fue todo. La gota que colmó el vaso. Respiré hondo y decidí que había llegado el momento de escalar. "¿Qué tal si llevamos esta cita a un sitio más privado?", le sugerí. "Mi casa no está lejos de aquí".

Sonrió. "Me parece perfecto".

Dylan saliendo del restaurante con Lilian | Fuente: Midjourney

Dylan saliendo del restaurante con Lilian | Fuente: Midjourney

Llamamos a un taxi y, durante todo el trayecto, luché por controlar mis emociones. Cuando llegamos a nuestra casa, sentí una oleada de reivindicación. Era el momento de la verdad.

Publicidad

Llevé a mi marido dentro, guiándole con cuidado. "Quiero que esto sea especial", le susurré, dirigiéndole hacia la cocina, donde esperaban nuestros padres. "Mantén la máscara puesta sólo un poco más".

"Estás llena de sorpresas", rio entre dientes.

"No tienes ni idea", murmuré en voz baja.

Lilian y Dylan en un taxi | Fuente: Midjourney

Lilian y Dylan en un taxi | Fuente: Midjourney

Nuestros padres ya estaban sentados, con los ojos muy abiertos por la expectación y la incredulidad. Les indiqué que guardaran silencio y le acerqué una silla a Dylan.

"Siéntate", le dije dulcemente. "Vamos a conocernos mejor".

Mientras se sentaba, aún con los ojos vendados, le pregunté por sus padres. "Háblame de tu madre y de tu padre. ¿Cómo son?".

Publicidad

Dylan suspiró. "Pueden ser dominantes y críticos. No hablo mucho con ellos".

"Vale, Oliver", dije, con la voz temblorosa de rabia y triunfo. "Ya puedes quitarte la máscara".

Dylan hablando con Lilian en la cocina | Fuente: Midjourney

Dylan hablando con Lilian en la cocina | Fuente: Midjourney

Se quitó la máscara y parpadeó confundido al contemplar la escena. Se le fue el color de la cara al verme a mí, a nuestros padres y el entorno familiar de nuestra cocina.

"¿Lilian?", balbuceó. "¿Qué está pasando?".

"Creo que sabes exactamente lo que pasa", dije cruzándome de brazos. "Bienvenida a la cita a ciegas que nunca olvidarás".

Sus ojos pasaron de mí a sus padres y luego volvieron a mí, con una expresión de pánico. "Puedo explicártelo", empezó, con voz temblorosa.

Publicidad
Guilty Dylan hablando con Lilian | Fuente: Midjourney

Guilty Dylan hablando con Lilian | Fuente: Midjourney

"Hazlo, por favor", dije, con la voz cargada de sarcasmo. "Explícanos a todos por qué estás en un sitio de citas utilizando tu segundo nombre mientras se supone que estás trabajando".

Dylan tragó saliva y miró a sus padres. Los ojos de su madre estaban llenos de lágrimas, y el rostro de su padre era una máscara de decepción.

"Dylan", dijo su madre en voz baja, "¿Cómo has podido hacer esto?".

Dylan hablando con sus padres | Fuente: Midjourney

Dylan hablando con sus padres | Fuente: Midjourney

Publicidad

Él se removió incómodo, intentando pensar en una salida. "Fue un error estúpido", dijo. "Sólo estaba aburrido y tenía curiosidad. Nunca tuve intención de conocer a nadie".

"¿Aburrido y curioso?", repetí, alzando la voz. "¿Se supone que eso mejora las cosas? Coqueteaste conmigo pensando que era otra mujer. Dijiste cosas sobre tu familia, sobre mí, que ni siquiera puedo comprender".

"Creía que te conocía, Dylan. Creía que teníamos algo real. Pero está claro que me equivocaba".

Lilian y Dylan hablando | Fuente: Midjourney

Lilian y Dylan hablando | Fuente: Midjourney

Dylan agachó la cabeza, parecía totalmente derrotado. "Sé que metí la pata", dijo en voz baja. "Lo siento mucho".

La habitación se quedó en silencio, con el peso de la situación presionándonos a todos. Finalmente, me volví hacia nuestros padres. "Creo que necesitamos un rato a solas".

Publicidad

Cuando se hubieron ido, volví a enfrentarme a Dylan. "Tienes que irte", dije en voz baja. "Necesito pensar, y no puedo hacerlo contigo aquí".

Mujer hablando con sus padres | Fuente: Midjourney

Mujer hablando con sus padres | Fuente: Midjourney

Dylan salió de casa y, cuando la puerta se cerró tras él, sentí que me invadía una oleada de agotamiento. Me hundí en una silla y la realidad de lo ocurrido me golpeó de golpe.

Acababa de desenmascarar el engaño de mi marido delante de toda la familia. Ahora tenía que decidir qué hacer.

No podía vivir con la traición de Dylan; había roto la confianza que teníamos. Tras reflexionar sobre ello, decidí que lo mejor era que tomáramos caminos separados.

Dylan saliendo de casa con sus maletas | Fuente: Midjourney

Dylan saliendo de casa con sus maletas | Fuente: Midjourney

Publicidad

Además, los padres y hermanos de Dylan cortaron lazos con él, incapaces de perdonar su traición. En cuanto a mí, he seguido adelante, encontrando fuerza e independencia tras su engaño.

Si esta historia te ha intrigado, no te pierdas la de un marido que regaló a su mujer dinero para implantes mamarios y una nota cruel por su cumpleaños, sólo para aprender una dura lección que ella le dio a cambio. Haz clic aquí para leer la historia completa.

Lilian sumida en profundos pensamientos | Fuente: Midjourney

Lilian sumida en profundos pensamientos | Fuente: Midjourney

Esta obra está inspirada en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

Publicidad

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

3 historias apasionantes en las que espiar a los cónyuges desveló verdades ocultas

02 de abril de 2024

Serví a una mujer que se burló de mí durante toda la escuela y por fin me vengué después de 20 años

17 de mayo de 2024

Descubrí que mi marido se burla de mí delante de sus amigos y le di una lección que nunca olvidará

10 de mayo de 2024

Encontré fotos extrañas de mi papá en el cajón de la mesilla de noche de mi compañera de piso - Historia del día

29 de febrero de 2024

Grité "¡No acepto!" en mi propia boda tras una conversación con la madre del novio cuyo plan casi salió bien

26 de abril de 2024

Mi esposo odiaba cocinar, pero comenzó a tomar clases de cocina – Mi corazón se detuvo cuando descubrí en secreto por qué

30 de mayo de 2024

El gestor de la comunidad destruyó el jardín de mi abuela - Tras encontrarla llorando entre las ruinas, lo invité a una cita que no olvidará

08 de junio de 2024

Mi hijo se quedaba callado al volver del colegio – Luego sus compañeros me enviaron vídeos

03 de junio de 2024

Mi novio me mintió diciéndome que quería un hijo, así que le di una lección muy merecida

08 de mayo de 2024

Indigente conquista el corazón de un hombre rico - Historia del día

18 de junio de 2024

La gente comparte historias reales de las peores citas en las que han estado

11 de marzo de 2024

Mi suegra lloró todo el día después de que mi mamá vino y le dijo que sabía su secreto

04 de marzo de 2024

Hombre acude a una primera cita y ve que la mujer es discapacitada - Historia del día

29 de marzo de 2024

Bloqueé a un hombre después de que me comprara una cena de más de $600 – Resultó que intentó advertirme

31 de mayo de 2024