Justo después de dar a luz, mamá es llevada al elevador. Los empleados escuchan gritos, luego silencio

Georgimar Coronil
13 mar 2018
21:25
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La joven madre estaba siendo transportada en una camilla cuando ocurrió la gran tragedia.

Publicidad

De acuerdo a lo reseñado por AWN el 28 de febrero de 2018, Rocío Cortes Núñez dio a luz en el Hospital Valme en Sevilla, España, el 25 de febrero de 2018, pero en solo minutos su alegría se transformó en un dolor profundo.

El nacimiento de un nuevo ser es motivo de alegría y celebraciones, es por ello que la familia de Rocío se encontraba eufórica luego del nacimiento del nuevo integrante de los Cortes.

Inundados de alegría, jamás imaginaron lo que podía suceder pocos minutos después cuando la nueva madre era trasladada a una habitación para su recuperación.

Un camillero llevaba a Rocío a otro piso del hospital cuando el ascensor comenzó a moverse sin que la camilla estuviera totalmente adentro, conllevando a que el cuerpo de la joven terminara dividido a la mitad.

Publicidad

La mujer era originaria de Dos Hermanas, un pequeño pueblo en las afueras de Sevilla, en el sur de España. Esta era su tercera hija, los primeros dos tenían cuatro y dos años.

Publicidad

Oímos un fuerte golpe en el ascensor. Esto no puede terminar así. Esta vez fue Rocío, pero mañana podría ser otra persona. Soy un desastre total, dijo Jose Gasper, viudo de la fallecida. 

Gasper, que trabaja como mesonero en un restaurante y estuvo casado durante cuatro años con Núñez, se encuentra destrozado por la repentina pérdida de su esposa.

Afortunadamente, el bebé recién nacido no estaba con su madre en la camilla, ya que había sido llevado a otro hospital para tratarle una afección cardíaca.

Se conoce que el pequeño respondió muy bien a los tratamientos médicos, pero que debe permanecer en el Hospital Virgen del Rocío en Sevilla.

Publicidad

El trabajador del hospital que transportaba a la joven a la sala de maternidad del tercer piso, aseguró que Núñez estaba atontada al momento de su muerte, debido a que había sido sometida a una cesárea.  

Los bomberos intentaron liberar el cuerpo de la víctima del ascensor, pero a pesar de que tuvo atención inmediata, no se pudo hacer nada para salvarla.

Los testigos llamaron al incidente "algo sacado de una película de terror".

La ministra regional de Salud, Marina Álvarez, dijo que el ascensor hizo un movimiento inusual que atrapó a la mujer y que el trabajador que lo acompañaba trató desesperadamente de ayudarla, pero no tuvo éxito.

Publicidad