Mamá de niño de 4 años que falleció trágicamente al ahogarse hace dulce anuncio

La dolida familia recibirá una nueva bendición en el futuro cercano que traerá un nuevo soplo de vida su hogar, luego de la devastadora tragedia.

Según reporta KidSpot, Anna Davis, cuyo hijo de 3 años, Alby Fox, falleció asfixiado en un devastador accidente, está ahora a punto de traer al mundo a un nuevo bebito. La madre oriunda de Tasmania tuvo tres hijos, Sage Mila Wren, Alby Fox y Acre Roo. Este es su cuarto embarazo.

La inminente llegada del nuevo bebé ha sido anunciada a apenas cuatro meses de que la familia tuviera que despedirse de su segundo hijo.

El adorable pequeño de 3 años de edad murió trágicamente en los brazos de su madre luego de que una pelota de goma se quedara alojada en su tráquea, en el hogar de la familia en Wynyard, en el noroeste del estado.

En una publicación demoledoramente íntima hecha en su cuenta empresarial en Instagram, the.small.folk, Anna compartió las emociones encontradas que han inundado su corazón luego de enterarse de que tendrá a un nuevo bebito.

Ella describió la experiencia de sentir las pataditas de su bebé en el vientre mientras veía con desesperación cómo la vida de Alby se desvanecía poco a poco el pasado febrero.

"Mientras los paramédicos luchaban por traernos a nuestro precioso Alby de vuelta del cielo, me arrodillé a su lado, con su mano aferrada a la mía, mientras nuestro bebito desde el vientre dio una patadita", escribió en su publicación en Instagram.

View this post on Instagram

Darling Alby, Today, despite the fact you are no longer with us, we celebrate and honour your fourth sunshine journey. Your daddy and I visited you this morning, holding your hands and stroking your hair, for what I wish could have been an eternity. We placed your much-longed for gift - a waterproof watch with a light - around your tiny little wrist, and tried not to shower you with too many tears as we painted your fingernails with your favourite gold glitter polish. Time spent with you is never enough and leaving without you by our side, summons the most unbearable pain we’ve ever had to endure. Our arms are yearning for the thousands of cuddles yet to be given, our ears are longing for your laughter to once again resound through the walls of our home, and our hearts are shattered for the millions of memories we’ll never have the chance to create. We, along with the world, are weeping, but we take solace in the fact that all you ever knew, in your almost-four-years, was nothing but love. We are eternally grateful for the abundant light you brought to our lives and now know that your purpose was so much higher than any of us ever anticipated. Happy birthday sweetheart. We miss you endlessly ♥️

A post shared by THE SMALL FOLK (@the.small.folk) on

"Y en ese momento, el sobrecogedor contraste entre la vida y la muerte asomó su desagradable belleza de una forma que jamás imaginé posible"

Anna, que ahora está en la dulce espera de su cuarto bebé, también ofrece una devastadora perspectva sobre las dificultades que ha encarado al navegar las aguas turbulentas del luto y de la dicha y emoción al mismo tiempo.

Mira la publicación de Anna a continuación.

View this post on Instagram

While paramedics fought to bring our precious Alby back from the heavens, I knelt by his side, with his hand clutched in my own, as our unborn babe kicked inside my womb. And in that moment, the overwhelming contrast of life and death reared its ugly beauty in a way I never conceived possible. The last few days have been spent swimming through a tidal wave of grief, grappling with the almost incomprehensible thoughts of one sweet life slipping through our fingers only four months ago, while physically and mentally preparing to guide our next little starling into the universe. Sometimes this grief is raw and unbridled and takes us all by surprise. And all that we can do is surrender, allow our tears to cleanse the fire, and then set it free 💫 ⠀ 📷 Alby, 41 weeks womb-side

A post shared by THE SMALL FOLK (@the.small.folk) on

"Los últimos días los he pasado nadando a través de una oleada de dolor, lidiando con los pensamientos más incomprensibles de una dulce vida deslizándose a través de nuestros dedos hace apenas cuatro meses, mientras física y mentalmente nos preparamos para guiar a otro pichón en el universo", dijo.

"A veces el dolor es crudo e incontrolable, y nos toma a todos por sorpresa. Y todo lo que podemos hacer es rendirnos, permitir que nuestras lágrimas limpien la hoguera, y luego dejarlo libre".

View this post on Instagram

After The Small Folk’s very humble beginnings just over a year ago, tomorrow we embark on a brand new chapter, as we relocate our passion-business-lifeblood to an incredible, new space, presenting us with potential beyond our wildest dreams. (I’m not sure how this move also happened to coincide with us being 39 weeks pregnant, but the universe will have her way 😉🔮) Without you, our ever-supportive, loyal community, graciously riding the ebbs and flows of life by our side, none of this would be possible. Individually we may be small folk, but collectively, this village of hearts fuses to form the biggest, boldest, brightest mosaic of love imaginable. And for this, we could never thank you enough 🌻

A post shared by THE SMALL FOLK (@the.small.folk) on

Las palabras fueron compañadas por una foto de Anna, durante su embarazo de Alby, a las 41 semanas.

Detalles de la trágica y repentina muerte de Alby fueron difundidos por una página en el sitio web de recaudación de fondos Gofundme, donde más de 200.000 dólares fueron recaudados para la familia en cuestión de días luego de la tragedia, con donaciones del mundo entero.

View this post on Instagram

I love you, I love you, I love you 🦊

A post shared by THE SMALL FOLK (@the.small.folk) on

En lunes 16 de febrero, el pequeño Alby estaba jugando con una pelota de goma que había llegado temprano esa mañana en un paquete lleno de juguetes de fiesta para la celebración de su cuarto cumpleaños, que estaba a la vuelta de la esquina.

La pelota, una esfera de goma de más o menos una pulgada (2,5 centímetros) de diámetro, se quedó atorada en su tráquea, impidiéndole al pequeño respirar.

Su madre estaba a escasos metros cuando sucedió´, y llegó al pequeño segundos después. Pasó 16 minutos aplicándole RCP antes de que llegaran los paramédicos.

Pero a pesar de todos sus esfuerzos, el pequeño trágicamente murió en sus brazos. Al menos la familia tendrá un poco de nueva luz en su vida.

Artículos relacionados
Jan 14, 2019
Hermano de 3 años del niño que cayó en pozo en Málaga murió de un infarto hace dos años
Dec 13, 2018
La tragedia de una mujer que fue violada y falleció 17 años después, todavía espera justicia
Personas Mar 06, 2019
Papá héroe que rescató a hija de 13 meses de casa en llamas falleció en el hospital
Crianza Mar 29, 2019
Mamá con tumor incurable colecciona regalos especiales para que su hijo no la olvide