07 de julio de 2018

Mujer rescató 25 tiernos perritos que iban a morir en una granja de carne en China

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Esta mujer es una de esas personas que aman incondicionalmente a los animales y podrían hacer cualquier cosa alocada para salvarlos de un trágico destino.

Los perros habrían muerto si Valerie Curran no hubiera intervenido para salvarlos. Ella recaudó $ 20,000 para volar a China y salvar a 25 perros, como informó el CBS 17.

"Simplemente tienen una perspectiva muy diferente de los animales", dijo Valerie Curran sobre los residentes en China.

Curran dijo que 10,000 perros son torturados y asesinados en el marco del Festival anual chino de perros de Yulin.

Publicidad

"Mientras más causan dolor y sufrimiento, sienten que mejor sabe la carne. Entonces, cuando supe de eso, estaba decidida a involucrarme y encontrar la manera de ayudar", dijo Curran.

Curran trabaja con el grupo mundial de rescate de animales, No Dogs Left Behind.

Publicidad

La amante de los animales de Raleigh recaudó dinero para viajar a China, donde se ofreció como voluntaria en el refugio de animales del grupo durante unos días. Voló a casa con siete de los 25 perros que ayudó a salvar. Tres de ellos ya tienen casas nuevas.

"Los animales son tan importantes para nosotros. Están en primera línea con nuestros militares, buscan y rescatan. Son perros de terapia", dijo Curran. Cuatro de los animalitos todavía necesitan un buen hogar.

Publicidad

"Estos perros son una oportunidad para que otros se enteren de la situación. Por eso, cuando caminan por las calles, estos perros son embajadores y sería maravilloso que esas familias los utilicen", dijo Curran.

De acuerdo con Western Journal, el Festival marca el comienzo del solsticio de verano y algunos creen que comenzó hace poco menos de 30 años. Sin embargo, la práctica de comer carne canina ha existido durante aproximadamente medio milenio.

Algunos expertos creen que el festival ya es ilegal según las leyes actuales.Las protestas sobre el evento estallaron en 2014. La presión se hizo tan intensa tanto a nivel local como en las redes sociales que el gobierno de Yulin emitió una declaración diciendo que el Festival en realidad no existe.

Publicidad