Niño de 6 años mordido por 2 serpientes venenosas en ocho días reza a Dios para vivir

El pequeño había estado fuera de la casa familiar cuando fue mordido por una de las serpientes más venenosas del mundo.

Un niño australiano ya ha estado cerca de morir dos veces después de ser mordido por una serpiente venenosa en dos ocasiones separadas, con una diferencia de ocho días la una de la otra.

7 News informó que Joel Canning, de 6 años, que vive en Wongan Hills, en el cinturón de Wheatbelt de WA, al noreste de Perth, se acercó calmado a su madre poco después de que ocurriera la primera mordida, y le preguntó por el cielo.

El pequeño había estado fuera de la casa familiar cuando fue mordido por una de las serpientes más venenosas del mundo: una marrón occidental.

La madre del niño dijo:

"[Él] me preguntó: 'si eres mordido por una serpiente venenosa en Australia, ¿vas al cielo?'", dijo Pippa Canning a 7 News. "Dije: 'Sí' y luego se desmayó".

Cuando Joel colapsó, la Sra. Canning se dio cuenta de que tenía que ayudarlo a respirar, por lo que ella y su esposo realizaron una RCP y se apresuraron a llevar a su hijo a un hospital local donde recibió un antídoto.

Luego fue trasladado a Perth para recibir tratamiento adicional, informó News.com.au.

Luego, ocho días más tarde, Joel fue mordido nuevamente por la misma especie de serpiente en la misma calle.

La madre del chico pensó una vez más que iba a morir, pero él confiaba en que sobreviviría porque se las arregló la primera vez.

Joel le dijo a 7 News que rezó a Dios para poder sobrevivir a lo ocurrido por segunda vez.

"Lo hice, oré por eso y mi oración se hizo realidad", dijo el niño.

Es posible que todavía tuviera antiveneno en su cuerpo desde el primer mordisco. También ayudó a que el hospital está ubicado al final de la calle cercana a su casa y almacena el antídoto que Joel necesitaba.

Mientras que el niño de Wongan Hills ha logrado sobrevivir a dos ataques separados de una de las serpientes más mortíferas del mundo, no es el mismo después de todo lo que ha pasado.

Su madre dijo que su hijo sufre ataques de ansiedad de que una serpiente podría morderlo de nuevo.

"Ellos (los ataques de ansiedad) han estado sucediendo en la escuela ahora", dijo.

"Entonces, cuando cruzó el campo, debido a los latidos de su corazón y estar corriendo por el monte, pensó que era el veneno de nuevo".

La serpiente marrón occidental se encuentra principalmente en toda Australia y, aunque se cree que es menos agresiva que la serpiente marrón oriental, todavía se considera altamente peligrosa, de acuerdo con Australian Geographic, informó Fox News.

La especie produce tres veces más veneno que la serpiente marrón oriental, pero las mordeduras son típicamente difíciles de ver.

Si bien Canning dijo que su hijo ahora sufre ataques de ansiedad en la escuela sobre las serpientes, ella agregó que sus emergencias han reforzado su creencia en la importancia de conocer sobre Primeros Auxilios.