Niña enferma terminal celebró su último cumpleaños en una fiesta especial, y las fotos son conmovedoras

Esta niña de 5 años de Hood River, Oregon, ha estado luchando contra el cáncer de neuroblastoma en etapa 4 durante tres años.

De acuerdo con lo publicado en BuzzFeed, en 2015 la pequeña Lila May Schow dejó de recibir quimioterapias. Sus doctores le dijeron a la familia que el tratamiento ya no es una opción porque su cuerpo no es lo suficientemente fuerte.

Pensando que sería el último cumpleaños de Lila, sus padres Heidi Hall y Ryan Schow decidieron hacer su próxima celebración muy especial e iniciaron un grupo de Facebook para organizar las cosas.

Con la ayuda de empresas locales, donaciones y muchos voluntarios, el festejo se convirtió en realidad. Todos se juntaron y organizaron la fiesta de su vida.

Celebrado en un antiguo banco local, el evento fue un cumpleaños, una fiesta de graduación y una boda, todo en uno, ya que sus padres sabían que ella nunca llegaría a experimentar estos eventos ella misma.

Todo, desde el vestuario hasta la música y la comida, fue donado y asistieron cientos de personas de todos los Estados Unidos.

Lila, que asistió a la fiesta con un traje de Cenicienta a la medida, incluso estuvo rodeada por un grupo de princesas de Disney.

Mira el video de esta historia.

Sabiendo que nunca tendría la oportunidad de tener una boda real, su padre le propuso matrimonio y "se casó" con ella en una ceremonia, y tuvo un baile de padre e hija.

KOIN 6 News describió el momento:

“La multitud aplaudió a su princesa, quien sonrió y saludó. Ella vio a su Príncipe Encantador – ‘¡Papá, papá!’ - mientras él y su padrastro la acompañaban a la línea de recepción dentro de su "castillo", seguida por las princesas de Disney.

"Creo que todas las niñas necesitan tanta magia de princesa como puedan", dijo Cenicienta. "Tristemente, dado que no le queda mucho tiempo, pensé que era realmente importante obtener tanta magia como pudiera".

Cientos de personas vitorearon mientras caminaba por la alfombra roja. Con las luces de la cámara parpadeando, el padre de Lila May la hizo girar sobre la alfombra roja en un baile que hizo llorar a la gente.

Entonces su padrastro bailó con ella. Al final de su baile, se arrodilló, sacó un anillo y dijo: "Lila May, ¿te casarías conmigo?"

"¡Sí!", dijo ella.

Luego la multitud cantó "Feliz cumpleaños" y ella disfrutaba el momento.

"No hubiéramos llegado tan lejos y hubiéramos podido luchar tan duro sin toda la ayuda que se nos ha brindado. Estamos muy agradecidos por eso. Es todo sobre hacer sonreír a una niña pequeña".

Lila May Schow pasó la mayor parte de sus últimos tres años en el hospital o en el consultorio del médico. Los expertos de los hospitales de Portland, Nueva York y Michigan no pudieron hacer nada con su cáncer, publicó Katu.

"No sabemos cuánto tiempo nos queda", dijo su padre en aquel momento del año 2015. "Solo queremos darle todo lo que se merece".

Según Oregon Live, los problemas con la médula ósea de Lila eran demasiado avanzados. El nuevo cóctel de quimioterapia la mataría. La naturaleza tomaría su curso.

"Siempre fuimos honestos acerca del cáncer", dijo Heidi. "Pero después de la llamada teníamos que tener un tipo diferente de conversación. Nunca tuve que decir palabras tan duras".

La familia estaba en el patio trasero, viendo jugar a Lila, cuando su madre colocó a su hija en su regazo. El padre se acercó para abrazarla.

"Le dije que a veces las personas no vencen el cáncer", dijo Heidi. "Hablamos sobre la muerte y le dijimos que la amábamos".

Lila May Schow murió el 14 de septiembre de 2015, luego de una recaída en Honolulú, Hawai, donde pasaba sus últimas vacaciones, informó People en su oportunidad.

Pero estos bondadosos padres hicieron todo lo que pudieron por su hija, y nunca se rindieron en su lucha. Nunca la abandonaron.

LA HISTORIA DE LOGAN

Tan conmovedora como la historia de Lila, es la de este niño que había soñado con caminar hacia al altar y no podría, debido a una enfermedad terminal.

AmoMama contó que su madre decidió complacerlo y casarse con él, en una ceremonia de cuento de hadas.

Fue así como Logan Mountcastle caminó por el pasillo para "casarse" con su madre Joelean, durante una boda fingida en el Gainsborough Liberal Club.

Amigos y familiares se reunieron para ver la ceremonia.

Al pequeño de 7 años le quedan solo años de vida, después de haber sido diagnosticado con un trastorno genético.

En un intento por hacer realidad el deseo de Logan, su madre organizó una boda temática de La Bella y la Bestia para cumplir los sueños de su pequeño hijo, cuyos detalles puedes conocer aquí.