Chica sorprende a su cita del baile escolar al caminar por primera vez en 10 meses

La adolescente sorprendió en su noche de baile al caminar por primera vez en 10 meses.

La noche de baile resultó ser la noche más memorable que dos estudiantes pudieron imaginar, cuando la chica sorprendió a su cita, caminando por primera vez en diez meses.

Una adolescente llamada Morgan Coultress de San Antonio, Texas, había estado en una silla de ruedas durante 10 meses cuando decidió sorprender a su cita, Tarik García, caminando hacia él cuando la recogió.

Morgan tenía lo que se conoce como trastorno de conversión, que adquirió después de someterse a una operación. Durante casi un año, estuvo en silla de ruedas solo para darse cuenta antes de la fiesta de graduación que podía volver a caminar.

Para hacer que su baile de graduación fuera muy especial, Morgan decidió revelar su recuperación a Tarik esa misma noche y el momento fue grabado en un video que ahora se ha vuelto viral con 8 millones de visitas. 

En el clip, se ve a Morgan de pie en el pasillo mirando a Tarik vestido de traje en la puerta. Cuando él la ve, ella camina lentamente hacia él mientras Tarik grita en shock. El chico tarda un momento en procesar lo que estaba sucediendo antes de acercarse rápidamente a Morgan para abrazarla.

"¡Oh, Dios mío! ¡¿Cómo hiciste eso?!", pregunta.

Morgan publicó el video en Twitter y describió el momento a sus seguidores.

"Después de no poder caminar con mis propias piernas durante 10 meses... Sorprendí a mi pareja de graduación con esto".

Más tarde publicó videos de su noche de graduación, revelando sus tiernos momentos con Tarik, a quien llama "uno de sus mejores amigos".

Pero eso no es todo, si bien Morgan sorprendió a sus amigos en la fiesta de graduación al poder caminar de nuevo, ellos a su vez la sorprendieron al coronarla como Reina del baile.

La promoción de Morgan pasará a la historia como una de las más memorables de la historia por tener las sorpresas más agradables. Mira el video a continuación.

Otra adolescente que sorprendió a todos fue Kayleigh Snaith, quien quedó embarazada a los 13 años y decidió aparecer en su baile de graduación con su hija de dos años.

Ella quería compartir su momento de princesa con su hija, por lo que le puso un vestido de encaje blanco con un lazo en el pelo y valientemente entró a la fiesta de graduación mostrando orgullosa a su hija.

Kayleigh recibió mucho odio cuando quedó embarazada y esta fue su manera de hacer frente a sus críticos, demostrando que tener una hija era lo mejor que le había pasado a pesar de que en ese momento no había terminado la escuela.

El paso por la escuela durante la adolescencia puede ser duro, pero siempre tendrá sus momentos únicos que son los que vale la pena atesorar de por vida. Así le paso a Daniel Rivas, un chico común de 17 años que quería ir al baile escolar, pero cuando invitó a las chicas, fue rechazado.

Toda la situación fue tan desagradable para él que decidió no ir. Sabía que el rechazo se debía a que tiene síndrome de Down. Sin embargo, las cosas cambiaron cuando una chica del décimo grado le pidió que fuera su cita.

Pero lo mejor es que Kylie Fronius no se lo pidió porque sintiera lástima por el chico, sino porque realmente quería ser su cita para el baile.

Al llegar a la fiesta, había una alfombra roja para Kylie y Daniel, donde fueron recibidos por algunos estudiantes. La pareja bailó y se divirtió durante toda la noche y sin duda, fue una noche para el recuerdo.