Meghan Markle se llenó de alegría al recibir hermoso regalo de embarazo en el zoológico de Taronga

Los presentes para el bebé real ya comenzaron a llover. Y el primer vendaval le enseñará al pequeño (o pequeña), una muestra temprana de la fauna australiana.

Aunque muchos fanáticos lo esperaban, todos quedaron sorprendidos cuando Meghan Markle y el Príncipe Harry anunciaron el lunes temprano que ya esperan su primer hijo, justo el día en que se iniciaba su maratónica gira por Australia, Nueva Zelanda, Fiji y Tonga.

"Sus Altezas Reales el Duque y la Duquesa de Sussex se complacen en anunciar que la Duquesa de Sussex está esperando un bebé en la primavera de 2019", dijo el Palacio de Kensington.

Y fue en la ciudad australiana Sydney donde la duquesa recibió el primer regalo de embarazo: un adorable canguro de peluche que al comienzo del día le entregó el Gobernador General de Australia, Sir Peter Cosgrove, ante el que Meghan exclamó: "¡Nuestro primer regalo de bebé!".

Mientras estaban en la Casa del Almirantazgo, a la Duque y la Duquesa se les presentaron flores tradicionales y alfileres de ornitorrinco, después de haber sido dotados de sombreros Akubra y un par de diminutas botas Ugg para su bebé.

Pero fue en el zoológico de Taronga, en la misma ciudad, donde un obsequio en particular llamó la atención de su imaginación. Allí le entregaron una caja rectangular de la que –luego de la sorpresa mañanera- muchos observadores reales adivinaban el contenido.

Dentro de la caja había un oso de peluche llamado Angel of Love, creado por la marca para bebés Enchanting Angels, con sede en Sydney.

El tierno osito está adornado con un corazón de cristal de cuarzo rosa y sus creadores afirman que ayudan a "desarrollar todo tipo de relaciones amorosas, desde el nuevo amor hasta el nacimiento".

"Los niños realmente creen que después de abrazar a su osito de ángel, la energía del cristal les ayuda a sentirse mejor", dice el sitio web de la marca.

En el zoo, Meghan y Harry también conocieron a sus homólogos, Meghan y Harry, un par de koalas que fueron bautizados como ellos en honor a sus nupcias. "Tan, tan dulce", dijo Meghan.

LA SORPRESA DE LA SEMANA

Todos suponían que los recién casados duques estaban haciendo los trámites, pero a decir verdad, nadie esperaba que el anuncio del embarazo de Meghan sería tan expedito.

Según reseñó People, las amigas de Markle "sabían que intentaba tener un bebé”, pero quedaron sorprendidas porque "sucedió tan rápido”.

El sitio digital afirmó que los fanáticos no fueron los únicos sorprendidos cuando Meghan Markle y el Príncipe Harry anunciaron el lunes que estaban esperando su primer hijo.

Algunos amigos también fueron sorprendidos con la guardia baja, al menos por el momento.

"Sus amigos sabían que ella estaba intentando y que no iba a esperar mucho porque es mayor", dijo una fuente a People en el artículo de portada de esta semana. "Pero todos se sorprendieron tanto que sucedió tan rápido".

"Una o dos personas desconfiaban", especialmente antes del 12 de octubre de la boda real de la princesa Eugenia, pero "lo mantuvieron muy dentro del cofre", añadió otro amigo cercano de la familia.

Ahora, con su nuevo estado, la gira de 16 días, con más de una docena de vuelos y 75 apariciones, representará sus propios desafíos para Meghan, comentó People.

"Creo que es muy valiente [haber anunciado el embarazo] antes de uno de los viajes más agotadores que tendrán que hacer", le dijo un amigo a la revista.

"Lo bueno es que [Meghan] está en las mejores manos posibles", agregó ese amigo.

Falta saber cómo será la reacción del Príncipe Carlos cuando nazca su cuarto nieto, pues con el tercero fue muy divertida.

Como todo abuelo orgulloso, Carlos fue uno de los primeros en celebrar el nacimiento de su tercer nieto, hijo del Príncipe William y Kate Middleton.

A pesar de que este tipo de situaciones suelen estar regidas por un protocolo, el Príncipe no pudo contener la gran alegría que sentía. Descubra aquí cuál fue su reacción.