Milagro médico: Nace el primer bebé de un útero trasplantado de donante fallecida

El primer bebé del mundo nacido de un útero trasplantado de un donante fallecido ya vino al mundo, según reporta un equipo de doctores en Brasil.

En Brasil, un equipo médico ha revelado el increíble nacimiento de una bebita fruto de un embarazo gestado en un útero trasplantado de una donante fallecida. La pequeña nació en el mes de diciembre de 2017, a una mujer de 32 años que nació sin útero.

La madre recibió el útero de una mujer de 45 años, quien tuvo tres hijos naturalmente y luego falleció de una apoplejía, como detalla el artículo científico que ha difundido el caso, publicado en la revista científica Lancet este martes.

El útero de la donante fallecida fue implantado durante una cirugía de 10 horas. Siete meses más tarde, los doctores implantaron el embrión usando técnicas de fertilización in vitro.

La bebita  vino al mundo por cesárea el pasado 15 de diciembre de 2017, luego de 36 semanas de embarazo, con un peso de 2500 gramos.

Los doctores luego removieron el útero de la nueva madre, para que pudiese dejar de tomar medicación que suprime su sistema inmune para evitar rechazar el órgano. Ahora, casi un año después, madre e hia siguen en perfecta salud.

Han habido varios embarazos exitosos usando úteros trasplantados de donantes vivos, luego de que el procedimiento fuera realizado por un pionero sueco, el Dr. Mats Brannstrom, hace unos cinco años.

La posibilidad de embarazos exitosos usando donantes fallecidos expande las posibilidades para la fertilidad. En 2016, doctores de la Cleveland Clinic intentaron iniciar un embarazo usando un útero de un donante fallecido, pero una infección arruinó el proceso.

"El grupo brasileño ha demostrado que usar donantes muertos es una opción viable", dijo el Dr. Tommaso Falcone, de la Cleveland Clinic. "Podría darnos una mayor cantidad de órganos de la que creíamos posible".

Los investigadores brasileños planean ensayar dos trasplantes de úteros adicionales, como parte de un estudio.

"Aún hay muchas cosas que no entendemos sobre los embarazos, como el proceso de implantación de embriones", dijo el Dr. Cesar Diaz, coautor de un comentario en la revista. "Estos trasplantes nos ayudarán a entender la implantación y cada etapa del embarazo".

Mientras tanto, en Dallas, Texas, dos madres llevaron a sendos "bebés milagrosos" a término, gracias a un avance médico que les permitió hcer algo previamente imposible según la medicina.

Ashleigh Coulter, de 28 años, y Bliss Coulter, de 36, se conocieron hace seis años y contrajeron matrimonio. La pareja deseaba un bebé desesperadamente, pero sabían que necesitarían de un donante de esperma, y algo de creatividad.

"Obviamente, siendo dos mujeres, nos preguntamos cómo poder hacer que eso pase", dijo Ashleigh. "Sentimos que tenía que haber una forma". Y resulta ser que la había, gracias a la ciencia médica.  Pero no sería sencillo.

Otro bebé milagroso que pesaba apenas 400 gramos tenía "nulas probabilidades de sobrevivir". La pareja nunca esperó tener hijos propios. Cuando se enteraron de que un bebé estaba en camino, pensaron que era un milagro.

Ashley Zachmeyer, de 22 años, fue diagnosticada con síndrome de ovario poliquístico (SOP), un trastorno hormonal que puede causar sangrado uterino anormal, aborto espontáneo o parto prematuro e infertilidad.

Nunca esperó tener un bebé y se sorprendió realmente al saber que tenía siete semanas de embarazo.

Luego de 18 semanas, ella y su esposo, Jeffery, recibieron una noticia terrible: el bebé tenía tres semanas de retraso en el desarrollo y había muy poco líquido amniótico. Y ese era apenas el comienzo de su historia.

Artículos relacionados
Crianza Feb 13, 2019
Chico nace pesando 700 gramos y con el tamaño de una jeringa, y está vivo gracias a los doctores
Jan 15, 2019
Llevaban años divorciados, pero ella igual halló una razón para donarle un riñón y salvar su vida
Vida Apr 12, 2019
Bebé hace historia al ser el primer niño nacido de un trasplante de útero asistido por robots
Crianza Mar 20, 2019
Mujer dio a luz a cuatro hijos aunque los médicos le advirtieron que algunos posiblemente morirían