Sobreviviente de accidente vuelve al hospital a conocer a quienes la salvaron hace 2 años

Joanna hizo una visita al hospital donde pasó meses recuperándose tras el terrible accidente que sufrió hace dos años.

Joanna Harris estaba embarazada de su quinto hijo cuando un conductor que iba a toda velocidad perdió el control de su camioneta mientras avanzaba sobre pavimento mojado y se estrelló de frente contra su auto.

Los hechos tuvieron lugar en la carretera estatal uno entre Warkworth y Wellsford el 25 de noviembre de 2016. Trágicamente, su bebé, Bo, que tenía 34 semanas de gestación, no sobrevivió.

La mujer fue trasladada por aire directamente al Hospital de la ciudad de Auckland con lesiones que amenazan su vida. Allí pasó 13 semanas siendo atendida por cirujanos, enfermeras, anestesistas, radiólogos, fisioterapeutas y otras personas especializadas en el DHB de Auckland.

Joanna estuvo inconsciente durante cuatro semanas. Fue sometida a varias operaciones para tratar sus terribles lesiones y hoy en día puede contar su historia gracias a la ayuda de sus médicos.

SU PROBABILIDAD DE SUPERVIVENCIA ERA INFERIOR AL 50%

Mientras era trasladada, un médico especialista en traumatología administró una transfusión de sangre para mantenerla viva. Tenía hemorragia interna y su probabilidad de supervivencia era inferior al 50 por ciento cuando llegó a la sala de emergencias.

Ella comentó lo siguiente: "Me alegra que mis hijos no estuvieran en el auto ese día. Me sorprendió cuando vi fotos de mi auto, solo pregunté, '¿Cómo salí viva de eso?'".

Y agregó: “Tuve fracturas faciales, fracturas de cráneo; Mi brazo derecho fue aplastado. Mi hígado estaba destrozado. Si no fuera por la experiencia de todos los servicios de trauma, no habría tenido oportunidad".

Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

LOS MÉDICOS SALVARON SU VIDA

Joanna estuvo inconsciente durante cuatro semanas. Fue sometida a varias operaciones para tratar sus terribles lesiones y hoy en día puede contar su historia gracias a la ayuda de sus médicos, hacia quienes siente una inmensa gratitud.

Ella señaló: "Sientes que les debes tu vida. Recuerdo que me desperté y ni siquiera sabía si tenía piernas".

Ella no ha usado silla de ruedas desde Navidad del año pasado, y ha logrado caminar sin muletas durante tres meses.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

"Es increíble cómo arreglan todo. Mi brazo estaba virtualmente insalvable, y nadie pensó que podría mantenerlo, pero aquí está”, agregó.

Este año regresó al hospital para ver a las personas que la salvaron. "Quería esperar hasta que pudiera caminar por la puerta".

Ella contó que fue un milagro el que la hizo sobrevivir. “Esta vez, hace dos años, luchaba por mi vida y hoy estoy muy agradecida de estar viva para mis hijos. Quiero usar mi experiencia para ayudar a otros a obtener la misma atención increíble que recibí”.

Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

AGRADECIMIENTO DE SU FAMILIA

Los otros cuatro hijos de Joanna, Connor, Kaelebe, Jacob y Robbie, están agradecidos con los que salvaron la vida de su madre y con todos los que la cuidaron en el Auckland City Hospital.

"Me siento realmente feliz de que ella esté bien. Los médicos me devolvieron a mi madre. Sin ellos, ella no estaría aquí”, dijo Kaelebe, de 10 años.

El profesor Ian Civil, director clínico del Servicio de Trauma del DHB de Auckland, fue quien supervisó el tratamiento de Joanna y dijo que puede ser beneficioso para pacientes como ella volver a visitar el hospital como parte de su recuperación.

Imagen tomada de: Wikimedia Commons

Imagen tomada de: Wikimedia Commons

“Los pacientes de trauma a menudo recuerdan muy poco de su tiempo con nosotros, por lo que regresar puede ser muy surrealista, pero a menudo ayuda a dar un cierre a su experiencia.

“Mientras que Joanna, naturalmente, no recuerda a muchas de las personas que la cuidaron, especialmente en Cuidados Críticos, el equipo la recuerda bien y realmente apreciamos su visita", agregó el profesor Civil.

A diferencia de Joanna, su padre Robert tiene vívidos recuerdos de haber pasado la Navidad 2016 en el hospital y de haber apoyado a su hija en cada etapa de su recuperación.

Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

La Fundación de Salud de Auckland se unió a Joanna y su padre para sus reuniones en el Auckland City Hospital. Gwen Green, CEO de la Fundación, dijo lo siguiente:

"Las donaciones a la Fundación de Salud de Auckland ayudan a las personas como Joanna a tener la mejor oportunidad de supervivencia, y todos los fondos se destinan al objetivo de la fundación de apoyar la atención médica de primera clase para todos".

Imagen tomada de: Wikipedia

Imagen tomada de: Wikipedia

Y agregó: "Ya sea que realice una donación a uno de nuestros proyectos prioritarios o a un departamento específico de DHB, usted decide a dónde va su dinero, lo que podría ser hacia el desarrollo de capacitación de simulación de primera clase o un equipo que salve vidas".

OTRA SUPERVIVIENTE

La historia de Joanna nos recuerda a la de otra mujer que, después de un terrible accidente, fue capaz de caminar de nuevo tras someterse a múltiples cirugías.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

Victoria Peacock es una chica de 22 años que fue atropellada por un camión cuando se dirigía a su trabajo. El accidente la dejó en cama, con un estado muy crítico sin poder caminar por mucho tiempo, y puedes conocer los detalles de su caso aquí.

Artículos relacionados
Jan 15, 2019
Llevaban años divorciados, pero ella igual halló una razón para donarle un riñón y salvar su vida
Feb 09, 2019
Doctores dicen a mujer que tiene 1 mes de vida, 8 años después está libre de cáncer y embarazada
Dec 17, 2018
"Ella era mi hijo": La fuerte historia de cómo su hijo de 4 años sabía que no era un varón
Salud Mar 12, 2019
Misteriosa enfermedad hace que una niña de 10 años se comporte y sienta como una infante