logo
Bebé en cuna de hospital | Fuente: Shutterstock
Bebé en cuna de hospital | Fuente: Shutterstock

Mujer abandona a su bebé enferma en el hospital y se marcha sin arrepentirse - Historia del día

Después de que los médicos dijeran a Amanda que su bebé nunca caminaría, ella la dejó en el hospital y no miró atrás. Pero su prometido, Jake, no podía creerlo y rompieron. Años después, Amanda volvió a encontrarse con Jake y vio algo que nunca esperó.

Publicidad

"¡ERES UN MONSTRUO! ¿Cómo has podido hacer esto, Amanda?", bramó Jake, agitando las manos en el aire hasta que se detuvo y empezó a tirarse del pelo de rabia.

"Cálmate. Nuestros vecinos te oirán gritar. No es para tanto. Lo intentaremos de nuevo y esta vez conseguiremos uno bueno", dijo Amanda en el tono más displicente imaginable.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pixabay

"¿Uno bueno? ¿UNO BUENO? ¡Un bebé no es un accesorio, Amanda! ¡ABANDONASTE A NUESTRA HIJA EN EL HOSPITAL! ¿Dónde está?", gritó Jake, sacudiendo la cara roja a su prometida. Se puso las manos en la cintura y contempló lo que Amanda acababa de hacer.

Por desgracia, Amanda se puso de parto antes de lo que esperaban, mientras Jake estaba de viaje de negocios en Florida. La llevaron al Hospital Universitario George Washington, donde le practicaron una cesárea de urgencia.

Publicidad

Cuando la nueva madre se despertó, pidió ver a la bebé, y los médicos le revelaron que su niña había sufrido complicaciones durante la urgencia y que no podría volver a caminar.

Amanda se puso histérica. Los llamó a todos sinvergüenzas, gritando y tirando cuantas cosas tenía en la mesilla de noche. Tuvieron que sedarla antes de que se le arrancaran los puntos. Pero cuando volvió a despertarse, Amanda rechazó cualquier intento de ver a su hija en la UCIN.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pixabay

Dijo a todo el personal médico que vio que habían "estropeado" a su bebé, y que no iba a llevarse a la niña a casa con ella. Al cabo de unos días, abandonó el hospital sin la bebé y esperó a que Jake volviera. Sin embargo, nunca imaginó la reacción de Jake.

Publicidad

"Jake, esos idiotas del hospital dañaron a nuestra hija, y luego quisieron obligarnos a pagar durante años por cosas debido a sus errores. Yo no firmé para eso. Firmé para tener un buen bebé, así que lo volveremos a intentar y ya está", aseguró Amanda a Jake, cruzando los brazos sobre el pecho.

Jake se concentró en la mujer a la que creía amar desde hacía mucho tiempo. Abrió la boca para seguir gritando, pero era inútil. No salió ningún sonido. Amanda no parecía arrepentida en absoluto, y él ya se había desenamorado de ella después de oírla hablar tan cruelmente de su hija recién nacida.

"Me largo. Adiós, monstruo sin corazón", afirmó Jake definitivamente y empezó a caminar. Cogió algunas cosas de su dormitorio mientras Amanda intentaba convencerle de que se quedara y se calmara. Pero él había terminado con ella. No quería mirarla ni un segundo más, así que sólo cogió algunas cosas esenciales, como su pasaporte, y salió corriendo por la puerta.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Publicidad

"¡No estás siendo razonable! ¡Será mejor durante mi segundo embarazo! Podemos ir a una comadrona porque los médicos intentan imponernos su ciencia", exclamó Amanda, siguiendo a Jake hasta su coche. Pero él se alegró de haber hecho un reciente viaje de negocios y de tener ya todo lo imprescindible empacado. Se sentó en el asiento del conductor, arrancó el automóvil, frunció el ceño al ver a su ex prometida golpearle la ventanilla y arrancó.

Nueve años después...

Amanda paseaba de la mano por el parque Book Hill con Liam, su marido. Habían tenido una terrible cita con el médico y ahora estaban contemplando la vida. "Está bien. Podemos adoptar o recurrir a un vientre de alquiler. Hoy en día todo el mundo lo hace. Así no tendrás que sufrir durante el embarazo", la consoló Liam y le sonrió.

Ella suspiró y asintió lentamente con la cabeza, porque tenía un esposo estupendo y esperaba ser padres en el futuro. Mientras paseaban y contemplaban aquella hermosa zona, no pudo evitar recordar su pasado.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Publicidad

Justo entonces, vio a una niña que corría persiguiendo un balón de fútbol con otros niños. Amanda les sonrió, aunque no sabía por qué se había sentido obligada a detenerse y mirar. Luego miró a los adultos y exclamó. Un hombre estalló y se dirigió hacia la niña con una enorme sonrisa de orgullo en la cara.

Amanda se quedó mirándolos, incapaz de moverse ni un centímetro, con la boca abierta. "Cariño, ¿qué está pasando?", preguntó Liam, mirando hacia donde miraba su esposa. Suspiró. "Quizá venir hoy a un parque familiar no haya sido la mejor idea".

"No, es que...", empezó Amanda, pero no pudo continuar porque Jake la descubrió mirándolos. Al principio, se quedó helado igual que ella. Pero luego apretó la mandíbula y agitó la mano, llamando a su hija.

Amanda nunca supo que Jake había ido a buscar a su niña al hospital después de dejarla. Entonces aún no habían entregado a la niña al Servicio de Protección de Menores, y después de que Jake les contara todo lo que había hecho su ex prometida, dejó claro que quería a su hija fuera cual fuera el pronóstico. El personal y un asistente social siguieron exigiendo una prueba de paternidad, pero todos se alegraron de que Jake hubiera venido por esa niña, a la que llamó Aubrey.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Publicidad

Los médicos le dijeron que lo más probable era que Aubrey no caminara. Por lo que pudieron averiguar, sentía las piernas, pero estaban débiles. A lo largo de los años, Jake trabajó con los médicos para tratar a su hija y conseguir que mejorara. Tras mucho trabajo, Aubrey empezó a mover las piernas y mejoró aún más con el tiempo. Al final, era como si nada hubiera fallado.

"Aubrey, es hora de volver a casa", oyó Amanda que Jake le decía a su hija. La niña cogió su balón de fútbol y corrió hacia él con entusiasmo. Jake la levantó, miró a Amanda con el ceño fruncido y empezó a alejarse.

"Amanda, ¿quién es ese hombre?", preguntó Liam, entrecerrando los ojos. Naturalmente, Amanda nunca le había hablado de Jake ni del hecho de que había tenido una hija. Quería empezar de nuevo. Lo que ocurrió entonces no le importaba porque no se arrepentía de nada.

¡No me arrepiento. No me arrepiento. No me arrepiento!, se decía a sí misma mientras Liam intentaba llamar su atención. Era demasiado orgullosa y egoísta para admitir su gigantesco error. Después de unos segundos más, resopló, le dijo a Liam que todo estaba bien y le instó a seguir caminando.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Publicidad

¡El pasado se quedará en el pasado!, se convenció Amanda. Pero el pasado había vuelto para atormentarla, y el karma había venido a cobrarse su deuda. Al final, le contó la verdad a Liam, y su matrimonio implosionó unos años más tarde.

Mientras tanto, Jake y Aubrey eran increíblemente felices, sobre todo cuando Jake se casó con una mujer llamada Darlene. Fue la única madre que conoció la niña. Finalmente, Jake también decidió alejarse de Washington D.C. para que Amanda nunca pudiera encontrarlos.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Un niño no es un objeto ni un accesorio. Los niños son seres vivos y, como padre, tienes que aceptarlos tal como vienen.
  • No puedes mentirte a ti mismo. Amanda podría haberse convencido a sí misma de que no se arrepentía de sus actos. Pero lo hizo.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Si te ha gustado esta historia, quizá te guste ésta sobre un hombre mayor que vio a una joven plantando rosas en la tumba de su difunta esposa.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi suegro me menospreció tras despertar a nuestra bebé con su moto - La reacción de mi esposo me dejó sin palabras

04 de junio de 2024

Mujer segura de que su hijo murió al nacer reconoce su marca de nacimiento en Facebook 3 años después - Historia del día

29 de mayo de 2024

Mi esposo convirtió nuestra noche de bodas en un desastre - Historia del Día

17 de abril de 2024

Mamá asustada ve a su hija adolescente subir a una vieja furgoneta oxidada y la sigue - Historia del día

05 de abril de 2024

Madre aterrorizada ve a hija adolescente subir a vieja furgoneta oxidada y la sigue - Historia del día

14 de marzo de 2024

¿Me equivoco por tratar a mis nietos de forma desigual?

22 de abril de 2024

A un viudo le impiden embarcar vuelo con su bebé recién nacido y Meredith, de 82 años, lo ayuda - Historia del día

18 de abril de 2024

Me desmayé durante una reunión familiar porque mi marido no quiso ayudar con nuestro recién nacido para dejarme dormir

23 de mayo de 2024

Mi hijo y su novia embarazada me exigieron que cambiara el nombre de mi hija recién nacida

17 de mayo de 2024

Vine al restaurante para pillar a mi marido engañándome, pero lo que vi me rompió el corazón aún más

11 de marzo de 2024

Un policía responde a una llamada al 911 y encuentra a una madre de cuatro hijos incapaz de alimentar a su bebé - Historia del día

08 de junio de 2024

Mujer visita a mejor amiga que acaba de adoptar a un bebé, lo reconoce como su propio hijo biológico - Historia del día

07 de mayo de 2024

Mi marido le dio a nuestro hijo su laptop, pero se olvidó de borrar sus fotos secretas de ella - Historia del día

13 de mayo de 2024

Mi cuñada está en su 31ª semana de embarazo, pero la vi con el vientre absolutamente plano y decidí seguirla

26 de febrero de 2024