Anciano le pidió a una viuda que fuese su esposa

La vejez puede ser desafiante porque con el tiempo uno se vuelve más olvidadizo.

Aquí está una historia que seguramente lo hará reír, involucra a un anciano y una anciana que residen en una comunidad de jubilados, Louie, viudo, y Rose, viuda, se conocían desde hacía varios años y se habían encariñado bastante.

La cercanía de ambos alcanzó un nuevo nivel cuando Louie contó valientemente sus verdaderos sentimientos por Rose, esto sucedió durante una cena comunitaria en el gran centro de actividades donde la pareja se sentaba frente a frente en una mesa. 

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

“¿Te casarás conmigo?” Louie le preguntó a Rose después de algunas miradas de admiración a Rose, la cual respondió después de unos segundos: “Sí. Sí lo haré”.

PÉRDIDA DE MEMORIA

Ambos salieron de la cena sintiéndose extáticos, pero a la mañana siguiente, Louie no podía recordar cuál fue la respuesta de Rose a su propuesta de matrimonio. “¿Dijo sí o dijo no?” Estaba profundamente preocupado por su pérdida de memoria.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

Con vacilación, decidió llamar a Rose. Él le dijo que ya no podía recordar las cosas muy bien debido a su edad, luego comenzó a hablar de la noche anterior y después preguntó ansiosamente:

“Cuando pregunté si te casarías conmigo, ¿dijiste ‘Sí’, o dijiste ‘No’?”. Rose respondió: “Bueno, dije: ‘Sí, sí, lo haré’ y lo dije con todo mi corazón”.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

Louie se sintió aliviado, pero no esperaba la exitosa declaración de Rose.

Ella dijo: “Estoy muy contenta de que hayas llamado porque no podía recordar quién me había preguntado”.

OTRO DE LA EDAD DORADA

Esta historia nos recuerda otra broma graciosa. La historia va…Dos ancianos de 90 años se reunieron en una fiesta de “viudos y viudas” en una casa de retiro, después de pasar un tiempo juntos, se dieron cuenta de que estaban destinados a enamorarse.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

Después de algún tiempo, la pareja de ancianos decidió casarse. En su luna de miel, se acostaron uno junto al otro.

El anciano tomó la mano de la dama y la apretó con fuerza en la suya. La anciana también tomó su mano e hizo lo mismo.Minutos después, ambos se quedaron dormidos. En la segunda noche, ocurrió lo mismo.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

Durante su tercera noche juntos, una vez más se acostaron lado a lado. El anciano tomó la mano de su esposa una vez más y le dijo: “No esta noche, cariño, tengo una migraña”.

Estas historias graciosas nos recuerda el reporte del hombre que fingió su muerte para proponer matrimonio a su novia y sorprenderla. 

Artículos relacionados
Dec 31, 2018
Anciana le pidió un favor a su amiga
Historias Apr 23, 2019
Anciano recibe una oferta obscena de una chica de 19 años
Historias Apr 03, 2019
Un anciano compra lencería para su esposa
Dec 14, 2018
Hijo y nuera se irritan con el desastre de su padre anciano