Miembro de la Guardia Civil comparte emotiva carta sobre el rescate de Julen en el pozo

El resctae del niño de dos años que cayó en un pozo profundo en España ha superado los límites, e incluso desafía a la ingeniería del siglo XXI.

Son decenas de personas las que se instalaron en la finca en Totalán, para brindar apoyo y  trabajo en pro del rescate de Julen y uno de los oficiales de la Guardia Civil, compartió emotivas palabras a través de una carta.

A pesar del ruido generado por las máquinas que funcionan para perforar el terreno y abrir un túnel que lleve a los rescatistas hasta Julen, el oficial, de su puño y letra derramó sobre el papel sus sentimientos sobre el caso. 

Siendo uno de los primeros en llegar a la zona, el noble hombre le pidió a España que sienta su aliento al igual que ellos están sintiendo el de todo el país.

"No he tenido otra opción que escribir unas letras sobre lo que está ocurriendo entorno al caso del pequeño Julen. Lejos de las cámaras, políticos y comunicaciones oficiales, es mi intención dar testimonio del lado humano de lo que está ocurriendo, porque esto está pasando muchos límites.

En su carta agregó: "Decir que por cuestiones de cercanía, fui uno de los que abandonó a su familia con el plato en la mesa aquel fatídico domingo día 13. Recuerdo que la llamada que realicé a mi esposa un rato más tarde fue 'no me esperes ni para cenar, esto va para largo'".

Desde ese momento comenzaron a ocurrir los acontecimientos que motivaron el testimonio del rescatista.

El Guardia Civil manifestó que su corazón se estremeció durante los primeros encuentros con la familia de Julen. Él sintió su desesperación.

"Llevo poco tiempo de profesional, pero llevo el justo para sentirte pequeñito ante tal despliegue de Unidades de élite de la Guardia Civil".

Aseguró que ver a Bomberos, físicos de carrera, ingenieros y los demás involucrados en el rescate son todo un ejemplo de profesionalismo.

En la carta, el Guardia Civil detalló que es grandioso como todos juntos trataban de buscar soluciones a los problemas que se presentan. "Fabricaban inventos para poder llegar a Julen en las mejores circunstancias de seguridad posibles".

"No se me olvidará el escalofrío caluroso y las palpitaciones de mi corazón visualizando la pantalla de la cámara en su recorrido, intento tras intento, pues aunque mi deseo era ver a Julen, sabía que rompería a llorar si eso ocurría, y por otro lado, ni siquiera estaba seguro de querer que apareciera en esas circunstancias o valorar la posibilidad de que no estuviera allí y se abriera una nueva vía de esperanza".

Explicó que esos momentos fueron muy duros, de trabajo y tensión. Muchos dormían con frío dentro de sus vehículos para descansar la cabeza y así poder seguri funcionando.

"Las palabras que me dijo un compañero tras tres días de trabajo ininterrumpido en el pozo no se me olvidarán: 'aquí no vamos a parar hasta que lo rescatemos, eso está claro'".

ESFUERZOS EN VANO

El hombre también escribió que los esfuerzos que se llevaron a cabo en un principio fueron en vano, porque al final, una obra de ingeniería, era la opción para llegar a Julen. 

Eso generó desazón porque el pequeño ya llevaba más de 48 horas ahí metido. "Igualmente he visto la admirable progresión de las emociones de los padres, desde la absoluta desesperación hasta una calma sosegada que se convierte en ejemplo para quienes les miramos a los ojos".

"Ya llevamos más de una semana de intenso trabajo, y para qué negarlo, nos encontramos con el cuerpo cortado pero con el corazón intacto y voluntad nos sobra".

Precisó que "España puede estar tranquila, porque sus Bomberos, personal GREA del 112, Protección Civil, personal civil facultativo, psicologos, y por su puesto, su Guardia Civil JAMÁS PARARÁN HASTA DEVOLVER A JULEN A SUS PADRES, eso tenedlo por seguro".

El Guardia Civil también agradeció el altruismo de todos los que están involucrados en el rescate, con comidas, bebidas y demás, "que hacen que nos mantengamos animados, activos y con muchas ganas de seguir trabajando".

"Desde Totalan sentimos el aliento de España entera, os lo aseguro, sentid vosotros el nuestro y contad siempre con nosotros (...) Un saludo. Un guardia como otro cualquiera que está dando su mejor versión en Totalán. Lo lograremos".

Por otra parte, Rodrigo Jorge Rebeco, el inventor de la cápsula que se utilizó para el rescate de los 33 mineros chilenos, mandó ánimos y fuerza a los equipos que trabajan a contrarreloj para sacar a Julen del pozo de Totalán en el que se encuentra atrapado desde hace más de una semana.

DETALLES DE LOS TRABAJOS

Los equipos de rescate que desde el pasado domingo 13 de enero buscan al pequeño Julen en Totalán (Málaga) llevaban a cabo este la fase final de los trabajos, después de alcanzar durante la noche los 60 metros del túnel vertical paralelo al pozo en el que cayó el pequeño.

Los técnicos proceden a rematar las obras complementarias en el túnel, entre ellas el revestimiento de la galería, para la seguridad de los mineros que ahora deben excavar una galería en horizontal hacia el pozo y alcanzar el lugar donde se cree que se encuentra el niño de dos años. 

Sin embargo, en la últimas actualizaciones se supo que un error de cálculo impide la debida colocación de los tubos, por lo que deberán empezar de nuevo el tunel para evitar accidentes en el descenso. 

LA FOTO DE JULEN

Una foto de Julen, que fu tomada y divulgada por un familiar, muestra cómo lucía el pequeño momentos antes de caer en el pozo. 

El chico vestía una sudadera roja con azul y pantalones negros. Minutos antes de caer en el agujero, el niño había sido dejado al cuidado de su padre quien le quitó la vista solo unos minutos y al volver a verlo, lo observó corriendo y de pronto desapareció por el profundo agujero. 

Artículos relacionados
Jan 24, 2019
Mineros inician operaciones para entrar al pozo y cavar los cuatro metros que llevarían a Julen
Jan 23, 2019
Inspiradora carta sobre el rescate de Julen se hace viral y triunfa en las redes sociales
Jan 23, 2019
"Sentimos que cada vez estamos más cerca de Julen", afirma el coordinador de rescate
Jan 22, 2019
Rescatistas consideran usar explosivos para liberar al niño Julen, aún atrapado en el pozo