Familiares de Julen contaron cómo cayó el niño en el pozo

La unidad ha prevalecido entre la familia del niño de 2 años que cayó dentro de un pozo profundo en Tatalán en Málaga.

Familiares directos de Julen, hablaron con la prensa y contaron cómo cayó el niño dentro del agujero que se lo tragó, hace más de una semana.

Un tio y otro pariente hablaron con reporteros del programa "¡Vaya Mañana!" y dijeron que aunque les han dicho que el pozo estaba tapado, ellos no lo pueden asegurar.

"El pozo estaba cerrado, según lo que me han dicho, el pozo estaba cerrado, pero no sé con qué", precisó el familiar a los medios.

"Ellos vieron (los padres) cuando el niño caía, ellos trataron de agarrarlo, tienen las manos con heridas por intentar coger al niño. Lo escucharon llorar, pero no se veía. Son 110 metros de profudidad".

De acuerdo a lo que explica el familiar, el niño debe haber caído en el pozo con los brazos hacia arriba, pues con los brazos hacia un lado, no hubiera entrado por el orificio del pozo. 

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

A pesar de la cantidad de horas que han pasado desde que Julen cayó al pozo, la familia del pequeño no pierde la fe de que lo encuentren con vida.

Uno de sus tios, bastante conmovido, dijo que no perderá las esperanzas: "No las quiero perder, soy el tío, pónganse en mi lugar, van pasando las horas y van a más de hecho", le dijo el hombre a la periodista de"¡Vaya mañana!".

ERA UN DÍA DE CAMPO

José, el padre de Julen dijo que aquel trágico domingo, había sido planeado como un día de campo. "Habíamos ido a pasar un día de campo en una parcela del novio de mi prima, que inauguraba ese día (iba a empezar las obras)".

"Estábamos preparando una paella. Yo estaba echando leña al fuego y mi mujer cogió el teléfono para avisar de que no iba al trabajo. Ella estaba con Julen y me pidió que yo le echara un ojo mientras llamaba".

Relató que: "El crío estaba a cuatro o cinco metros. Yo fui a coger un par de troncos y el niño echó a correr".

Desde ese momento, el tiempo pasó volando, pues cuando el padre volvió a ver a su hijo, Julen ya estaba a unos 15 metros de distancia. "Mi prima, que estaba más cerca, salió tras él y empezó a gritar '¡el niño, el niño!' temiendo que se tropezara".

Ambos (José y su prima) vieron como el niño cayó en el hueco. "Vimos perfectamente cómo se caía por el agujero. Ella mejor que yo, porque estaba más cerca [...] Está destrozada, imagínate. Vio cómo Julen caía de pie por el agujero, con los brazos hacia arriba. Yo llegué justo después".

Dijo que quitó como pudo las piedras que habían puesto para tapar el agujero y metió su brazp hasta el hombro, pero no lo alcanzó.

"Apoyé la cabeza contra el suelo para trapar de alcanzarlo, porque no sabía la profundidad del pozo y creía que él estaba más cerca. Yo escuché llorar a mi hijo. Solo pude decirle: 'Estate tranquilo, papá está aquí y tu hermanito (Óliver, fallecido en 2017, a la edad de tres años, por una muerte súbita) nos va a ayudar'".

La prima y su pareja intentaron contactar a los bomberos, pero los nervios no permitieron que lo hicieran. El padre relató que fue una pareja de senderistas que escuchó los gritos y acudió al lugar, la que ayudó a la familia a avisar a los servicios de emergencias.

Al padre de Julen le duele que se haya puesto en duda que el niño esté en ese pozo: "No se pueden insinuar esas cosas, es muy duro. Soy el primero que, cuando ocurre un crimen o algo feo, lo repudio. Lo llego hasta a entender, pero cuando vean su error... Yo solo quiero a mi niño conmigo, ojalá lo tenga muy pronto. Y cuando lo tenga, se van a dar cuenta. No se debería especular con nada, pero con esto menos todavía".

Para José, las manecillas del reloj avanzan demasiado rápido, y el rescate, con lentitud. "Mi crítica no es hacia los guardias ni los bomberos, que están dejando la piel. Pero no tienen medios. No puede ser que el primer camión de bomberos que llegó no llevara ni cámara; tuvieron que meter un móvil"...

..."Se lo he dicho al delegado y se lo diré al presidente del Gobierno: no necesito 'tuits' ni mensajes en redes, necesito medios. Sé que es un caso complicadísimo, y que están teniendo que trabajar sin recursos, inventando y fabricando herramientas. Ojalá nadie más tenga que pasar por esto".

INVERSIÓN DEL RESCATE

De acuerdo a los cálculos, el monto que se ha invertido hasta los momentos en el rescate, es de 600.000 euros y se estima que se gastará mucho más. 

Las labores de socorro han ameritado movilización de maquinarias pesadas, recurso humano y materiales, para poder construir el túnel paralelo al pozo con el que esperan llegar hasta donde está Julen.

Artículos relacionados
Jan 21, 2019
Madre de Julen, el niño atrapado en un pozo, todavía habla con su hijo muerto todos los días
Jan 31, 2019
"Escuché el sonido de la caída": prima del padre de Julen revela su versión de los hechos
Jan 30, 2019
Declaración del padre de Julen: 'Lo escuché llorar dentro del pozo, le hablé para tranquilizarle'
Feb 05, 2019
Familia de Julen Roselló: "Ni la Guardia Civil se creía que Julen estuviera en el pozo"