Sobre AM
NoticiasPersonas

23 de julio de 2021

"No estoy lista para irme": honestas palabras de niña de 14 con cáncer incurable antes de morir

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una madre tuvo que escuchar a su hija de 14 años con cáncer terminal pronunciar la frase más desgarradora que pudo haberse imaginado: "No estoy lista para irme, mamá".

No hay dolor más grande para una madre que tener que sobrevivir a sus hijos. Pero una madre del Reino Unido tuvo que despedirse de su hija enferma a la corta edad de 14 años. 

En los últimos días de vida de su hija Daisy, Sarah Griffiths solo podía sentarse con ella y tratar de tranquilizarla. Entretanto, la niña le contaba que quería ir a su fiesta de graduación y ver crecer a sus hermanos.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Los primeros signos de que andaba mal surgieron en junio de 2015, cuando Daisy comenzó a tener espasmos en las piernas. Una resonancia magnética reveló una masa en su pelvis.

Fue diagnosticada de sarcoma de Ewing, un cáncer de huesos y tejidos suaves. Afortunadamente, era tratable. La madre explicó la situación a su hija, pero la niña no estaba muy preocupada. Solo le molestaba la idea de perder el cabello.

"Antes de la quimioterapia decidimos cortarle el pelo y se veía increíble. Pero comenzó a salir y decidimos rasurarnos y todavía se veía hermosa", contó su madre en 2019 .

Cargando...

Publicidad

Después de una ronda de quimioterapia, la familia viajó a los Estados Unidos en enero de 2016 por ocho semanas. Allí, Daisy se sometió a una terapia con haz de protones que no estaba disponible en el Reino Unido.

Daisy estaba lista para encarar este nuevo desafío. Luego de completar el tratamiento, volvieron al Reino Unido, y la niña se sometió a una cirugía mayor en Birmingham.

Según los doctores, 95% del tumor había desaparecido. Estaban firmemente en camino hacia la recuperación. Pero en el verano de 2016, la familia recibió una terrible noticia pocas semanas después de su última quimio: habían aparecido nódulos en sus pulmones.

Cargando...

Publicidad

En un principio, le trataron una infección micótica. Pero después se enteraron de que el cáncer había llegado a sus pulmones. La familia estaba devastada, pero Daisy nunca dejó de tener una sonrisa en el rostro.

Luego llegaron peores noticias: el cáncer de Daisy esta vez era incurable. Sintieron una impotencia increíble, pero la niña seguía demostrando una fortaleza contagiosa.

A partir de ese punto, los días de Daisy estaban contados. No sabían cuánto tiempo quedaba, pero su salud empeoraba rápidamente. Había perdido mucho peso y tenía que usar muletas.

Cargando...

Publicidad

Tras unas vacaciones familiares en 2017, Daisy tuvo una crisis respiratoria: "Terminamos en un hospital en Carmarthen y ahí fue cuando dijeron que era hora", contó la madre.

Daisy le preguntó a una enfermera si era su hora de partir, y ella le dijo que sí. Entonces se volteó a ver a su madre y le dijo: "Mamá, no estoy lista para irme. Quiero ir al baile y ver crecer a mis hermanos".

Sarah miró a su hija a los ojos, desgarrada al pensar en la vida que nunca llegaría a vivir. Tristemente, Daisy murió el 1 de mayo de 2017. Tenía apenas 14 años de edad.

Pero Sarah se aseguró de que su funeral celebrara su vida. "Su funeral fue más como su boda", dijo Sarah. "Fue una celebración de su vida. Todo era bello y brillante, igual que ella".

Cargando...

Publicidad

Hubo un caballo y un carruaje, y música de Ed Sheeran. El carro fue pagado por la organización benéfica Dreams & Wishes, cumpliendo el último deseo de Daisy.

Después de que Daisy murió, Sarah se ha dedicado a apoyar a otras familias. Ha recaudado decenas de miles de libras esterlinas para la organización que ayudó a su hija a cumplir su último deseo.

"Cualquier cosa que pueda hacer para recaudar dinero y recordar la historia de Daisy, me mantiene en movimiento. Se trata de crear hermosas sonrisas para la gente. Sé cómo es eso", cuenta Griffiths.

Cargando...

Publicidad

"Daisy fue absolutamente perfecta en todos los sentidos", agregó Sarah. "Nunca fue una niña enferma y siempre una estudiante A. Le encantaba la escuela. Ella tenía todo a su favor y siempre tenía una hermosa sonrisa en su rostro".

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Descargo de responsabilidad médica

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.