Simon Cowell rompe en llanto con el acto de un perro policía que casi fue apuñalado a muerte

Ernesto Ojeda
06 mar 2019
22:34
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La historia heroica de un perro policía conmovió a Simon Cowell hasta las lágrimas durante las audiciones del programa Britain’s Got Talent.

Publicidad

Fue durante una audición de Britain’s Got Talent que Simon Cowell, el director del jurado del show televisivo, conoció la historia de Finn, el pastor alemán. Finn y su entrenador hicieron una serie de trucos de magia para los jueces.

Como parte del acto, presentaron un video realizado para mostrar el inspirador y heroico acto, así como el grave trauma que el perro sufrió a raíz de eso. La historia involucra a un sospechoso que el par tenía en una esquina durante un arresto en Stevenage, Herts.

Publicidad

El perseguido, en un ataque de pánico, atacó a Finn con un cuchillo, hiriéndolo en la cabeza y pecho. Finn protegió a su cuidador de cualquier peligro al continuar reteniendo al sospechoso, a pesar de sus heridas físicas y así lo hizo hasta que la ayuda llegó. También quedó registrado en la presentación la increíble recuperación que ha tenido después del incidente.

Completamente movido por esta historia, Cowell dijo abiertamente:

“Cuando escucho sobre crueldad hacia los animales, especialmente perros, me molesta. Un perro literalmente daría la vida por ti… Finn es hermoso, lo amo”

Publicidad

Finn fue reconocido con el Animal Award del Daily Mirror por su sobresaliente y heroico comportamiento.

Cowell, un ávido amante de los animales y apoyo de organizaciones dedicadas a los animales, aparentemente se sintió de la misma manera diciendo:

“Si tuviese otro botón de oro, te lo daría a ti…”.

Publicidad

Para honrar a su querido compañero, el oficial Wardell ha iniciado una cruzada a fin de promover que se establezca una legislación que dé “mayor protección para los servicios animales”, la cual planea llamar “La Ley de Finn”

Cowell es conocido por sus comentarios francos y su cara de póker, pero los más cercanos dicen que él tiene un lado sensible. Sus amigos dicen que desde que se convirtió en el padre de Eric, a la edad de 54 años, es una persona más relajada y feliz.

El año pasado, el magnate donó generosamente 66.000 dólares a un niño con un extraño tipo de cáncer y publicó un video motivando a otros a hacer lo mismo.  

Publicidad