Mujer pierde cada pelo de su cabeza y cuerpo para siempre tras el nacimiento de sus dos hijos

Una mujer quedó completamente calva después de su segundo embarazo, pero a pesar de ese detalle físico y los perjuicios de las personas, ella se siente feliz de tener una familia.

Rima Theisen, de 37 años, sufrió una pérdida de pelo después del parto de su hijo Tennyson, que ahora tiene tres años.

En agosto de 2018 le diagnosticaron alopecia y los médicos le indicaron que es poco probable que vuelva a crecer.

“Mi pelo lacio y grueso, tan marrón oscuro que casi era negro, fue una vez mi orgullo y mi alegría”, confesó.

La tripulante de cabina para Virgin Atlantic, usaba el pelo como si fuera una colmena para el trabajo y luego lo dejaba largo y suelto en sus días libres. “Me encantó poder peinarlo de diferentes maneras, para diferentes looks”, dijo.

“Nathaneal (su esposo) y yo le dimos la bienvenida a nuestro primer hijo, Tennyson, en marzo de 2016. Seis meses más tarde, noté que cuando me peinaba, salían muchas mechas en el cepillo. También empecé a encontrar mechones de pelo en el suelo”, dijo.

“Me metí en internet para descubrir que a esto se le conoce como ‘pérdida de cabello después del parto’ generalmente comienza alrededor de los tres meses después del nacimiento y puede ser particularmente extremo para las nuevas mamás con cabello largo”, comentó.

Sin embargo, la mayoría de las mujeres regresan a su ciclo habitual de crecimiento capilar luego del primer cumpleaños de su bebé. De hecho, tenía tanto pelo, que incluso perder un poco por un tiempo, no hizo mucha diferencia en su apariencia y efectivamente, finalmente volvió a la normalidad.

“Nuestro segundo bebé, Clementine, llegó el 28 de septiembre de 2017. Para entonces ya casi me había olvidado de la pérdida del cabello después del parto. Pero en abril de 2018 volvió a afectarme de nuevo. Y esta vez, a medida que pasaban los días, más y más cabello se caía. No salió en mechones, solo se fue haciendo cada vez más delgado”, contó la tripulante de cabina.

Así que visitó su médico, que no estaba demasiado preocupado, y la tranquilizó: “Alguna pérdida de cabello es normal después del embarazo”. Pero en cuatro semanas, fue aún peor que antes. Cada vez que se duchaba, su cabello se salía en puñados.

“Pronto tenía tan poco que mi cuero cabelludo se podía ver, especialmente alrededor de mis sienes. Ya no podía ocultar mi pérdida de cabello con cintas para la cabeza y bufandas. Parecía tenue y triste. En mayo de 2018, le dije a Nathanael: ‘Ya no puedo aguantar más esto’. Me conecté a Internet, abrí una página de recaudación de fondos”, reveló.

En unos días, recibió 2.600 dólares en donaciones. “Compré dos pelucas, que se parecían un poco a mi propio cabello. Pero se sentían incómodas. Solo pude usarlas por un par de horas. Así que en cuestión de días decidí salir de la casa y seguí con mi vida diaria, totalmente calva”, resaltó.

Afortunadamente, sus jefes la apoyaron mucho. Aunque la mayoría de los pasajeros asumieron que se afeitó la cabeza porque así me gustaba, hubo algunos que preguntaron: ‘¿Tiene cáncer? ¿Te estás sometiendo a una quimioterapia?’.

Las cejas y pestañas también se le cayeron. “Mi cara parecía tener un aspecto extraño. Así que me tatué cejas nuevas (se veían fantásticas) y empecé a usar pestañas falsas”.

A Rima le diagnosticaron Alopecia Universalis, una forma rara y extrema de pérdida de cabello. Se cree que es causado por el sistema inmunológico del cuerpo que actúa en exceso y ataca los folículos pilosos.

Artículos relacionados
Historias virales Mar 20, 2019
Le dijeron 3 veces que solo tenía tos, hasta que los médicos finalmente le diagnosticaron cáncer
Historias Mar 01, 2019
Mamá queda impactada cuando su hija regresa casi sin pelo tras dormir en la casa de los abuelos
Relaciones Mar 11, 2019
"Me odiaba a mí misma y agradecía que estuviera conmigo": confesión de mujer tras vivir con violador
Dec 10, 2018
Mujer deja que su amigo le quite el maquillaje y la peluca para ver su verdadero rostro por primera vez