Mujer se reúne con su madre biológica tras ser abandonada cuando era bebé

El programa Volverte a Ver, de Telecinco, abordó el drama personal de una chica llamada Rocío que fue abandonada por su madre biológica y cuyos dos primeros años de vida fueron bastante difíciles.

Teniendo apenas unos días de nacida, Rocío fue dejada en un hospital por Selena, su joven madre de entonces de 16 años. Pero, su familia paterna optó por hacerse cargo de ella hasta que las autoridades lo prohibieron, pues, al parecer, el progenitor poseía un perjudicial historial delictivo.

A la edad de 2 años y medio, Rocío fue adoptada y, desde entonces, ella no había querido nada más que conocer a su verdadera mamá, aquella que nunca quiso abandonarla, pero, cuya vida era tan complicada que debió tomar una decisión para su propio bien.

Por consiguiente, madre e hija se encontraron en Volverte a Ver, una emotiva reunión que, sin duda, cerró algunos ciclos para ambas mujeres.

Hasta el momento, el show presentado por Carlos Sobera consta de 2 temporadas y 39 episodios. Telecinco compartió el momento del encuentro en el que se puede ver a Selena, confundida, escuchando lo que Rocío le dice a través de una pantalla.

“Hola. Soy Rocío, aunque tú me conocerás como Rosario, porque es el nombre que tú me pusiste y soy tu hija”, comenzó diciendo con la voz entrecortada.

“No sé si te acuerdas al menos un poquito de mí. Sé que eras muy joven. Quiero que sepas que no vengo aquí para echártela en cara ni para nada. Solamente vengo para saber que estás bien, para que sepas que he estado muchos años preguntándome si estarías bien, si te habrían cuidado y si tendrías la vida que te mereces.”

Mientras Rocío pronunciaba estas inesperadas palabras, Selena cayó en cuenta de quien se trataba, exclamando:

“Cariño, que te quiero mucho, que te quiero mucho”, al borde de las lágrimas. “Lo que más me interesa es verla así, saber que ella está bien”, dijo para romper el hielo.

Sobera entonces interrumpe el encuentro virtual entre ambas mujeres y explica de dónde nació la curiosidad de Rocío por saber más de su madre biológica y revela que la chica acudió al programa para lograr dar con ella.

“¿Te arrepientes de haberla dado en adopción? ¿Has luchado por buscarla?”, preguntó el hombre.

Sin ánimos de comenzar una íntima y detallada conversación frente a las cámaras, Selena dijo:

“Yo lo único que quiero decir aquí es que siempre la pienso, caña año, en abril, en su cumpleaños. Siempre te pienso, te pongo tu velita”, explicó.

“Hemos sufrido mucho, tanto mi madre, como papá José, porque ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. En aquel momento, fue todo muy confuso y complicado, nos pusieron trabas tanto a mi madre como a mí”, agregó Selena, mientras se limpiaba las lágrimas.

Carlos Sobera entonces reveló que, en base a lo que los padres adoptivos de Rocío le dijeron sobre sus progenitores, ella tomó la decisión de buscar y conocer a su mamá biológica, en lugar de a su papá. Esta afirmación quebró a Selena y la hizo estallar en llanto.

“Gracias, cariño. Eres lo más bonito que me pasó en mi vida, hija. Lo más bonito, cariño”, afirmó, mientras lloraba incontrolablemente y se tapaba el rostro.

“No llores, ya se acabó. Estamos aquí”, dijo Rocío, al borde de las lágrimas, quien pronto comenzó a contarle un poco sobre su vida hasta el momento.

La joven reveló que ha tenido una buena vida, con una infancia feliz y que nunca le ha faltado nada.

Después de un intercambio de palabras, experiencias, lágrimas y aplausos, Selena dio las gracias por el encuentro y por “haberle cumplido su sueño” y, posteriormente, madre e hija compartieron un cálido abrazo lleno de lágrimas y palabras de amor, un abrazo para no volverse a soltar jamás.