Sobre AM
PopularRealeza

05 de julio de 2019

Por qué la reina Letizia y la reina Sofía no se soportarían

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

A pesar que frente a las cámaras siempre están sonrientes, parece que su relación a puertas cerradas es completamente distinta.

La reina Letizia acude a numerosos eventos en donde debe aparecer junto a la familia real, incluida doña Sofía, pero existen razones para que la actual reina de España no se lleve bien con su suegra.

La madre del rey Felipe dejaba muy clara su opinión sobre su nuera en la entrega de los Premios de Discapacidad en abril de 2015, cuando dijo:

Cargando...
Cargando...

Publicidad

“Somos completamente opuestas, pero los polos opuestos se atraen. Ella es igual que mi marido, Yo soy muy distinta. Somos dos Españas completamente diferentes. Dos formas distintas de hacer bien las cosas. No sólo hay una manera.”

Pero aparentemente, estas “formas distintas de hacer bien las cosas” han creado una brecha en su relación, que en algunas ocasiones generaron gran tensión que fue percibida por la gente.

Para comprender mejor las causas de esta situación hay que conocer las razones que condujeron a esto.

Cargando...

Publicidad

LOS CELOS DE DOÑA SOFÍA CON SU CONSUEGRA

La reina Sofía vive a tan sólo medio kilómetro de la residencia de los reyes, sin embargo, cuando la pareja sale de viaje llaman a la madre de Letizia, Paloma Rocasolano para que se quede con la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Esto ha generado incomodidad en la madre del rey y lo dejó muy claro durante una reunión familiar en Grecia al hablar de sus nietas: “Casi no me dejan verlas. Sin embargo, la madre de Letizia se pasa allí el día”.

Cargando...

Publicidad

Aparentemente, la insistencia de doña Sofía en pasar más tiempo con las jóvenes irrita a la actual reina.

Un ejemplo claro de esto, ocurrió en Zarzuela hace unos años. Doña Sofía le pidió a uno de los mozos de las cuadras del palacio que cuando Leonor y Sofía fueran a montar a caballo le avisaran para ir a verlas.

Al enterarse, Letizia amenazó al mozo con prescindir de sus servicios si llegaba a hacerlo. Alegaba que quería que las niñas disfrutaran de la hípica tranquilas.

Cargando...

Publicidad

CRISTINA Y EL CASO NOOS

Este es uno de los temas más delicados entre las dos mujeres. La reina Letizia, al igual que su marido el rey Felipe VI, no desea mantener ningún tipo de relación con la infanta Cristina y su esposo.

Por su parte, doña Sofía tiene una postura completamente opuesta y se mantiene muy cercana a su hija, inclusive le pidió a su hijo que le devolviera sus funciones institucionales a la exduquesa de Palma tras quedar esta absuelta con la sentencia del tribunal de Baleares. Sin embargo, el rey se negó

Cargando...

Publicidad

Sumado a esto y a pesar de los consejos del don Felipe, doña Sofía siguió viajando, durante los años que tuvo lugar el proceso del caso Nóos, a ver a la infanta Cristina cada cumpleaños de sus cuatro nietos, Juan, Pablo, Miguel e Irene, primero a Washington y después a Ginebra.

Esto resultó imperdonable para Letizia, quien considera que debido a que su suegra es reina emérita y por responsabilidad institucional, sus intereses deben primar por Felipe y no por Cristina.

Cargando...

Publicidad

LOS CARAMELOS DE LA ABUELA

La princesa de Asturias y la infanta Sofía siguen una dieta sana y natural, que su madre vigila con mucho cuidado.

La reina Sofía está de acuerdo en que las niñas deben comer sano, pero también cree que pueden disfrutar de vez en cuando de algún capricho.

La madre de Felipe VI, siempre llevaba unos caramelos de anís en su bolso  y en cuanto Letizia se descuidaba, los repartía entre sus dos nietas.

Cargando...

Publicidad

En el año 2010, mientras los reyes, sus hijas y doña Sofía estaban en Palma de Mallorca, ocurrió una de las anécdotas más comentadas de la familia real.

Cuando se encontraban en el Club Náutico, las chicas veían en las mesas del bar, el tradicional postre de ensaimadas mallorquinas, pero no se atrevían a comerlas debido a que su madre no se los permitía.

Sin embargo, la reina Sofía les dio una a cada nieta y les dijo: “Comerlas fuera, que no se entere vuestra madre”.

Cargando...

Publicidad

EL APOYO DE LETIZIA A MARICHALAR

Cuando en 2007 se anunció el cese temporal de la convivencia entre la infanta Elena y Jaime de Marichalar, los Borbón dieron su apoyo total a la duquesa de Lugo.

Todos menos Letizia. La entonces todavía Princesa de Asturias se puso del lado de Jaime de Marichalar, con el que sigue manteniendo una buena amistad.

Esto provocó un gran distanciamiento con su cuñada y también con su suegra, que tiene un concepto muy arraigado de la familia y no llegó a comprender la posición tomada por su nuera.

Cargando...

Publicidad

LA POCA AFINIDAD DE LETIZIA CON LOS GRIEGOS

Letizia tiene una relación muy pobre con la familia de su suegra y mientras que Felipe VI sigue acudiendo a algún evento con sus parientes, la actual reina prefiere no verlos más que lo justo y necesario.

Así lo demostró en la celebración del cincuenta aniversario de la muerte del rey Pablo, padre de doña Sofía. Los hijos y los nietos de Pablo I se reunieron en el palacio de Tatoi, en Atenas.

Tras la ceremonia religiosa, se celebró un almuerzo para toda la familia. Felipe y Letizia regresaron a España sin comer, lo que molestó profundamente a doña Sofía.

Cargando...

Publicidad

La prueba definitiva de que la relación de la esposa del rey con la familia de su madre es prácticamente nula, ocurrió cuando Pablo de Grecia, hijo de Constantino, el hermano de doña Sofía, celebró en Londres una fiesta por su cumpleaños número 50, y Felipe acudió solo.

A pesar de las diferencias, parece que ambas mujeres han aprendido a respetarse y a tratarse con cordialidad tras años de relación. El lazo que les une, el rey Felipe VI, es más fuerte que cualquier circunstancia que las separe.

Cargando...
Cargando...

Publicidad