MediosTV

19 de julio de 2019

Ramón García confiesa el peor momento de su vida: 'Perdí un hijo'

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La vida en televisión no siempre es como la audiencia lo percibe. A veces, detrás de las sonrisas y un gran trabajo, hay un gran drama en la vida de quienes trabajan frente a la cámara.

Ramón García, de 57 años, fue invitado al programa "Lazos de sangre" emitido por TVE. En esta oportunidad, estaba dedicado a Ana Obregón, quien es gran amiga y compañera del presentador.

Entre las anécdotas que García reveló sobre Obregón, salió a relucir lo que hizo cuando se enteró de la infidelidad de Alessandro Lequio, pero la conversación tomó un giro inesperado y emotivo.

Publicidad

Según Ramón, Ana descubrió el romance de su esposo con la azafata Silvia Tinao minutos antes de entrar en directo a su programa "¿Qué apostamos". Ese día, ella mostró de qué estaba hecha.

"Se secó las lágrimas, cogió aire, me dijo 'espérame'. Se cambió de ropa, salimos de la mano hasta el túnel donde empezaba la canción. Y en cuanto empezó la sintonía, nos miramos, enfilamos el túnel… Y posiblemente hizo el mejor programa de su vida."

Publicidad

A propósito de este evento, García hizo una revelación de su propia vida que era desconocida hasta ahora. De hecho, él la describe como el peor momento de su vida.

"Siempre que te ocurre una desgracia y te toca hacer un directo, haces el mejor programa de tu vida...

Publicidad

"Siempre que te ocurre una desgracia y te toca hacer un directo, haces el mejor programa de tu vida. Yo he tenido pérdidas personales e incluso perdí un hijo haciendo un ensayo de un ‘¿Qué apostamos?'", comenzó diciendo.

Y añadió: "Yo hice el programa, mi mujer estaba sentada allí todavía antes de hacerle el legrado y mis padres estaban al lado. Yo hice el programa y nadie se enteró".

Publicidad

Esta no ha sido la única pérdida que ha afrontado la pareja. En 2018, Patricia Cerezo de 47 años, perdió a su padre, quien murió a los 79 por una complicación derivada de una cirugía de hernia discal.

La periodista era muy unida a él, por lo que su muerte supuso para ella un declive emocional fuerte. Sin embargo, Ramón García fue el soporte más importante para que se mantuviera en pie.

Publicidad

Por su parte, Ana Obregón también ha sentido el dolor de una madre que está a punto de perder a su hijo, igual que su amigo Ramón García.

Ella se vio enfrentada hace poco al cáncer de su hijo, quien logró salir victorioso de la batalla contra la enfermedad. De hecho, Ana fue una de las protagonistas activas de la historia por mudarse a Nueva York con él y no desfallecer ni un instante durante ese duro camino. Mira aquí los detalles de cómo ayudó a salvar a su hijo.

Publicidad