Patricia Pereyra, la estrella de "Carmín" que desapareció de la televisión en el pico de su popularidad

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Seguramente recordarás a Patricia Pereyra por su participación en la telenovela 'Carmín' (1984) de Luis Llosa. Fue una de las producciones peruanas más exitosas de la historia.

La actriz y directora Patricia Pereyra nació en Perú en 1966. En su carrera profesional, se convirtió en una de las más talentosas intérpretes de la nación sudamericana.

No obstante, Pereyra ha estado alejada de las cámaras desde hace más de una década, tras desaparecer en el pico de su popularidad. Hoy en día, muchos desconocen que Patricia llegó a ser toda una estrella para una generación de espectadores.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

ORÍGENES

Patricia Susana Pereyra Sarmiento nació en la capital de Perú, Lima, el 14 de noviembre de 1966. Es hija de Alfonso Pereyra y Ana María Sarmiento de la Puente.

Fue criada en la misma ciudad, donde completó sus estudios de primaria y secundaria. Se graduó del Colegio Santa Úrsula, fundado en 1936 en el exclusivo distrito de San Isidro.

Patricia siempre tuvo clara su vocación histriónica. En 1983, con apenas 17 años de edad, comenzó a trabajar con tropas de teatro experimental peruano. Dio sus primeros pasos con el grupo de teatro Telba.

Fue ahí cuando el director Luis Llosa reparó en ella. El primo del escritor Mario Vargas Llosa quedó impresionado por la joven Pereyra, y decidió ofrecerle el papel que cambiaría su vida para siempre.

Cargando...

Publicidad

'CARMÍN'

Patricia se integró al elenco de la nueva producción de Llosa, 'Carmín'. Sería su primer papel en televisión, y la catapultaría directamente al estrellato nacional e internacional.

La serie se estrenó en enero de 1985, un par de meses después de que Pereyra cumplió los 18 años de edad. Fue un éxito de audiencias, convirtiéndose en la más exitosa telenovela peruana de todos los tiempos.

En el programa, Pereyra encarnó a Fiorella Menchelli, una adolescente de clase alta que vive con su tía Claudia y que se termina enamorando de su profesor, Mariano Tovar (interpretado por Roberto Moll).

Cargando...

Publicidad

La apasionada trama buscaba imitar la buena recepción que tuvieron novelas como 'Natacha' o 'Simplemente María'. Sin embargo, la romántica historia superó todas las expectativas, despertando un renovado interés por la ficción peruana.

El elenco estuvo repleto de talentosas figuras, como Lourdes Berninzon como villana. El reparto incluyó también a actrices como Tania Helfgott, Susel Paredes, Claudira Noriega y Johanna San Miguel.

Cargando...

Publicidad

No fue fácil conseguir a la dupla perfecta para la pareja protagónica. Patricia tuvo que vencer a muchas contrincantes para quedarse con el papel. A su vez, Roberto Moll se impuso sobre el venezolano Juan Carlos Simancas por tener mejor química con Pereyra.

La famosa escena del beso entre Fiorella y el profesor Mariano fue todo un dolor de cabeza para los productores. El contrato de Pereyra excluía escenas de besos o romance intenso, pues era aún una niña.

A pesar de eso, el beso ocurrió ante las cámaras, y fue motivo de mucha especulación. Luis Llosa llegó a comentar que las versiones que circulaban para la época indicaban que habría sido el primer beso en la vida de la actriz.

Cargando...

Publicidad

Para la fecha del rodaje de la primera temporada, Pereyra tenía 17 años, y Moll tenía 35.

DESTACADA TRAYECTORIA

Después de la serie, en 1986, Patricia fue contactada por Valentín Pimstein. El productor chileno le ofreció un trabajo en México, y ella lo aceptó sin pensarlo dos veces. Ya en México, comenzó a trabajar en 'Vivir un poco'.

En la telenovela, compartió escenas con actores de renombre como Rogelio Guerra, Beatriz Sherida, Angélica Aragón e Irma Lozano. Un año después, obtuvo un papel en 'Pobre Juventud', la primera telenovela producida por Carla Estrada.

Cargando...

Publicidad

Luego volvería a trabajar con Pimstein en 'Rosa Salvaje', donde actuó junto a Verónica Castro  y Guillermo Capetillo. De la mano de Estrada, trabajaría en 'Amor en silencio', con Érika Buenfil y Omar Fierro.

En 'Teresa', compartió pantalla con Salma Hayek por más de 125 episodios. Para 1990, en 'Amor de nadie', colaboró con Lucía Méndez. Tuvo un papel de villana en 1993, en 'Capricho'.

Sus últimas novelas fueron 'Háblame de amor', en 1999, y 'Cara o cruz', en 2002.

DESAPARICIÓN

A través de los años en la pantalla chica, Patricia estudió Historia del Arte, tras lo cual hizo una maestría en Cine en Nueva York. Estudió teatro en una prestigiosa academia londinense, y pasó por la escuela de Augusto Boal en París, con prominentes tutores.

Cargando...

Publicidad

En 1998, la artista atravesó una crisis de identidad que la llevó a cuestionar su amor por la actuación. Decidió hacer un cambio drástico en su vida y regresó a su natal Lima, donde daría luz a su primera hija, Aurelia.

Cargando...

Publicidad

En Perú, su interés por la Historia del Arte se convirtió en pasión por la arqueología. Cursó la carrera de Restauración y Conservación de Objetos Arqueológicos en el Instituto Superior de Conservación y Restauración Yachay Wasi.

También debutó como documentalista con 'Javier Pérez de Cuéllar, el imperturbable' en 2006. Volvió al teatro con la obra 'Lamiak', en 2009, y dirigió producciones teatrales como 'Kafka y la muñeca viajera' y 'Aventura en Pachacámac'.

Hoy en día, su nueva vida gira en torno a su trabajo teatral y académico, además de pasa mucho tiempo de calidad con su pareja y su adorada hija.

Cargando...
Cargando...

Publicidad