La historia de amistad detrás del abrazo entre dos niños que se volvió viral

Se llaman Maxwell Hanson y Finnegan, y actualmente pasan muy pocos días sin verse, pero siempre que se encuentran salen chispas y fuegos artificiales de la emoción y la alegría.

La amistad es una de las cosas más importantes que puede cultivar un ser humano y muchos corren con la fortuna de conseguir a sus mejores amigos desde muy corta edad.

Un amigo o amiga es lo más cercano que se pueda llegar a tener además de un hermano, y para los hijos únicos eso puede ser fundamental. Y no importa si se ven todos los días o pocas veces al mes, cuando hay una verdadera conexión entre dos personas no hay tiempo ni distancia que pueda romperla.

Tal suerte han tenido dos pequeños de dos años cada uno que en 2018 se conocieron cuando sus padres cenaron juntos en un restaurante de Nueva York, Estados Unidos, y desde ese día han sido prácticamente inseparables.  

Se llaman Maxwell y Finnegan y aunque pasen pocos días sin verse, las veces que lo hacen estallan de emoción y alegría.

Y es que esta es una de esas amistades que parecen destinadas a ser eternas, pues en una ciudad tan grande como Nueva York, las familias viven solo a una cuadra de distancia.

El padre de Maxwell, Michael Cisneros, contó que también han viajado todos juntos a Orlando, Florida, para que los dos niños conocieran a Mickey Mouse al mismo tiempo.

“Realmente nos llevamos bien con sus padres, así que comenzamos a salir y su amistad simplemente floreció. Tenemos un lugar en el norte del estado con una piscina. Finnegan y sus padres vienen a quedarse con nosotros a menudo”, contó el padre de Maxwell.

Michael, quien adoptó a Maxwell junto a su pareja Alex cuando él era un bebé, contó que su hijo y Finnegan hacen todo juntos y tienen muchos gustos en común: les encanta las películas de Disney como Coco y el Rey León.

"Corren tomados de las manos y son fantásticos juntos", dijo el padre de uno de los niños.

El pasado 11 de septiembre, Michael no pudo evitar grabar el momento en el que los dos niños se vieron en mitad de una acera. Y es que cada vez que esto sucede, los dos pequeños se emocionan mucho, comienzan a saltar y abrazarse como su hubiesen pasado meses sin saber el uno del otro.

El momento surgió cuando Maxwell regresaba desde su guardería en Brooklyn a casa con su padre. Al mismo tiempo, Finnegan y su padre caminaban por el lugar y coincidieron.

Al verse la euforia fue mutua, y como siempre los niños corrieron para acercarse, mientras que Maxwell gritaba “¡Mi amigo, mi amigo!”. El video no tardó en hacerse viral.

Por su parte, Michael explicó en la descripción de la secuencia de imágenes: «Es jueves. Estos dos no se han visto desde el martes. Tantos sentimientos, es hermoso. Muy agradecido». 

Artículos relacionados
facebook.com/Aguus Fonseca
Mascotas Jun 07, 2019
La historia de Lucas, el argentino que adoptó dos perros en Chile y caminó con ellos de regreso
twitter.com/MetOpera
Historias Jul 15, 2019
Plácido Domingo y sus dos grandes historias de amor
Shutterstock.com
Personas Jun 12, 2019
Alzira: Una pareja vive con sus dos hijos en su auto porque no tienen hogar ni trabajo
Personas May 14, 2019
El abuelo de los niños asesinados en Godella rompe el silencio