logo
twitter.com/ghoficial
Fuente: twitter.com/ghoficial

Kiko Jiménez recordó su infancia: 'Conocí a mi padre a los 5 años en la cárcel'

Vanessa Guzmán
10 oct 2019
07:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El inquilino de la casa de Guadalix recordó que vio por primera vez a su papá dentro de prisión.

Publicidad

Cuando tan solo había pasado un año de su nacimiento, los padres de Kiko Jiménez se divorciaron y no supo nada más de su progenitor.

A sus cinco años de edad lo visitó por primera vez en la cárcel y le vio el rostro a su papá. Conoció al hombre que lo vio nacer.

Publicidad

CONOCIENDO A SU PAPÁ

Jiménez, quien no recuerda tener consciencia de nada en el proceso de separación de sus padres, reveló que conoció a su papá a los cinco años.

“A los 5 años es la primera vez que yo lo veo y él estaba en la cárcel… Es la única vez que lo vi. Me acuerdo perfectamente porque era la primera vez que estaba en un sitio así, tengo el recuerdo de un refresco de cola y de verle detrás de un cristal.”

Publicidad

Precisó que entre los 17 o 18 años lo volvió a ver por decisión propia, “porque debería conocer a su hijo que bastante se ha perdido de mí”.

Sin embargo, entre el hombre que le dio la vida y el participante del reality no existe ninguna relación. La conexión entre ambos es inexistente y la comunicación nula.

Publicidad

NO SABE NADA DE ÉL

Kiko aseguró que no sabe nada de su padre y que desconoce si sigue en prisión, pero destacó que quisiera que esa realidad cambiara, pues considera que hay tiempo para hacer las cosas diferentes.

“Estaba paseando al perro con Sofía y apareció una señora mayor que se puso a llorar y me dijo que era mi tía. Me dijo que estaba muy mal, me dio un teléfono y me dijo que su último deseo era hablar conmigo antes de morir. A los dos días entré en ‘Gran Hermano’ y no llamé.”

Publicidad

RECONOCE EL ESFUERZO DE SU MADRE

A pesar de no contar con la presencia paternal en su vida, Kiko dice que tiene dulces recuerdos de su niñez y agradece enormemente los esfuerzos que ha hecho su madre durante toda su vida, por sacarlo adelante.

“Mi madre es una persona mileurista, ha tenido que trabajar para sacarme adelante… Mi padre fue mi abuelo, gracias a él soy quién soy y tengo unos valores. Veían gestos de que pudiera salir como mi padre, pero pasa la adolescencia, me voy a Granada a estudiar y tengo una vida normal.”

Publicidad

Fue allí donde unos compañeros de estudio “me dijeron de presentarme a ‘Mujeres y hombres y viceversa’, era verano, me picó la curiosidad y me fui para allá. En ese momento todo cambió, yo tenía mi ilusión de montar una clínica, pero todo cambió”.

Jiménez relató: “Cuando salgo en televisión, Sofía era anónima y se puso en contacto conmigo. Me voy a su tierra, nos conocemos, pasamos la noche juntos, luego se vino a Madrid, empezamos una mini relación. No sé lo que pasó, éramos muy, muy jóvenes. Se queda en el aire, yo me enfado con ella.”

Publicidad

“A los dos nos gustaba mucho el mundo de la moda y me fui a Miami cuando nos peleamos… Al mes o dos meses de romper, ella me buscó un trabajo para irnos juntos a trabajar de modelo a Bombai, pero yo decliné la oferta y le pido que dejásemos de hablar porque estaba conociendo a alguien… Gloria (Camila).”, sobre quien dijo que la conoció en un tablao, pero que su relación estaba destinada al fracaso.

Pero el destino volvió a reunir a Kiko y Suescun: “Yo a Sofía no la veía en 4 o 5 años. La primera vez que veo a Sofía es cuando ella ganó Supervivientes y entró al día siguiente en el plató. Me la encontré en maquillaje, yo iba con Gloria y solo intercambié una mirada. Ahora sé que fue una mirada cómplice, sé que para ella fue un amor y ella lo fue para mí. Me apoyo y me llevó a su terreno”, expresó Kiko, quien aseguró estar enamorado de su novia.

Publicidad
Publicidad

EN LA CURVA DE LA VIDA

En la “Curva de la vida” dibujada para “Gran Hermano”, Kiko, que tan solo tiene 27 años, dejó plasmados sus altibajos y momentos más dolorosos que le ha tocado vivir.

Con lágrimas en los ojos de lágrimas al confesarnos que se dio cuenta de que Sofía es la mujer de su vida tras las rejas de un calabozo, las mismas rejas que han protagonizado los recuerdos de su infancia.

Sobre su futuro, Kiko no dijo nada. Solo puso unos puntos suspensivos a manera de dejar claro que no sabe qué le depara el destino.

Publicidad

“Puntos suspensivos porque he entrado en esta aventura sin querer. Yo me voy a ir el jueves porque el juicio que se ha hecho de mí estos tres meses… Puntos suspensivos porque mi relación con Sofía está destinada al fracaso como la de Gloria.”

“Me he ido con Sofía a Maldivas, estoy enamoradísimo de ella, la echo muchísimo de menos, me encanta todo de ella. Sofía es para conocerla, te da lo que uno necesita, te sube la autoestima, es una persona que la sientes cerca, que está todo el rato contigo. Mi miedo es perderla, salir y que no esté.”

Sobre su relación con Estela, Kiko Jiménez insistió en que solo tiene una bonita amistad.

Publicidad