logo
shutterstock
Fuente: shutterstock

Chiste del día: Un conductor de autobús tenía miedo de su pasajero

Stef Colina
04 nov 2019
21:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Siempre es útil una buena carcajada en cualquier momento del día, estando solo o con amigos. A continuación te contamos un par de divertidas historias que te alegrarán la jornada.

Publicidad

Ser conductor de autobús puede parecer un trabajo tedioso, pero de vez en cuando, se encuentran con historias poco ortodoxas que al recordarlas, resultan hilarantes.

Este fue el caso de Dave, un chófer que llevaba mucho tiempo manejando un autobús. Había visto la misma ruta alrededor de la ciudad y estaba al tanto de todas las rocas y alcantarillas en las calles.

Conductor de autobús. │Foto: Unplash.com

Conductor de autobús. │Foto: Unplash.com

Publicidad

VAYA SORPRESA SE LLEVÓ

Pero un día, se enfrentó a algo que nunca había imaginado. Un hombre enorme subió a su autobús, tal vez era el hombre más grande que había visto jamás. El sujeto miró a Dave y dijo: "Big Eric no paga", para luego sentarse.

Desde ese momento Dave comenzó a poner su cuerpo en forma, se unió al gimnasio y trabajó duro durante ocho semanas. Finalmente, el conductor se hizo más fuerte y más grande que antes. Un día Eric subió de nuevo.

Publicidad

Como de costumbre, el pasajero musculoso lanzó la misma frase, "Big Eric no paga". Dave se levantó con los pies temblorosos y los dientes apretados, para decirle: "¡Oh, sí! ¿Y por qué Big Eric no paga?"

Eric miró a Dave y dijo: "Porque Eric tiene un pase de autobús".

Publicidad

UN MERECIDO RECONOCIMIENTO

¡Es hora de un chiste extra! En su último día de trabajo, un cartero caminaba al mismo vecindario al que entregó el correo durante 35 años, contra viento y marea, siempre llegaba a tiempo y nunca faltó un día.

Cuando llegó a la primera casa, se encontró con toda una familia que lo felicitó y le dio un sobre de regalo. En la segunda casa, recibió una caja especial de finos cigarros cubanos. En la tercera casa, una hermosa mujer abrió la puerta.

Publicidad

EL REGALO INESPERADO

Ella lo tomó de la mano, cerró la puerta detrás de él y lo llevó arriba a la habitación. La mujer lo abrumó con el amor más apasionado que jamás había experimentado.

Cuando tuvieron suficiente, bajaron las escaleras y ella le preparó un gran desayuno con huevos, papas, jamón, salchichas, panqueques de arándanos y jugo de naranja recién exprimido. Notó una moneda de un dólar sobre la mesa y le preguntó: "Eso fue increíble, pero ¿para qué sirve el dólar?".

Una moneda. | Foto: Unsplash.com

Una moneda. | Foto: Unsplash.com

La mujer sonrió mientras lo miraba y le dijo: "Oh, eso, ayer le dije a mi esposo, 'mañana es el último día del cartero, ¿qué crees que deberíamos darles?' Él dijo: '[improperio]. Dale un dólar' ". El desayuno fue idea mía.

Si te reíste, sigue divirtiéndote con las ocurrencias de otra pareja que cayó presa de la pasión entre las sábanas.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hijas le prohíben a su viejo padre asistir a boda de su nieta tras descubrir que trabaja como conserje - Historia del día

18 de abril de 2022

En el Día de la Madre, señora que nunca tuvo hijos se despierta con una voz que dice: "Mamá, abre la puerta" - Historia del día

20 de mayo de 2022

Chica pobre vende reliquia familiar para cirugía de abuela: la ve en la puerta de su casa días después - Historia del día

11 de marzo de 2022

Dueño de restaurante finge ser indigente tras ver a mesera llevándose las sobras - Historia del día

18 de abril de 2022