Isabel Pantoja no contiene las lágrimas hablando de su madre

Valeria Garvett
23 feb 2020
15:48
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Isabel Pantoja habla de su madre Doña Ana, sin poder evitar derramar lágrimas de la emoción. Entérate, más abajo.

Publicidad

Luego de meses de ausencia en la televisión y tras su paso por “Supervivientes”, Isabel Pantoja regresó a los platós de Mediaset, dándole el gusto a los televidentes y a su gran fanaticada.

En esta oportunidad, la vimos frente a las cámaras de “Volverte a ver” de Telecinco, dónde la tonadillera recibió un homenaje lleno de sorpresas y además, habló un poco sobre cómo ha estado su vida después de regresar de Honduras.

Publicidad

Por supuesto que Carlos Sobera entrevistó a la cantante sobre la familia, en especial sobre su madre -quien se encuentra delicada de salud- y sus hijos Chabelita y Kiko, e incluso la tonadillera misma fue parte de una sorpresa. Sentada junto a Sobera, Isabel sorprendió gratamente a María, una de sus más grandes admiradoras.

María, una anciana con problemas de visión de 80 años, tiene una hija artista a la que siempre ha apoyado en su carrera, historia que claramente conmueve a Isabel, pues ella misma ha contado con Doña Ana en su larga trayectoria profesional, sin mencionar la espectacular conexión que ambas comparten.

Publicidad

Cuando le ha tocado pensar en su madre y hablar de ella, Isabel debió tomarse varios minutos para reponerse de la nostalgia que Doña Ana le causa. Eventualmente, soltó algunas lágrimas.

Mi mamá está estable. Estoy tranquila, he hablado con casa y está todo bien. (…) Lo más importante que ha hecho mi madre por mí es darme la vida. Por mucho que haya hecho por ella, nunca será bastante. La amo”, dijo la mamá de Kiko y Chabelita tras un largo silencio.

Pero adicionalmente, Pantoja se refirió al importante segundo plano que siempre ha ocupado su madre: “Siempre ha estado cuatro pasos por detrás y me ha cuidado”.

Publicidad

UNA FANÁTICA FELIZ

Cuando finalmente sorprendió a la señora María, Pantoja le dedicó unas hermosas palabras y le agradeció por su papel en la vida de sus hijos.

“Gracias por haberles inculcado a tus hijos y a tu nieto la copa, la música y ese cariño hacia mí. Gracias por ser una buena madre, una buena esposa, una buena abuela y una buena admiradora mía”, dijo Isabel a su más grande fanática, según recoge La Vanguardia.

Seguidamente, se abrazaron e Isabel le dedicó una canción.

Publicidad