Hervé Villechaize: la vida difícil y la trágica muerte de Tattoo de 'La Isla de la Fantasía'

Hervé Villechaize, el actor con enanismo conocido en todo el mundo por su papel como Tattoo en La Isla de la Fantasía, vivió cincuenta años muy intensos, marcados por violentos altibajos de fama, abuso de sustancias y escándalos.

Nacido en la París de los años de la ocupación en 1943, y con tres hermanos que no compartían su condición, no tuvo una vida fácil. Vivió su infancia entre situaciones de maltrato y tratamientos experimentales fallidos para hacerlo crecer, que su biógrafo no dudó en tildar de “bárbaros”.

Hervé Villechaize en 1980 | Foto: GettyImages

Hervé Villechaize en 1980 | Foto: GettyImages

Tras realizar estudios de Bellas Artes, a los 21 años emigró hacia Estados Unidos, y buscó ganarse la vida como actor. El rol que lo llevó a la fama en 1974 fue el de Nick Nack, villano en un largometraje de los muchos realizados sobre James Bond, El hombre de la pistola de oro.

La fama y el dinero que llegaron con su éxito en la pantalla grande, sin embargo, sirvieron de trampolín hacia una vida de desorden y excesos, marcada por las drogas, el sexo y el despilfarro.

Hervé Villechaize en 1984 | Foto: GettyImages

Hervé Villechaize en 1984 | Foto: GettyImages

Durante este período, Hervé continuó trabajando como actor, y a fines de la década habría de llegarle su segundo gran papel, quizás el más recordado: el de Tattoo en La Isla de la Fantasía.

Mantuvo el rol durante años. Su desaforado tren de gastos no era sostenible con la paga recibida por su actuación en el programa, y en 1983 quiso exigir a la productora un aumento que lo llevara a cobrar lo mismo que su coprotagonista Ricardo Montalbán. 

Desafortunadamente para él, las negociaciones fueron un rotundo fracaso. Villechaize perdió el papel, el trabajo y, en buena medida, también la fama.

Hervé Villechaize en 1981 | Foto: GettyImages

Hervé Villechaize en 1981 | Foto: GettyImages

Olvidado y relegado a escasos roles menores en Hollywood, el actor incluso probó suerte en España, adonde fue convocado por Javier Gurruchaga por su curioso parecido con el entonces presidente Felipe González, para realizar varias actuaciones cómicas.

En 1993, el entonces periodista Sacha Gervasi concertó una entrevista con el actor. Acudió, según cuenta, sin grandes expectativas al encuentro. Pero encontró algo muy distinto: contó a Variety que en Villechaize halló a “uno de los seres humanos más dinámicos, complejos, peligrosos, locos y maravillosos que he conocido”.

Lo que iba a ser una única entrevista terminó extendiéndose por tres días, durante los cuales el actor se abrió y se sinceró en un torbellino de emociones. Pocos días después, Hervé Villechaize se quitó la vida.

Gervasi habría de pasar los 25 años subsiguientes intentando volcar esa experiencia en una producción cinematográfica que le rindiera justo tributo al fallecido actor. 

Gracias al apoyo de Peter Dinklage, y tras el éxito que acompañó a los personajes más queridos de la serie Juego de Tronos, la producción finalmente llegó a buen término.

El resultado, la película Mi cena con Hervé, que fue lanzada por HBO en 2018. 

Artículos relacionados
GettyImages
Música Feb 16, 2020
Bobbi Kristina Brown: trágica vida y muerte de la única hija de Whitney Houston
Getty Images
Celebridades Feb 23, 2020
Belén Ordóñez: su difícil vida después de la muerte de su hermana Carmina
twitter.com/paolapaezmd
TV Dec 29, 2019
Luis Fernando Montoya: la vida del actor que vivía sus días como un 'pájaro libre'
twitter.com/eldiarioes
Música Oct 28, 2020
Antonio Vega: la historia de una vida entre adicciones y la trágica muerte del mítico cantante