logo
youtube.com/RT en Español
Fuente: youtube.com/RT en Español

El otro lado del coronavirus: el agua de Venecia se vuelve azul cristalina por falta de turistas

Guadalupe Campos
20 mar 2020
21:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Uno de los efectos colaterales de la crisis sanitaria a causa del coronavirus en Italia es, paradójicamente, una mejora sustancial en el ambiente. En Venecia, la ausencia de turistas y góndolas en los canales ha permitido que la suciedad decante y la fauna se adueñe de los espacios.

Publicidad

Las aguas en los canales de Venecia lucen significativamente más límpidas estos días. Es que, con el turismo suspendido y los habitantes de la ciudad recluidos en sus casas en cumplimiento del aislamiento obligatorio, el tránsito humano ha virtualmente desaparecido.

Canales de Venecia vacíos por las medidas de aislamiento debidas al coronavirus | Foto: GettyImages

Publicidad

Sin góndolas en sus canales, la polución que habitualmente torna turbia el agua que atraviesa la ciudad ha tenido tiempo de decantarse. El resultado es alucinante: aguas tan cristalinas que llega a verse el fondo.

Esto ha permitido la captura de bellas imágenes de la ciudad de los canales, en donde pueden verse los espacios vacíos de la actividad humana y los animales que circulan tranquilos por un medio mucho más límpido de lo habitual.

Canales de Venecia límpidos tras las medidas de aislamiento debidas al coronavirus | Foto: GettyImages

Publicidad

Cardúmenes de peces pueden disfrutar por algún tiempo de un agua cristalina, muy diferente del entorno turbio habitual que deja el trajín de la actividad humana. Y esta misma limpidez ha permitido a los venecianos ver y fotografiar su tránsito por los históricos cursos urbanos de agua.

A falta de enamorados dándose la mano mientras rema el gondolero, los cisnes de Burano han ido a nadar en soledad bajo los puentes, para dar el toque romántico, la postal de la otra cara de una ciudad que se encuentra en pausa para luchar contra el avance del virus.

Aguas transparentes en los canales de Venecia, marzo 2020 | Foto: Youtube/RT en español

Publicidad

Las imágenes son muy diferentes de las postales habituales de una ciudad que bulle permanentemente en actividad. Tanto que el protagonismo inusitado de los animales ha llevado a muchos a pensar que esta fauna no suele habitar estos espacios. Aunque esto no sea así, eso no quita que es la fauna de las ciudades ahora la que se adueña de calles y canales.

Los vecinos han creado incluso un grupo de Facebook llamado “Venezia pulita” (en italiano, “Venecia limpia”), en donde comparten las fotografías y videos que toman de esta cara nunca vista de la bella ciudad.

Publicidad

Como explicaron las autoridades de la ciudad a CNN, no se trata, sin embargo, de un cambio que vaya a tener consecuencias duraderas.

“El agua ahora luce más limpia porque hay menos tráfico en los canales, y eso permite que el sedimento decante en el fondo”, explicó un portavoz gubernamental.

Publicidad

Eso significa que cuando la ciudad retome su curso habitual, ese sedimento volverá a mezclarse y a devolvernos la imagen turbia a la que estamos acostumbrados.

Sin embargo, lo que sí ha mejorado significativamente es la calidad del aire, como consecuencia del parate en que se encuentra actualmente:

“El aire, sin embargo, sí está menos contaminado, dado que hay menos vapores y tráfico de embarcaciones, dado el movimiento restringido de los residentes”, confirmó esa misma fuente.

Se trata de un respiro para una ciudad muy golpeada por el impacto ambiental humano: En noviembre pasado la ciudad sufrió la peor inundación en 50 años, mientras edificios históricos se hunden gradualmente y continúa sufriendo los efectos de un volumen turístico insostenible.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad