twitter.com/MauraSirianni
Fuente: twitter.com/MauraSirianni

Peleó en la Segunda Guerra Mundial, le ganó al coronavirus y ahora celebra 104 años de vida

Karina Martín
04 abr 2020
19:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

William Lapschies fue uno de los primeros habitantes de Oregon infectados con coronavirus y ahora se ha convertido en una de las personas más ancianas en sobrevivir a la enfermedad.

Publicidad

William “Bill” Lapschies no es un hombre cualquiera, pues a pesar de llevar una vida bastante normal en el estado de Oregon, Estados Unidos, el señor ha sido un sobreviviente de guerras y pandemias.

William nació en 1916, dos años antes de que la pandemia de gripe española, la cual infectó a dos tercios de la población mundial. También vivió la Gran Depresión y como si eso fuese poco, no solo vivió durante la Segunda Guerra Mundial, sino que fue un veterano de guerra y logró salir victorioso de ese terrible acontecimiento histórico.

Publicidad

Ahora, el anciano se enfrenta nuevamente a una emergencia sanitaria de carácter global, y esta vez, forma parte de la población más vulnerable a la enfermedad.

Sin embargo, parece que William es un hombre que está determinado a superar todos los obstáculos que la vida le impone, pues a pesar de su avanzada edad, se contagió de coronavirus y logró superarlo.

Publicidad

El pasado 5 de marzo, Lapschies se había convertido en uno de los primeros residentes de su estado en dar positivo al virus, lo que indudablemente causó mucho temor en sus seres queridos.

William experimentó fiebre alta y presentó dificultades en su respiración, pero tras seguir con las pautas del Centro de Enfermedades Infecciones y de la Autoridad de Salud de Oregon, poco a poco se fue recuperando hasta el punto en que logró superar la enfermedad.

Publicidad

Luego de 25 días enfermo, William “Bill” Lapschies pudo festejar su cumpleaños número 104 y su familia lo sorprendió con globos, carteles y demás, y aunque respetaron la distancia por precaución, el anciano pudo celebrar un año más de vida y una victoria más.

Sin duda, este caso se ha convertido en un símbolo de esperanza para el país y se une a otros pocos del mundo, como el del bebé de unos pocos meses de nacido y la señora italiana de 102 años que lograron sobrevivir a esta terrible enfermedad.

Publicidad