MediosTV

16 de abril de 2020

María Teresa Campos, temerosa del coronavirus: 'A Terelu le aterroriza que a mí me dé algo'

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Estar en el rango de edad que la pone en mayor riesgo del efecto letal del coronavirus es un peso muy grande para María Teresa Campos, quien está en confinamiento desde antes de que fuese decretado el estado de alarma.

En una entrevista muy emotiva y simpática, María Teresa contó con detalles cómo pasa sus días de cuarentena al cuidado de su hija Terelu, quien es muy estricta con que su madre respete el distanciamiento social.

"Terelu lo pasa mal. Es como si hubiera asumido esa responsabilidad. ¡Es tan cuidadosa de todo! (...) A ver como lo digo, me dan ganas de llorar, ¡a ella le aterroriza que a mí me dé algo!”, dice la Campos.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

Cuenta María Teresa que poco antes de ser declarado el estado de alarma, su médico le recomendó no ir a una gala de estreno donde había sido invitada, y por decisión propia, ella dejó de salir a la calle.

Posiblemente esa fue una de las mejores decisiones que pudo tomar, por cuanto ha tenido que ver con horror cómo han muerto por el COVID-19 personas conocidas y amigos de sus familiares.

Cargando...

Publicidad

En un principio, se quedó recluida sola en su casa, pero al pasar los días decidió ir a donde su hija Carmen. Dejó pasar un tiempo prudencial para estar segura de que Terelu no estaba contagiada y finalmente se mudó con ella, y desde entonces han afrontado juntas la cuarentena.

“Estoy súper cuidada, tanto que no quiero ni mirarme al espejo, porque como Terelu no deja que entre nadie en esta casa, ni con mascarilla ni sin mascarilla, no me puedo poner un tinte ni cortar el pelo”, cuenta entre risas la matriarca de las Campos.

Cargando...

Publicidad

También la acompaña Sonia, una persona que la ayuda en todo y que ha estado en aislamiento a su lado desde el principio, así como su perrita, a quien aprovecha de abrazar y besar con la seguridad de que no le contagiará de nada.

Admite que extraña muchas cosas, como teñirse el cabello, los juegos de cartas, los abrazos y besos de sus hijas, pero siente que son muy afortunadas de estar saludables en casa.

Cargando...
Cargando...

Publicidad