logo
twitter.com/cuatro
Fuente: twitter.com/cuatro

Hombre de 34 años termina en silla de ruedas como consecuencia del coronavirus

Guadalupe Campos
07 jul 2020
06:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El caso de Marc, un joven de 34 años, subraya nuevamente lo peligroso que puede resultar el COVID-19. Tras 90 días internado fue dado de alta, pero estuvo al borde de la muerte y quedó con severas secuelas.

Publicidad

Ya de regreso a casa, Marc decidió hacer un video para alertar a otros jóvenes, al ver con alarma que muchos parecen sentirse invulnerables frente al virus. Desde el sofá de su casa, este joven contó su dura experiencia de lucha contra el coronavirus.

Marc en el hospital. | Foto: YouTube/El Mundo

Publicidad

Sus primeros síntomas fueron fiebre y diarrea. Si bien dio positivo a la prueba de COVID-19, fue enviado de regreso a casa porque sus síntomas eran leves.

Sin embargo, a partir de allí la enfermedad empezó su escalada. Marc pasó a cursar una neumonía, que lo envió nuevamente al hospital. Quedó internado, y la pesadilla duraría tres largos meses.

Marc al ser dado de alta del hospital. | Foto: YouTube/El Mundo

Publicidad

"Hice un tromboembolismo pulmonar y dos paros cardíacos", cuenta en primera persona.

En la grabación se deja ver el trabajo que le cuesta todavía poder articular palabras. Es que la enfermedad le ha dejado secuelas neurológicas. Ahora se desplaza en silla de ruedas, y está reaprendiendo a hablar.

Coronavirus, representación artística. | Foto: Pixabay

Publicidad

Sin embargo, su lucidez no se vio afectada, y lo preocupa ver a otros que desestiman el riesgo. "No es una cosa de mayores", advierte, en referencia a los jóvenes que toman una actitud temeraria frente a la enfermedad, confiados en que al no ser grupo de riesgo lo peor que podría pasarles es un resfriado fuerte.

"Sed conscientes, no es una broma", interpela. "Protegeros".

Mascarilla y guante de látex. | Foto: Pixabay

Publicidad

En entrevista con Cuatro al Día, uno de sus médicos, el doctor Andrey Rodríguez, dio un panorama sobre su condición actual. El médico adjunto de UCI en Parc Taulí Sabadell afirma que Marc tiene secuelas que podrían durar mucho tiempo.

"Se puede tardar un año en recuperar e incluso tener un déficit motor o neurológico a largo plazo", aseveró el profesional.

El virus no se ha ido a ninguna parte, y la necesidad de no saltarse las medidas de precaución persiste. El testimonio de Marc es uno de los tantos casos que demuestran que nadie está a salvo de la posibilidad de tener serios problemas como consecuencia del COVID-19. Esta semana también falleció el actor Nick Cordero, a consecuencia de esa enfermedad. Tenía 41 años.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

En AmoMama.es hacemos todo lo posible para brindarte las noticias más actualizadas sobre la pandemia de COVID-19, pero la situación cambia constantemente. Alentamos a los lectores a consultar en línea las actualizaciones del CDС, WHO y los departamentos locales de salud para mantenerse actualizados.¡Cuídate!