logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Moda después de los 40: los mejores atuendos para esconder la pancita

Guadalupe Campos
30 ago 2020
13:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Amas tu cuerpo, que te trajo hasta aquí. Sin embargo, ha cambiado un poco de forma, y la ropa que hasta hace unos años era tu estilo insignia ya no te queda tan bien. Aquí repasaremos algunos trucos para lucir tus nuevas formas sin perder un ápice del estilo.

Publicidad

ROPA SUELTA

La ropa ajustada no perdona. Además de señalar aquello de tu cuerpo que preferirías disimular, cuando ya no tienes el cuerpo firme de la primera juventud también tiende a crear problemas donde no los hay.

Publicidad

Por esto, es mejor usar ropa más suelta, que resalte tus virtudes y sea más indulgente con lo que tanto no te gusta. Además ¡es mucho más cómoda!

ESCOGE BIEN LA ROPA INTERIOR

Un elástico demasiado ajustado, demasiado suelto o una tela rígida pueden ser la perdición de un atuendo perfecto. Además de la incomodidad de moverse todo el día con el roce de unas bragas que se clavan en la cintura o te obligan a buscar un lugar discreto donde acomodarlas todo el tiempo, tu incomodidad también se ve.

Publicidad

Rollitos donde no los tienes realmente, marcas de costuras gruesas y otras calamidades deforman tu cuerpo y te quitan confort. Es mejor no escatimar en la ropa interior.

FAJAS MODELADORAS

Por supuesto que no quieres andar con una faja modeladora por la vida. Sin embargo, considera este tipo de recursos para lucir un vestido entallado en una ocasión especial.

Publicidad

Reacomodan todo lo que se ha soltado con los años, y esconden eficientemente tu pancita. Eso sí, querrás comprar las que no dejan costuras a la vista de todos.

VESTIDO SUELTO Y LEGGINGS

Un vestido etéreo y holgado o una túnica es una gran forma de esconder esa pancita que todas tenemos a cierta edad. No hay necesidad de que tu vestido parezca una gran carpa o una bolsa: prendas con mucho movimiento y una buena caída te estilizan sin que parezca que te has vestido de anciana.

Publicidad

Usar leggings (o calzas) debajo además moldeará tu figura. Este atuendo casual es además ideal para sentirte cómoda para todo el trajín de la vida cotidiana.

ELIGE QUÉ RESALTAR

Un buen truco a la hora de quitar la atención de los demás en aquello de nuestro cuerpo que no nos gusta tanto es guiar la atención ajena. Si te gustan, por ejemplo, tus piernas o tu busto, ponte algo que resalte especialmente esa parte.

Publicidad

Un escote estratégico o una falda que revele tus bellas piernas pueden ser aliadas a la hora de quitar atención de un vientre que no tiene la forma que esperas o unos brazos menos firmes.

VESTIDOS ASIMÉTRICOS

Un corte asimétrico en tu ropa crea líneas en direcciones inusuales, que si la prenda está bien diseñada pueden modelar y estilizar tu figura.

Celine Dion y Kate Winslet en la entrega de los 79° Annual Academy Awards, febrero de 2007. | Foto: Getty Images

Publicidad

Como las rayas, este es un gran truco visual para jugar con las diagonales y mejorar tu imagen.

CORTE PRINCESA

Los vestidos que ajustan debajo del busto en vez de a la cintura son geniales para resaltar tus dones y disimular esos rollitos que aparecieron hace un par de años y no tienen intenciones de irse.

Publicidad

En este tipo de vestidos, el corte y la caída de la tela son muy importantes. Una prenda de mala calidad puede incluso resultar contraproducente, y crear bolsas que te hagan lucir como si tuvieras un vientre abultado que no tienes.

VOLADOS

Los juegos de la tela en volados o pliegues pueden crear efectos muy halagadores para tu cuerpo. A la par de ser adornos de por sí, en sus pliegues puedes disimular algo sobre lo que no deseas llamar la atención.

Publicidad

Un volado estratégicamente ubicado puede ocultar ese poco de pancita. Otro, que tus brazos ya no son tan firmes como eran.

COMO LA CEBOLLA

Usar varias capas de ropa es una gran estrategia para mejorar la forma de tu cuerpo con estilo. Usar chalecos o sacos abiertos, chales o capas genera un efecto que te hace lucir más delgada y estilizada.

El efecto es todavía mayor cuando el color de la pieza que te coloques encima es diferente del de la que llevas debajo. Cuando logras esa combinación, se genera una línea de color que hace que luzcas mucho más estilizada. Además, puedes averiguar cómo lucir tu cabello cuando las canas han llegado para quedarse.

Publicidad