Hombre discapacitado saltó al agua y ayudó a salvar la vida de una persona que se ahogaba

Ernesto Ojeda
09 oct 2020
17:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El suceso ocurrió en la ciudad rusa de Anapa, en la costa del mar Negro. Dos chicos exhaustos trataban de mantener a flote a un tercer amigo desmayado, y el chico en silla de ruedas no dudó en saltar a ayudarlos.

Publicidad

Una sorprendente historia sorprendió a miles de personas hace pocos días, cuando un joven en silla de ruedas saltó desde un muelle para ayudar a otros tres chicos que no la estaban pasando muy bien en el agua.

Se trata de Nikita Vankov, quien hace 13 años quedó postrado en una silla de ruedas después de sufrir una estrepitosa caída desde ese mismo muelle. ¿Caprichos de la vida? No lo sabemos.

Publicidad

El profesional en buceo regresó al lugar de su accidente para grabar un documental sobre su vida desde que ya no pudo caminar. Pero lo que él no se imaginaba era que tendría que volver a saltar para salvarle la vida a alguien.

El hecho sucedió en la ciudad de Anapa, Rusia, en la costa del mar Negro, cuando dos chicos extenuados se esforzaban por mantener flotando a un tercer amigo que se había desmayado.

Publicidad

Desde el muelle, Nikita les gritaba lo que tenían que hacer para mantenerse sobre el agua, hasta que llegara una embarcación de auxilio. Sin embargo, los chicos en problemas ya no tenían fuerzas.

Fue en ese momento cuando el nadador con experiencia decidió echarse al agua. Buscó el lugar más cercano a los tres jóvenes y se lanzó de la misma forma que lo había hecho aquel 5 de octubre de 2017.

Publicidad

El heroico video fue publicado en su cuenta de Instagram, un día después de haberse cumplido los 13 años del accidente que marcó un antes y un después en su vida. La grabación ya casi alcanza las 20.000 reproducciones y los mensajes de asombro no dejan de sumarse en la sección de comentarios.

Vankov, que en su anterior caída se golpeó contra el suelo y se rompió tres vértebras del cuello, ayudó a los tres chicos a mantenerse a flote hasta que llegó la embarcación. Desde el bote les lanzaron una cuerda y lograron salvarle la vida al desmayado, que reaccionó rápidamente cuando fue atendido.

Publicidad

Vankov explicó en ese momento que lo recomendable era llamar una ambulancia para que atendieran al chico. De esa manera se evitaría un ahogamiento en seco.

El joven que no se dio por vencido cuando no pudo volver a caminar, logró recuperarse parcialmente y empezó a nadar y bucear. Es en esta última disciplina donde practican la misma acción que ejerció Nikita, para enfrentarse a situaciones de emergencia.

En otra heroica y emocionante historia, en agosto pasado un niño de tan solo 3 años de edad salvó a otro de ahogarse en una piscina.

La orgullosa madre del pequeño héroe publicó en las redes sociales la grabación del accidente, recogida por las cámaras de seguridad del complejo residencial brasileño donde se encontraban los niños.

Publicidad