NoticiasNoticias España

23 de noviembre de 2020

Bienes raíces, empresa de caza y ciencia: la vida de los bisnietos de Francisco Franco

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La tercera generación de descendientes del dictador Francisco Franco ha elegido vivir su vida lejos de las cámaras y del ojo público. Se dedican a los negocios, la caza y las ciencias, entre otras cosas.

Hace más de 45 años de la muerte del dictador Francisco Franco, un evento que sacudió a toda España y marcó su destino para siempre. Hoy en día, las secuelas de su gobierno y su muerte siguen vivas en la nación ibérica.

El día de hoy, examinamos las vidas de algunos de los bisnietos del famoso dictador. En su mayoría, han optado por vivir en el anonimato, lejos del legado de la familia. 

Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas en el funeral de Cristina de Borbón en febrero de 2020 en Madrid. | Foto: Getty Images

Publicidad

LUIS ALFONSO DE BORBÓN Y CYNTHIA

El único de los bisnietos de Franco que no se ha alejado de la vida pública ha sido Luis Alfonso de Borbón, hijo mayor de la duquesa de Franco. Luis Alfonso está constantemente activo a través de sus cuentas de redes sociales, donde se presenta como sucesor al trono de Francia. También es emprendedor, invierte en gimnasios, taxis e influencers en España.

Cynthia Rossi, la hermana de Luis Alfonso, ha optado en cambio por una vida mucho más anónima. Vive en el extranjero, y ni siquiera acudió a la exhumación de los restos de su bisabuelo. Actualmente reside en Burdeos con su pareja, el Dr. Benjamin Rouget.

Publicidad

FRAN FRANCO Y SUELVES

Fran Franco y Suelves es miembro de la Fundación Francisco Franco, donde lucha por defender el legado de su bisabuelo ante la historia. Ha confesado sentir cada día más admiración por la obra del difunto dictador. Se casó en el Día de la Hispanidad del 2018 (12 de octubre) con Lian Lay Fournier, una mujer de negocios estadounidense.

Publicidad

En los negocios, Fran es socio y apoderado de múltiples empresas de la familia, enfocadas en el sector inmobiliario. Maneja millones de euros en activos a través del Nuevo Grupo Concesionario Newco SL, Corgradura 05 SL, y varias otras sociedades del mismo ramo. Asimismo, ha supervisado reformas en propiedades de su familia, como el Bless Hotel Madrid, que pertenece a sus primos.

Juan José Franco Suelves camino al Valle de los Caídos en octubre de 2019 en España. | Foto: Getty Images

Publicidad

JUANJO FRANCO SUELVES

Juan José Franco Suelves, el hermano de Fran, es un fanático de la caza. Comenzó a practicar este pasatiempo teniendo apenas 11 años de edad, junto con su padre, Francis Franco. Para 2004, Juanjo convirtió esta afición en una empresa, Huntser, dedicada a la organización de expediciones de caza en España y el mundo.

Juanjo es sumamente discreto, y prefiere estar alejado de la prensa. Se considera a sí mismo una persona normal. Desde 2016 ha mantenido una relación con Khali El Assir, hija del millonario empresario y comerciante de armamento, Abdul Rahman El Assir. Juanjo también es parte del negocio inmobiliario, y trabaja para la empresa inmobiliaria Arena Inversiones.

Publicidad

Miriam Franco y Álvaro Franco en el funeral de su tía abuela Carmen Franco en enero de 2018. | Foto: Getty Images

ÁLVARO Y MIRIAM

Álvaro y Miriam Franco Guisasola son hijos de Francis Franco y su segunda esposa, Miriam Guisasola. Ambos son sumamente discretos, y mantienen perfiles aún más bajos que los de sus hermanos. Es poco lo que se sabe de Miriam, fuera del hecho de que disfruta pasar tiempo al aire libre, al igual que a sus padres.

Publicidad

Entretanto, Álvaro es conocido como el "cerebrito" de la familia. Estudió Ingeniería Electromagnética, con especialidad en Electrónica. Completó también una maestría en el ramo. Le encanta la ciencia, el espacio y la tecnología. Ha tenido destacadas participaciones en eventos como la Olimpíada Matemática Universitaria de 2013, en Bulgaria.

Generalísimo Francisco Franco en 1975, a los 82 años, en España. | Foto: Getty Images

El fallecimiento de Franco fue uno de los hechos que más profundamente marcaron la sociedad civil española. De hecho, a décadas del evento, muchos españoles aún recuerdan vívidamente dónde estaban el día en que murió el dictador.

Publicidad