Medios

29 de noviembre de 2020

Este es el momento ideal para comenzar a usar bótox según la opinión de expertos

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Desde hace varios años se ha incrementado el número de personas que usan bótox, no solo para minimizar la apariencia de las arrugas, sino también para prevenirlas.

Ha sido tal la demanda de este tratamiento que en la actualidad se puede hablar de él sin reservas ni prejuicios. Vanitatis conversó con algunos especialistas en medicina estética que respondieron varias incógnitas sobre la toxina botulínica.

Ampolla de bótox e inyectadoras. | Foto: Shutterstock

Publicidad

TRATAMIENTO MÁS EFECTIVO

El doctor Leo Cerrud señaló que, hasta el momento, este tratamiento es el más efectivo que se utiliza para tratar o evitar las arrugas del entrecejo, la frente y patas de gallo.

Además, atribuyó la mala fama del tratamiento a la inexperiencia o mala praxis de algunos profesionales de la salud.

Cerrud explicó que la toxina botulínica evita la formación de la arruga paralizando el músculo, y resaltó que es indispensable que este tratamiento lo apliquen médicos experimentados para obtener un resultado con apariencia natural.

Mujer mostrando arrugas en su frente. | Foto: Shutterstock

Publicidad

TEMORES SOBRE EL BÓTOX

Cuando se habla del uso de esta neurotoxina para evitar o prevenir las arrugas, es frecuente pensar que la apariencia final será muy artificial.

Sobre este punto, el doctor Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral, dijo a Vanitatis que muchas de las personas que acuden a consulta temen que la expresión de sus rostros cambie.

Aseguró que, en manos de un profesional de la salud que tenga pleno conocimiento del funcionamiento de la musculatura facial, el resultado que se obtendrá será un rostro rejuvenecido y más relajado.

Publicidad

Profesional con ampolla e inyectadora en sus manos. | Foto: Shutterstock

FUNCIÓN DE LA NEUROTOXINA

La directora de clínica en Centros Cristina Álvarez, Alba Navarro, explicó al medio de comunicación que el bótox es una toxina capaz de paralizar un músculo o partes del mismo de forma temporal, realizando un efecto tensor.

Publicidad

Indicó que, aunque se conoce principalmente por su aplicación estética, el bótox también tiene un uso médico. Manifestó que solo puede aplicarse en la parte superior del rostro (entrecejo, frente y patas de gallo).

“Su correcta aplicación consigue tensar y paralizar los músculos, logrando una amplitud en la mirada y un gesto más descansado”, agregó.

Mujer recostada recibiendo aplicación de bótox en la frente. | Foto: Shutterstock

Publicidad

MOMENTO PARA SU APLICACIÓN

El doctor Moisés Amselem recomienda que la aplicación del bótox se lleve a cabo cuando la contracción brusca y permanente del músculo produzca arrugas pronunciadas.

Señaló que los gestos que hacemos al momento de expresarnos frecuentemente hacen que las arrugas del entrecejo sean las más precoces.

La doctora Gloria Santomauro dijo que la indicación terapéutica señala que las personas deben tener más de 18 años para aplicarse la neurotoxina.

Mujer recostada recibiendo aplicación de bótox en la frente. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Las arrugas por lo general comienzan a aparecer entre los 30 y 35 años. Leo Cerrud explicó que esa suele ser la edad indicada para la aplicación del tratamiento, pues es justo antes de que las pequeñas líneas de expresión se conviertan en rotura epidémica.

Esto evitaría tener que utilizar una dosis superior de bótox, rellenos o hilos. Sin embargo, el doctor Cerrud, al igual que Amselem, piensa que no hay una edad correcta para recurrir al tratamiento antiedad.

Mujer recostada recibiendo aplicación de bótox a un lado de su rostro. | Foto: Shutterstock

Publicidad

La doctora Alba Navarro indicó que la toxina botulínica es solo uno de los recursos que se utilizaría cuando la arruga es muy pronunciada.

En el caso de las personas mayores con arrugas profundas, es posible obtener resultados muy buenos. Sin embargo, podría ocurrir que continúe siendo visible. En ese caso, la doctora recomendó complementar con un relleno de hialurónico.

Imagen de una mujer con arrugas pronunciadas en su frente sobre otra imagen en la que sus arrugas están más lisas. | Foto: Shutterstock

Publicidad

PREVENIR LA APARICIÓN DE ARRUGAS

Actualmente se ha estado hablando de la utilización del bótox para prevenir la aparición de arrugas. De esta manera se retrasan los signos de edad y se evita tener que aplicar más tratamientos posteriormente.

El doctor Sánchez Viera, del Instituto de Dermatología Integral, explicó a Vanitatis que el uso continuo de la toxina botulínica no es perjudicial, y aseguró que incluso ayudará a que los espacios entre la aplicación de cada tratamiento se incrementen.

Esto significa que, en lugar de aplicarse el bótox cada cuatro meses, podría llegar a ser aplicado cada ocho o diez meses. Y eso mejorará si es combinado con ácido hialurónico, según el médico.

Publicidad

Hombre recostado recibiendo aplicación de bótox en la frente. | Foto: Shutterstock

EXCEPCIONES PARA SU USO

El doctor Amselem, en ocasiones, se ha negado a aplicar el tratamiento a personas de muy corta edad que no lo necesitan realmente.

Publicidad

También en casos de estar contraindicado, como por ejemplo ser alérgico a la proteína del huevo, o los casos en los que hay pérdida de volumen, que causan que se marque más la arruga y se pueden presentar efectos compensatorios.

“Al no poder contraer en esa zona, el músculo va a buscar zonas adyacentes donde contraer y pueden crearse otras arrugas por compensación”, explicó el médico.

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.