Un nuevo golpe para los García Obregón: la agencia inmobiliaria de la familia está en peligro

La empresa ha tenido que recortar activos y personal para costear su funcionamiento, dado que los últimos años ha pasado por algunos problemas financieros.

Para nadie es secreto que este 2020 ha sido un año complicado para Ana García Obregón. Tras el fallecimiento de su único hijo, la actriz se refugió en el seno de su familia, pero ahora son ellos quienes están atravesando una complicada prueba.

La agencia inmobiliaria que maneja el clan está pasando por momentos complicados. Tras actualizar las cuentas de este año, Niesa Nueva Inmobiliaria SA declaró que está teniendo pérdidas millonarias.

LAS PÉRDIDAS ANUALES

De acuerdo a un análisis hecho por Vanitatis, la empresa fundada por Antonio García, padre de la actriz, ha estado lidiando con obstáculos que llegaron con la crisis económica, y que hoy se traducen en 2.5 millones de euros en pérdidas anuales.

Si bien esta es solo una de las dos empresas pertenecientes a los cinco hermanos García Obregón y a sus padres, los golpes que han sufrido en las últimas dos década han sido contundentes.

LIQUIDANDO ACTIVOS

El patriarca de la familia fue uno de los empresarios inmobiliarios más exitosos en los años 70 y 80. Su empresa, Jotsa, se convirtió en una mina de oro cuando adquirió La Moraleja, hoy una de las zonas más exclusivas de Madrid.

Pero el descalabro económico sacudió dramáticamente los negocios de Antonio, quien tuvo que despedirse de Jotsa y de Las Tres Hermanas, la cual subastaron en 2015 para solventar algunos asuntos financieros.

REDUCIENDO PATRIMONIO

Desde entonces, los negocios familiares se han reducido a dos, Promotorados SA y Niesa Nueva Inmobiliaria SA, la cual este año pasó a reportar menos de seis millones de euros anuales, luego de que en 2017 presentaran ingresos de 13 millones. 

Según el informe de Vanitatis, Niesa ha tenido que vender varias propiedades para mantenerse a flote. Entre esos activos están dos chalé en Madrid de 425 mil euros y 11 parcelas en San Agustín de Guadalix de 1.4 millones de euros que vendieron para pagar un préstamo hipotecario.

LA SUSPENSIÓN DE PAGOS

En 2016, Niesa pasó por una suspensión de pagos voluntaria que duró hasta junio de 2019. El procedimiento concluyó tras la resolución del Juzgado de lo Mercantil número seis de Madrid.

Fue así como la empresa le propuso a sus acreedores un acuerdo de pago a dos partes. Niesa solventó el 50% de las deudas en un pago único y el otro 50% con quita.

ESPERAN QUE EL PANORAMA MEJORE

Además de los bienes, la directiva de la empresa también ha tenido reducir personal. En 2019 tuvieron que despedir a cuatro empleados, con lo cuales negociaron su salida.

Pero a pesar de este amargo momento, en los próximos meses esperan remontar en la industria con las propiedades que aún conservan en Guadalix de la Sierra y El Molar.

Si bien el panorama es poco alentador, la familia García Obregón se mantiene unida y positiva. Por suerte, Ana poco a poco está levando cabeza y pronto estará de vuelta ante las cámaras presentando 'Las Campanadas', lo cual sería un buen cierre para un año tan desafiante.

Artículos relacionados
Getty Images
Música Nov 02, 2020
Hijos de Rocío Dúrcal y Junior iniciaron el proceso de liquidación de la empresa de sus padres
twitter.com/vanitatis
Personas Oct 15, 2020
Ramón Hermosilla Gómez-Cuétara, un hombre exitoso cuyo negocio inmobiliario prospera en tiempos difíciles
Getty Images
TV Oct 12, 2020
Los problemas económicos de María Teresa: los amigos de la famosa periodista arrojan luz sobre sus finanzas
Getty Images
Personas Oct 09, 2020
La separación de José Tomás y su esposa, Isabel: el presunto valor neto del torero