La historia de las fotos topless de Lady Di: 1 millón de dólares para terminar en una sartén

Georgimar Coronil
31 ene 2021
14:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Una de las tantas historias controversiales que vivió Lady Di fue cuando unos paparazzi le tomaron unas fotografías en topless.

Publicidad

El portal Vanitatis se comunicó con uno de los fotógrafos que inmortalizó aquel episodio para conocer de primera mano cada uno de los detalles

Jorge Ogalla explicó que a pesar de que los medios del mundo seguían a la princesa Diana de cerca, ninguno había logrado lo que ellos sí pudieron capturar con sus cámaras.

Lady Diana Spencer durante su primer paseo con su prometido el Príncipe Charles. | Foto: Getty Images

Publicidad

En 1994, Diana de Gales viajó a Costa del Sol, en España, en busca de un tiempo de esparcimiento y para alejarse de la realeza.

Jorge contó a Vanitatis que se enteró de la presencia de Lady Di en la zona, ya que se encontró con un amigo que le dijo que había visto a la aristócrata Simoneta Gómez-Acebo.

Simoneta le comentó al hombre que en el mismo avión en el que ella había viajado, estaba la princesa Diana y dos amigas.

La princesa Diana con un gran sombrero verde oscuro. | Foto: Getty Images

Publicidad

En ese momento las alarmas de los paparazzi se encendieron y montaron un operativo para investigar en donde se estaba hospedando.

Lady Di optó por quedarse en uno de los hoteles que empresarios, políticos, músicos y familias de la alta sociedad frecuentaban. El famoso Byblos en Mijas.

Jorge señaló que junto a sus compañeros alquilaron una habitación en el lugar y tenían vista hacia distintos puntos del hotel.

La princesa Diana posa durante su visita al Parque Footscray en el suburbio de Melbourne. | Foto: Getty Images

Publicidad

Por consiguiente, Diana no pudo escapar del lente de esos fotógrafos, quienes estuvieron atentos a cada movimiento de la princesa.

Ogalla recuerda que Diana estaba en la piscina y de un momento a otro desató la parte de arriba de su traje de baño.

“Fueron milésimas de segundo. Ella se desaflojó la cuerda del bikini y, al darse la vuelta, ahí la pillamos ¿Me preguntas que se veía exactamente? Pues ya te digo: un rincón de la piscina con ella en la tumbona boca abajo sin el sostén”, expresó.

Diana, princesa de Gales, en Londres. | Foto: Getty Images

Publicidad

El fotógrafo español indicó que la exclusiva de un millón de dólares por unas imágenes que nunca vieron la luz pública, solo fue una secuencia de ocho fotos.

Una revista española terminó comprando los derechos mundiales de las fotografías para que no pudieran ser publicadas.

De acuerdo a lo expresado por Jorge, con el dinero que a él le tocó, se compró parte del chalé donde vive actualmente y un televisor grande. Cada vez que lo ve, recuerda el rostro de la princesa de Gales.

Diana de Gales asiste a un evento en Francia. | Foto: Getty Images

Publicidad

Asimismo, indicó que las negociaciones con el medio que se quedó con las imágenes fueron bastante complicadas.

“El editor tomó las ocho diapositivas y las quemó en una sartén delante de nosotros dejándonos muy claro que esperaba que no hubiera ninguna más. Y con eso, se acababa el problema”, sostuvo.

Diana asiste al estreno de la película 'In Love And War'. | Foto: Getty Images

Jorge Ogalla también manifestó que no era la primera vez que esta revista compraba las fotos y destruía los negativos, para cuidar la reputación de Diana de Gales.

Finalmente, el Palacio de Buckingham repudió este hecho, alegando que era una intromisión en la vida privada de Lady Di y que ninguna persona merecía eso.

Publicidad