logo
youtube.com/ImagenEntretenimiento
Fuente: youtube.com/ImagenEntretenimiento

La abuela de Laura Zapata ya está en casa y la actriz da sus primeras declaraciones

Mayra Pérez
19 feb 2021
17:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Finalmente se terminó la pesadilla para Eva Mange, la anciana abuela de Thalía y Laura Zapata. Desde el pasado martes se encuentra en el hogar de una de sus nietas.

Publicidad

Bastante recuperada de las lesiones que presentaba en su cuerpo, la anciana de 103 años, Eva Mange, pudo salir del asilo Le Grand Senior Living.

Con las extremas medidas necesarias para protegerla del covid-19, la señora fue trasladada en ambulancia hacia el hogar de Laura Zapata, su nieta.

Publicidad

Sin embargo, los médicos que la revisaron a bordo del vehículo escucharon sonidos inusuales en los pulmones de la anciana, por lo que hicieron una parada en el hospital para hacerle múltiples chequeos.

“Se le detectó un derrame pleural dentro del diagnóstico médico. A pesar de su delicada situación de salud, los doctores autorizan llevármela a casa”, expresó Laura en un comunicado.

En el hogar de Zapata, se le acondicionó una habitación especial a la abuela, dotada de una cama de hospital. Además estará bajo el cuidado de dos enfermeros profesionales especializados en el cuidado de ancianos, por lo que se espera que Eva recupere su salud.

Publicidad

CARPETA ABIERTA

Las denuncias iniciadas por Laura y Thalía respecto a los malos tratos que supuestamente recibían los ancianos internados en el lujoso asilo trajo sus frutos. Sin embargo, la lucha no ha hecho más que comenzar, según afirma Zapata, quien asegura que seguirá investigando.

Publicidad

Recordemos que las hermanas se enteraron del grave estado de salud en el que se encontraba su abuela, cuando por fin consiguieron autorización para visitarla en el día en que cumplía 103 años.

Publicidad

El cuerpo de la señora tenía varias dolorosas lesiones, causadas por permanecer acostada en una misma posición. De inmediato procedieron a hacer denuncias que compartieron a través de las redes sociales.

Laura, por su parte, decidió quedarse en el ancianato para cuidar a su abuelita personalmente por un lapso de 37 días, pero a la hora de querer salir del establecimiento con la anciana, le exigieron firmar algunos documentos y realizarse el test de covid-19.

Ante la negativa de Zapata por aceptar las condiciones del asilo, las autoridades del lugar le notificaron que no podrían autorizar su salida.

Esta situación hizo que la actriz pidiera ayuda a través de Twitter, aludiendo estar secuestrada. Eventualmente las dejaron abandonar las instalaciones.

Publicidad