Medios

21 de marzo de 2021

Un sacerdote dio misa junto a su perrita en su regazo para no dejarla sola

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La escena del sacerdote con su mascota se hizo viral rápidamente. Entonces, él recurrió a su cuenta de Facebook para hacer una aclaración sobre el tema.

Gerardo Zatarain García, sacerdote de la Parroquia de Todos los Santos en Torreón, Cohauila, ofreció una de sus misas con su perrita sentada en las piernas, que lucía tranquila y muy cómoda en el evento religioso.

La imagen acaparó la atención de los usuarios de las redes sociales y de algunos medios de comunicación locales, que lo hicieron famoso por el amor a su can.

Publicidad

Pronto, la foto dio la vuelta a Internet con mensajes explicando que el sacerdote habría justificado la presencia de su mascota allí, diciendo que estaba enfermo y por eso no podía dejarlo solo.

Sin embargo, el párroco apareció en su cuenta de Facebook y aclaró que su mascota no está enferma ni viejita, como se dijo en los informes.

En realidad, se había escapado de la casa parroquial y había entrado a la iglesia a buscarlo porque está estresada. Al parecer, cambiaron recientemente de parroquia y la mascota aún no se acostumbra a estar sola en su nuevo hogar.

"Este es el amor que mi padre Dios, nos encomendó a los seres humanos", dijo la página Defensoría Animalista, al publicar la imagen del sacerdote y su perrita.

Publicidad

Publicidad

La publicación recibió más de 1.900 reacciones y fue compartida 3.200 veces. Los seguidores de la cuenta, muy emocionados, también llenaron la sección de comentarios elogiando la actitud del clérigo.

"¡Ay que bello el Padre Zatarain siempre tan lindo! ¡Dios lo bendiga y le dé la salud a su perrita!", dijo una persona. Mientras otras personas, afirmaron que conocen la labor del sacerdote y lo definieron como "un gran ser humano".

De hecho, una mujer identificada como Lupita Segovia Salas, afirmó que conoce personalmente al sacerdote Zatarain, a quien considera un ejemplo de vida porque apoyo a una de sus amigas cuando perdió a su esposo y a su hijo. 

Esa actitud para ella vale oro y cree que el sacerdote es un verdadero hijo de Dios. Terminó el mensaje enviándole muchas bendiciones para su vida.

Publicidad