Ana Obregón hace una petición desesperada a su hijo fallecido: "¡No me olvidéis, por favor!"

Stef Colina
24 abr 2021
07:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

A tan solo días de que se cumpla el primer año desde la muerte de Álex, su madre lo recordó con un conmovedor texto que no dejó indiferente a nadie.

Publicidad

Ana Obregón acaba de celebrar el regreso de su mamá a casa, luego de una breve hospitalización que le trajo amargos recuerdos de cuando su hijo estaba luchando contra el cáncer. Ahora, ante el inminente aniversario luctuoso del joven, dejó claro que la herida de su partida sigue abierta.

Publicidad

CON DOLOR LATENTE

La bióloga recurrió una vez más a su cuenta de Instagram para compartir sus emociones con sus 778.000 seguidores, luego de haber perdido a su único hijo, Álex Lequio.

Esta vez Ana publicó una foto del empresario junto a su perrita, Luna. Completó el homenaje con una dedicatoria que dejó en evidencia el dolor que está sintiendo ahora mismo.

LA SÚPLICA DE UNA MADRE

"Imposible borrar de la mente el dolor que llevo tatuado en mi alma. Daría mi vida por abrazarte aunque solo fuera una vez más. Buenas noches a los dos. ¡No me olvidéis, por favor!", escribió Ana a su hijo y a Luna.

Publicidad

Obregón no ha ocultado el sufrimiento que la muerte de su hijo le ha ocasionado. Incluso, en más de una oportunidad ha dejado claro que la meditación es lo único que le ha servido para seguir adelante.

Publicidad

SUS ÚLTIMOS MOMENTOS CON ÁLEX

Tras casi un año de la partida del empresario, Ana ha podido desvelar a los medios detalles de sus últimos momentos con él. Según reveló a Vanity Fair, tuvo 48 horas para asimilar el hecho de que su hijo no superaría la enfermedad contra la que había estado lidiando por dos años.

"Me había ido al apartamento a duchar (...) pero le acababan de hacer un TAC y Alessandro me llamó: ‘Ana, ven. Ya no hay tiempo’. Estuvimos 48 horas cogiéndole los dos de la mano, y así se fue", comentó Ana a la revista, de acuerdo al informe de Semana.

JUNTOS ANTE TODO

Publicidad

Ahora, a la presentadora no le ha quedado más que seguir adelante apoyándose en su fortaleza y en sus seres queridos, como sus hermanas y el propio Alessandro Lequio, a quien recientemente ha defendido de los comentarios de Rocío Carrasco, recalcando que siempre ha sido un excelente padre.

Gestos como este dejan claro que la compenetración entre ambos sigue tan latente como cuando Álex estaba junto a ellos.

Publicidad