PopularRealeza

18 de mayo de 2021

Rivalidad entre hermanos: desde la reina Elizabeth y la princesa Margaret hasta William y Harry

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

El papel del segundo hermano nunca es fácil y menos cuando formas parte de la realeza y tu hermano mayor es el que reina.

Los desencuentros entre hermanos pueden convertirse en una ácida rivalidad. La princesa Margaret llenó su vida de alcohol y escándalos.

Mientras que Harry decidió romper con los protocolos de la realeza y hacer su vida lejos de las leyes y normas de Buckingham.

Elizabeth II su hermana la princesa Margaret, el 11 de diciembre de 1946. | Foto: Getty Images

Publicidad

Andrew Morton escribió un libro sobre la íntima relación entre la reina Elizabeth II y su hermana la princesa Margaret.

El autor desveló en el libro que Margaret siempre consideró que su papel de hija segunda la iba a perseguir por siempre.

Morton explicó que ser hermana de una persona que ocupa el trono, generalmente impide encontrar el propio papel en la vida de la otra persona.

La relación entre estas hermanas siempre fue muy fuerte. De pequeñas vestían idénticas, jugaban sin parar, eran como gemelas.

Cuando Elizabeth empezó a ser tratada como la heredera, tras la abdicación de su tío Edward VIII, recibió una educación diferente y esto entristeció a Margaret.

Publicidad

Publicidad

Desde ese momento, sus vidas empezaron a alejarse. A pesar de que Margaret siempre le brindó apoyo a su hermana, los celos comenzaron a hacer de las suyas.

A la princesa le gustaba ser el centro de atención y estar bajo la mirada de los medios de comunicación. La relación entre Elizabeth y Margaret se complicó cuando esta última quiso casarse con un hombre divorciado.

La reina no podía aceptar esta situación y a Margaret no le quedó otra opción más que renunciar a su amor. Se sintió traicionada.

A pesar de las diferencias que existieron entre ambas, su lazo fraterno nunca se rompió. Cuando la princesa murió, la reina no quiso hablar en público en su memoria.

Publicidad

Elizabeth II explicó que no hubiese podido contener las lágrimas al hablar sobre su hermana. Por eso prefirió no hacerlo.

Publicidad

Setenta años después, dos hermanos tratados iguales en su infancia, tienen grandes diferencias que han generado controversia.

William y Harry, los hijos de la princesa Diana de Gales fueron criados con mucho amor, a diferencia que Elizabeth y Margaret.

Lady Di siempre quiso que Harry fuera el apoyo de William. Su relación siempre fue amigable y llena de complicidad. Cuando Diana murió, los príncipes aprendieron a cuidarse y a sanar juntos las heridas del corazón, tras la partida de su madre.

Con dos personalidades totalmente diferentes, Harry siempre estuvo bajo el foco de los medios de comunicación durante la adolescencia.

Publicidad

Mientras que William fue un chico serio, sensato y alejado de los escándalos. El hermano mayor siempre fue visto como un joven entregado a la causa de la monarquía.

Al pasar los años, los hermanos crecieron y formaron cada uno su familia. William se casó con Kate Middleton, con quien tiene 3 hijos. 

Harry encontró el amor al lado de Meghan Markle, se unieron en matrimonio y luego tomaron la decisión de separarse de la realeza.

El camino que tomó Harry generó controversia entre la familia. Ahora los hermanos mantienen una relación tensa y distante.

Publicidad