Sobre AM

Padres que abandonaron a sus hijas en la frontera: "Se quedaron con comida, agua y leche"

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Las autoridades fronterizas de los Estados Unidos han reportado el hallazgo de muchos menores de edad abandonados por los coyotes.

Cinco menores de edad fueron dejadas a su suerte en Eagle Pass de Texas. Los progenitores de dos de las niñas, una de once meses y otra de cinco años, dicen que no están arrepentidos de lo que hicieron.

Las pequeñas fueron atendidas por funcionarios de seguridad estadounidenses. Les brindaron la atención requerida y una de ellas fue llevada a un hospital porque tenía fiebre. Mira el video de la entrevista que le hicieron a los padres.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

A ORILLAS DEL RÍO

Las chiquillas fueron halladas a orillas del Río Bravo. Los coyotes que llevarían a las menores con sus familiares en los Estados Unidos las dejaron solas.

Por fortuna, las autoridades policiales las encontraron y notificaron a la cancillería de Guatemala, quien habría identificado a las infantes.

Dentro de las pertenencias de las niñas abandonadas estaba el número de teléfono de la persona que las alojaría en Estados Unidos. Y en el pañal de la bebita de 11 meses habían anotado el de un familiar.

El problema de los menores cruzando solos las fronteras es cada vez mayor. AmoMama comparte aquí contigo el testimonio de una voluntaria que brindó detalles sobre el tema.

Cargando...

Publicidad

HABLAN LOS PADRES

En una entrevista exclusiva para Telemundo, dos padres veinteañeros explicaron por qué les entregaron a sus hijas a los llamados ‘coyotes’ y las dejaron abandonadas.

Daisy Sánchez, madre de Ashlei de cinco años y Valeria de 11 meses, expresó que le dolió mucho dejar a su bebé. Sin embargo, aseguró que todo lo que hicieron fue por su bienestar.

“No me arrepiento de haber hecho esto. Sé que es por el bien de las niñas”, dijo la mujer que no abraza a sus hijas desde hace más de 30 días.

Cargando...

Publicidad

Por su parte, el padre de las pequeñas aseguró que sus hijas llevaban agua, comida, leche y cobijas. Expresó estar muy contento de que las niñas ahora estén bien.

De momento los papás de Ashlei y Valeria no pueden atenderlas. Deben permanecer ocultos porque entraron de forma ilegal a los Estados Unidos. Buscarán ayuda con abogados e instituciones de amparo a migrantes para poder reencontrarse con sus hijas.

Las niñas fueron entregadas a una tía en el aeropuerto de Miami, Florida, luego de permanecer por algunos días en un albergue.

Cargando...
Cargando...

Publicidad