Sobre AM
NoticiasPersonas

05 de junio de 2021

La historia de un sanitario y un niño de 3 años en coma que emocionó en las redes

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

A raíz del coronavirus, se ha valorado más el trabajo que deben hacer los médicos para salvar las vidas de sus pacientes. La historia de hoy te emocionará.

Los doctores han estado al frente de la pandemia desde el primer día, atendiendo no solo los casos de COVID-19, sino también de otras patologías.

Para los especialistas de la salud, una de las mejores recompensas que pueden recibir es que el paciente que trataron se cure y pueda volver a casa con su familia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Recientemente, el sanitario español Sergio Juan publicó una historia en su cuenta de Twitter que emocionó a todos los usuarios.

Sergio contó que durante una guardia recibió el caso de un niño de tres añitos que llegó en estado de coma, luego de presentar un cuadro febril que le hizo perder el conocimiento.

El grupo de médicos, que se encontraba en la emergencia del hospital Reina Sofía, inmediatamente empezó a tratar al paciente.

Le aplicaron reanimación, tratamiento y oxígeno, pero tuvieron que intubarlo, ya que no respondía a los procedimientos. El español dijo que una vez que el paciente fue intubado se procedió a trasladarlo al hospital Miguel Servet.

Cargando...

Publicidad

El niño de 3 años llegó estable al centro de salud, donde fue ingresado a cuidados intensivos para observar su evolución. Pero aún había algo de preocupación.

Cargando...

Publicidad

Sergio terminó la guardia y se fue a su casa a descansar. Sin embargo, seguía pendiente del estado de salud del pequeño.

Al rato, recibió el mensaje de una de sus colegas, quien le informó que iban a retirar el tubo con el cual respiraba, para determinar su respuesta neurológica.

Afortunadamente, el doctor Sergio Juan obtuvo una de las mejores noticias de su vida: “Álvaro está viendo dibujos animados”. El galeno confesó que al leer el mensaje que le mandó su colega por WhatsApp, se le salieron las lágrimas.

Sergio reconoció el gran trabajo que hizo su compañera, una pediatra intensivista, así como el del resto del personal médico, que con sus conocimientos, lograron que el pequeño se salvara. “Sois los mejores”, concluyó.

Cargando...
Cargando...

Publicidad