NoticiasNoticias España

17 de junio de 2021

Muere ahogado un niño español de 11 años durante una excursión de colegio

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Un niño de 11 años falleció ahogado en Galicia, durante una excursión escolar. El accidente todavía está bajo investigación.

El trágico episodio ocurrió en la localidad de Carballo, La Coruña. El niño, de nombre Carlos, realizaba una excursión con su colegio en Mazaricos, en el embalse de A Fervenza.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Los niños habían ido al lugar a practicar piragüismo, actividad usual para este contingente. Según se conoce, los menores no estaban solos, situación que suele dar lugar a tragedias con niños que se aventuran a jugar en la naturaleza, sino que los acompañaban varios adultos, entre ellos el director de la escuela.

Tras terminar con la actividad, y con permiso de los adultos, un grupo de alumnos de la escuela fue a bañarse a la orilla. Y allí sobrevino la tragedia: un rato después de que los niños se hicieran al agua, Carlos no aparecía.

Según se puede reconstruir, el pequeño Carlos llegó a un pozo natural y quedó atrapado en el fango. El niño de 11 años estuvo 20 minutos perdido, y allí fue cuando, temiendo lo peor, los responsables de la excursión dieron aviso a los servicios de emergencias.

Cargando...

Publicidad

Llegaron patrullas de Guardia Civil, Bomberos y servicios sanitarios al lugar. Encontraron al niño e intentaron reanimarlo, pero todos los esfuerzos fueron en vano: Carlos se había ahogado.

El Ceip Fogar de Carballo, en consecuencia, decretó tres días de luto oficial por el fallecimiento del menor. Las autoridades locales ofrecieron sus condolencias y se pusieron a disposición de la familia.

Cargando...

Publicidad

"Consternados por la noticia, en nombre de toda la corporación queremos hacer llegar las condolencias y la solidaridad del pueblo de Carballo a la familia del niño, aun sabiendo que no hay consuelo posible", declaró el gobierno de Carballo en un comunicado por redes sociales.

Los paseos en cursos y espejos de agua siempre implican una cuota de peligro, incluso cuando se toman todos los recaudos. Días atrás, un niño de 3 años fue el único sobreviviente de una tragedia en un lago en la que perecieron sus padres, que cayeron y no consiguieron volver al bote. Puedes conocer su historia aquí, en AmoMama.

Cargando...
Cargando...

Publicidad